AméricaEuropaIGLESIA EN MOVIMIENTOObispo depredador homosexual no aparece y el Vaticano no ha entregado la documentación, confirman.

ACNseptiembre 24, 2021

A petición del abogado defensor oficial, el juicio penal contra el obispo argentino Gustavo Zanchetta , un prelado veterano que alguna vez se jactó de su amistad con el Papa Francisco, se pospuso hasta febrero de 2022, ha podido confirmar Crux .

La razón dada es el hecho de que el Vaticano supuestamente no ha proporcionado a la oficina de Enzo Giannotti el archivo canónico de la propia investigación de la Iglesia sobre el obispo, tras las denuncias de abuso sexual contra seminaristas. A través de su abogado, el prelado ha negado las irregularidades.

La prórroga fue solicitada por la defensa oficial con el argumento de que el expediente había sido solicitado tanto por la defensa como por la Fiscalía, pero aún no ha sido presentado. La investigación canónica ha sido solicitada a través de la embajada del Vaticano en Argentina.

De acuerdo con el vademécum sobre el procedimiento cuando se trata de abusos de menores cometidos por sacerdotes, publicado en 2020 por la Congregación para la Doctrina de la Fe del Vaticano, que entre otras cosas se ocupa de casos de abuso sexual, “siempre que las autoridades judiciales civiles emitan un legítimo orden ejecutiva que requiera la entrega de documentos relacionados con casos, u ordenar la incautación judicial de dichos documentos, el Ordinario o Jerarca debe cooperar con las autoridades civiles ”.

Se presume que lo mismo se aplica al Vaticano cuando las autoridades judiciales civiles solicitan documentos a través de los canales diplomáticos adecuados.

Zanchetta llegará a juicio acusado de simple abuso sexual, agravado por haber sido cometido por un reconocido ministro religioso contra GGFL y CM, dos jóvenes seminaristas en ese momento. El tribunal oculta sus identidades.

Zanchetta, quien fue designado por Francisco para la diócesis norteña de Orán, en Salta, en 2013, tuvo su renuncia aceptada por “razones de salud”, en 2017. Luego fue enviado por el pontífice a España para recibir tratamiento psicológico. Unos meses más tarde, el Papa nombró a Zanchetta para la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (APSA), que funciona como el banco central de la Ciudad del Vaticano y que administra la cartera financiera del Vaticano.

En APSA, Zanchetta se desempeñó como “asesor”, un puesto creado específicamente para él. Sin embargo, el 4 de enero de 2019, fue suspendido temporalmente del cargo en espera de que se investiguen las acusaciones de conducta sexual inapropiada con seminaristas que datan de su época como obispo diocesano.

El obispo había trabajado en estrecha colaboración con el Papa cuando el entonces arzobispo Jorge Mario Bergoglio encabezó la conferencia episcopal argentina, y Zanchetta fue uno de los primeros nombramientos episcopales de Francisco después de ser elegido para el papado.

Durante la pandemia, el prelado volvió a la oficina a pesar de que estaba siendo investigado tanto por las autoridades civiles argentinas como por el Vaticano.

Crux ha podido confirmar que Zanchetta dejó oficialmente su cargo en junio de este año y regresó a Argentina, aunque se desconoce su paradero real.

Según un comunicado del ministerio público de agosto pasado , el ex obispo de Orán fue citado bajo pena de ley y se espera que al menos 39 testigos declaren durante la audiencia. El tribunal estará compuesto por tres jueces, una mujer y dos hombres.

Aunque los documentos publicados en 2015 por El Tribuno de Salta, la capital del estado donde se encuentra Orán, hablan de dos cargos principales contra el obispo, uno de naturaleza sexual y el otro por mala gestión financiera, el nombramiento de la corte de octubre es para abordar las acusaciones. realizado por dos ex seminaristas de abuso sexual.

Los documentos vistos por Crux alegan que Zanchetta realizaba visitas nocturnas al seminario, donde observaba a los estudiantes con una linterna, se sentaba en sus camas temprano en la mañana y les pedía que le dieran abrazos y masajes.

Cuando Zanchetta fue acusado formalmente de abusar sexualmente de seminaristas en 2019, el ministerio público dijo que podría enfrentar de tres a 10 años de prisión.

 

Por Inés San Martín.
24 de septiembre de 2021.

|Jefe de la Oficina de Roma.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *