VIDA Y FAMILIACumplen 50 años los «Encuentros, Convicciones y Decisiones» (ECYD): una alianza del adolescente con Cristo.

ACNseptiembre 2, 2021

Ahora que se acerca la celebración de los 50 años del ECYD (Encuentros, Convicciones y Decisiones) , ofrecemos esta breve entrevista con Guillermo Campillo, laico consagrado del Regnum Christi, que nos comparte su experiencia sobre la pastoral de adolescentes.

¿Cuál es el papel que juega ECYD en la evangelización y en la formación de apóstoles en los adolescentes?

Sin duda la adolescencia es un periodo crucial en el desarrollo de cualquier persona y también es un momento muy propicio para reafirmar la propia identidad. Por lo tanto, cuando un adolescente descubre a un Jesús amigo que le ama con un amor incondicional y que le invita a una gran misión, su vida cambia.

Cada vez es más notorio ver a jóvenes muy lastimados, familias muy lastimadas; mucho de esto radica en lo que vivieron durante su infancia y adolescencia y por lo tanto creo que el ECYD es un medio para que muchos adolescentes se encuentren con ese Jesús amigo y con la razón de su existencia, que tienen una misión en esta vida.

¿Cuál es el fruto de la formación que tienen los adolescentes en el ECYD?

La alianza que se hace con Cristo y la alianza que se hace con muchos más adolescentes y formadores va ayudando al adolescente a madurar en la autenticidad de su vida cristiana y salir de si mismo para aportar el don que es en su entorno.

¿Qué se necesita para hacer un ECYD atractivo a los adolescentes?

Creo que la cercanía de los formadores con los adolescentes y como propician un ambiente que les ayude a encontrarse con Jesús, a tener amistades mas profundas entre ellos, a despertar la iniciativa apostólica al constatar las necesidades de tantas personas y darse cuenta de lo que están llamados a aportar en este mundo, son aspectos que ayudan a que se viva un ECYD alegre, dinámico, divertido, atractivo, auténtico. Por ello creo que la gran clave son los responsables del ECYD y los formadores adultos que los acompañan y forman en su misión.

¿Cómo nos podemos dar cuenta de que el ECYD en la localidad está cumpliendo con su misión?

Mediante la experiencia que van haciendo los adolescentes del amor de Dios y cómo van construyendo una relación cada vez más profunda con Jesús amigo, creo que este es un rasgo característico.

También es importante voltear a ver el corazón de apóstol que se va formando y la capacidad de los adolescentes de responder con iniciativa y creatividad a las necesidades que ven en la sociedad. No tendrán la respuesta a todas las situaciones, pero podrán aportar algo de esa respuesta.

Un tercer rasgo que suele distinguirse es el sentido de comunidad que se vive y las amistades que se van generando. El ECYD es un lugar donde se valora y se acoge al otro, donde los adolescentes pueden ser ellos mismos y se ayudan mutuamente a crecer en la vivencia de sus ideales y de su fe.

Ahora que el ECYD está a punto de cumplir 50 años ¿Se está preparando algo especial?

¡Claro! A lo largo de 50 años el ECYD ha expresado el carisma del Regnum Christi de manera viva y original basado en esa alianza con Cristo. Por eso estamos preparando una serie de actividades para celebrar durante todo un año este jubileo tan importante para todo el Regnum Christi y para tantos adolescentes y formadores que han pasado por el ECYD.

Les recomiendo estar atentos a nuestros canales de comunicación para que puedan ser parte de esta gran celebración. ¡Será una fiesta internacional y de todo el Regnum Christi que comenzará con la solemnidad de Cristo Rey de este año!

¿Algo mas que te gustaría compartir?

En lo personal me entusiasma mucho el epílogo de los Estatutos del ECYD que me gustaría compartir porque creo que ayuda a entender lo que vive el adolescente en el ECYD y, como formadores, nos hace ver la trascendencia que tiene esta pastoral en la vida de tantas adolescentes y sus familias:

“Vivir el ECYD es hacer la experiencia de un carisma que se encarna en un estilo de vida y misión. Es la alegría que brota en el adolescente al descubrirse amado y llamado por Jesucristo; es la iniciativa y creatividad que se enciende en él al saberse en medio de una gran misión de cara a la eternidad; es lo que pasa en su interior cuando entiende que puede vivir un cristianismo auténtico y atractivo, dejando así una profunda huella en el mundo de hoy; es la fortaleza que le da ser parte de un grupo de amigos con los que comparte los mismos ideales y sobre todo su fe”.

Semblanza de Guillermo Campillo.

Es originario de Hermosillo, Sonora. Durante la preparatoria se asoció al Regnum Christi para después ser colaborador durante un año y trabajar en el ECYD de México Poniente. Se consagró el 15 de agosto del 2004 y durante los 17 años dentro de la sociedad de vida apostólica ha sido promotor vocacional, director del centro de formación de consagrados; y desde el 2015, encargado de la oficina territorial del ECYD. A partir de 1 de septiembre del 2021 es parte del Colegio Directivo Territorial de México y Centroamérica como delegado del director general de los Laicos Consagrados.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *