¡VA ESPAÑA!EuropaIGLESIA EN MOVIMIENTOSiguen las historias sobre el joven obispo que dimitió: que previamente habló con Francisco, que influencia demoníaca…

ACNseptiembre 9, 2021

Siguen apareciendo nuevos datos sobre la extraña renuncia de Xavier Novell como obispo de Solsona y todo lo que ha rodeado a un caso en el que está presente una mujer con la que el prelado se ha ido a vivir, una posible influencia demoniaca en el religioso y hasta la implicación del Papa Francisco para intentar ayudarle.

Según informa José Beltrán en La Razóneste verano Xavier Novell se entrevistó al menos una vez con el Papa Francisco para hablar cara a cara sobre su renuncia como obispo. El prelado catalán le habría expuesto los motivos por los que había decidido irse.

Este tipo de reuniones no son habituales, lo que pondría de manifiesto una vez más la excepcionalidad del caso de Novell, que con 52 años aún le hubieran quedado 23 antes de tener que presentar la renuncia al Papa.

Pero Xavier Novell no ha querido aceptar, como en otros casos de obispos que han querido renunciar anticipadamente, un tiempo de oración y reflexión para madurar su decisión, sino al contrario, habría insistido en acelerar cuanto antes el proceso para seguir su relación con Silvia Caballol, psicóloga de 38 años, divorciada, madre de tres hijos y autora de novelas de temática erótica.

Un caso excepcional

Según se añade en La Razón, en el caso de Novell, al no tratarse de una jubilación episcopal al uso, desde la Santa Sede podrían haberle solicitado que no utilice las insignias episcopales y que se muestre prudente en su nueva vida. Esto se traduce en guardar silencio y no exponerse mediáticamente.

Pero además, la Iglesia se habría puesto a disposición de Novell para ayudarle tanto con un acompañamiento espiritual como psicológico.

El diario también informa que Novell habría gestionado su expediente personalmente y directamente en Roma, sin pasar por la Conferencia Episcopal Española.

Por otro lado, lo extraordinario del caso de Novell llega a afectar al Vaticano ya que en caso de que solicitara su dispensa del estado clerical, algo que es bastante factible, varios canonistas considerarían que la decisión dependería directamente del Papa ya que al tratarse de un obispo esta posibilidad no se encuentra contemplada en el canon.

ReL.

Omella afirma que «no sabía nada» de la renuncia de Novell: «Comparto el dolor de toda su familia».

Omella durante la presentación del documento episcopal este jueves en la Calle Añastro

Omella durante la presentación del documento episcopal este jueves en la Calle Añastro

09 septiembre 2021.

El cardenal Omella, arzobispo de Barcelona y presidente de la Conferencia Episcopal Española, ha sido el primer obispo en hablar públicamente sobre la sorprendente y extraña renuncia de Xavier Novell como obispo de Solsona.

Lo ha hecho en un corrillo con los periodistas tras la presentación del documento Fieles al envío misionero, que recoge las orientaciones para el próximo quinquenio. Y sus palabras tienen relevancia por dos aspectos: presidir el órgano de los obispos y ser el arzobispo de la mayor diócesis de Cataluña.

De este modo, Omella ha pedido que se respete la intimidad de Xavier Novell y, tal y como recoge Alfa y Omega”, ha añadido: “me duele que la gente inventa y va haciendo un relato un poco morboso. Hay que respetar la intimidad y no hacer una novela morbosa y machacar a las personas”.

Sobre la renuncia en sí, el cardenal ha sido claro y no ha querido entrar en detalle: “el tema del obispo es muy fácil: yo no sabía nada, me ha sorprendido el hecho, como a todo el mundo”. También ha salido así al paso de los comentarios que “me atribuyen –agregó- a mí como cardenal alguna responsabilidad porque pertenezco a la Congregación de Obispos”.

Por otro lado, el cardenal Omella ha asegurado compartir “el dolor de toda su familia, de la Iglesia Solsona, que también han quedado tocados, como el Episcopado de Cataluña, puesto que la Iglesia de Cataluña ha caminado muchos años junto a él”.

Además, ha confirmado que envió a Novell un correo ofreciéndole en nombre de la Iglesia ayuda en lo que pudiera necesitar. “Me contestó con un ‘gracias’ por esa oferta”, ha indicado el arzobispo de Barcelona.

Por último, Omella quiso recalcar la necesidad de “valorar a tantas personas que lo están haciendo bien” como “tantos obispos, tantos sacerdotes y tantos cristianos que están viviendo con fidelidad, aunque todos nos sabemos pecadores y pedimos perdón”.

 

ReL.

09 septiembre 2021.

 

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *