EuropaIGLESIA EN MOVIMIENTOChismes en el Vaticano

ACNseptiembre 24, 2021
Me imagino que hay muchas razones por las que los católicos (a los que me he inscrito sin mi conocimiento) están disminuyendo continuamente, en Italia y en el mundo, y en particular los practicantes; pero sospecho que si el papa Jorge Bergoglio y su secretario de Estado, Pietro Parolin, sostienen disputas del calibre de las entre Virginia Raggi y Roberta Lombardi, habría que añadir una razón más.
Para los pocos en la oscuridad, hace unos días el Papa contó a urbi et orbi las esperanzas cultivadas en el Vaticano de su muerte tras la cirugía. Ya estaban preparando el cónclave, dijo y, tras un par de días de bochorno, Parolin respondió con el mínimo de esfuerzo y la máxima actuación: no sé.Nada es tan insignificante como la verdad, al menos en este caso.
Las tramas cardinales gozan de una literatura y una mitología hundidas en los milenios y nadie se sorprenderá al imaginar a los cardenales comenzando a repartir las fichas tan pronto como Bergoglio haya cruzado la entrada del hospital. Yo, en cambio, me asombra ver a un Pontífice, el representante de Cristo en la tierra, poseedor de la infalibilidad teológica, lanzándose de cabeza a una polémica de chismes sobre su insignificante persona.
Quiero decir, Bergoglio es insignificante, mientras que Francisco I es Su Santidad, el instrumento de la voluntad divina, y no se ocupa de ciertas mezquindades humanas. Públicamente al menos, y no por hipocresía sino para permanecer en la dimensión misteriosa de lo sagrado.
Mattia Feltri.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *