CULTURA RELIGIOSAEuropaIGLESIA EN MOVIMIENTOEncontrará a Dios quien lo busca en su corazón, su alma y sus obras, asegura el Presidente católico de Hungría.

ACNseptiembre 12, 2021

El presidente húngaro presidió el Comité Social en preparación del Congreso Eucarístico Internacional (IEC) de la Iglesia Católica en su edición número 52, que tendrá lugar en Budapest del 5 al 12 de septiembre.

El presidente de Hungría Janos Ader, de 62 años, se comprometió claramente con su fe católica en el Congreso Eucarístico Mundial. «Si vive según las leyes de Dios, si pone a producir los talentos que Dios le ha dado, si no está buscando a Dios en la realidad física sino en su corazón, alma y obras, entonces también le encontrará» dijo en Fidesz – Unión Cívica Húngara frente a varios miles de participantes en el congreso en Budapest.

Su discurso dio numerosas referencias al arte, la literatura y anécdotas de su vida, Ader también explicó cómo los cristianos pueden ser socialmente activos a partir de su fe.

«Los católicos no deben permanecer pasivos en su búsqueda de Dios y su ayuda», advirtió Ader. «Todos recibimos señales de Dios. Solo depende de nosotros si consideramos esto como una coincidencia o vemos la enseñanza y la obra de Dios en ella».

El político informó sobre un ejemplo de un proyecto de ayuda para niños que han quedado huérfanos debido a la pandemia. En vista del trágico destino de estos niños, la idea de una fundación nació junto con su esposa. No se podía reemplazar a los padres fallecidos, dijo Ader. Con el nombre del sacerdote húngaro Istvan Regüczi (1915-2013), que fue huérfano y luego fundó hogares para niños, la fundación intenta ayudar a los niños al menos material y psicológicamente.

El Presidente también informó sobre una audiencia con el Papa Francisco en septiembre de 2013, en la que le habló del trabajo sobre el posterior ciclo social y ambiental «Laudato si». Ader presentó toda la «Oración por nuestra Tierra» contenida en la carta de instrucción papal de 2015 y enfatizó particularmente una frase de ella, según la cual las personas «están profundamente conectadas con todas las criaturas en nuestro camino hacia tu luz infinita».

En su testimonio de fe, Ader también leyó un poema del poeta Attila Jozsef con el título «Dios siempre estuvo a mis espaldas». Está contenido en un volumen «La vista al cielo – La presencia de Dios en la poesía húngara», editado por el presidente. En otro pasaje de su discurso, Ader presentó sus pensamientos sobre el «Cristo de San Juan de la Cruz» de Salvador Dalí.

El presidente húngaro presidió el Comité Social en preparación del Congreso Eucarístico Internacional (IEC) de la Iglesia Católica en su edición número 52, que tendrá lugar en Budapest del 5 al 12 de septiembre. El testimonio de Ader fue uno de los aspectos más destacados del «Día de la Fe» durante el congreso, en el que los cardenales de Praga y Zagreb, Dominik Duka y Josip Bozanic, también hablaron a los participantes del encuentro eclesial internacional el viernes en el «Hungexpo», centro de exhibición. El presidente de la Comisión de Obispos de la UE COMECE, el arzobispo de Luxemburgo, el cardenal Jean-Claude Hollerich, celebró un servicio.

Hoy domingo, el gobierno húngaro encabezado por el presidente Ader y el primer ministro Viktor Orban se reunirá con el Papa Francisco. El jefe de la iglesia asiste a la celebración de la misa de clausura del congreso mundial para una breve visita de siete horas a Budapest.

El Papa también se reúne con los obispos del país y representantes de otras iglesias cristianas y comunidades judías en Hungría. A la hora del almuerzo, celebra el servicio de clausura de IEC al aire libre en la Heldenplatz de Budapest, antes de volar a la vecina Eslovaquia para una visita de tres días.

La última visita de un Papa a Hungría fue hace 25 años. En 1996, san Juan Pablo II estuvo en Pannonhalma y Györ. Con Francisco, por primera vez en dos décadas, un Papa volverá a participar personalmente en el Congreso Mundial Eucarístico, que, aparte de los tiempos de pandemia, es uno de los eventos internacionales masivos regulares de la Iglesia Católica después de las Jornadas Mundiales de la Juventud.

Los encuentros deben sensibilizar sobre la importancia central del sacramento de la Eucaristía en la vida y misión de la Iglesia Católica y promover su comprensión en la Iglesia local y universal. Desde finales del siglo XIX, los congresos se han celebrado en diferentes lugares, más recientemente cada cuatro años. La reunión en Budapest se había pospuesto de 2020 a 2021 debido a la pandemia.

 

Kath/InfoCatólica

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *