EuropaIGLESIA EN MOVIMIENTODecreta Francisco normas transitorias para el funcionamiento de la Basílica de San Pedro, en el Vaticano

ACNagosto 28, 2021
El Papa Francisco ha aprobado las Normas Transitorias para el Capítulo Vaticano de cara a la reforma de esta institución milenaria: el objetivo es destacar el servicio litúrgico y pastoral de los canónigos en la Basílica.

Hoy, en la memoria litúrgica de San Agustín, el Papa Francisco ha aprobado las Normas Transitorias para el Capítulo de San Pedro del Vaticano que entrarán en vigor el 1 de octubre. El objetivo es impulsar el inicio de la reforma de esta antigua institución, cuyo Estatuto está siendo revisado. En particular, se pretende relanzar el “servicio de animación litúrgica y pastoral” que hasta ahora realizaban los canónigos en la Basílica Vaticana, principalmente los domingos y días festivos.

Las nuevas normas

Según las nuevas normas, los canónigos, algo menos de 30, recibirán “un emolumento capitular no acumulable con otras comisiones u otras remuneraciones por los servicios prestados en la Curia Romana y en otras instituciones relacionadas con la Santa Sede”. Este será también el caso de los coadjutores del Capítulo, que desempeñan su labor en las celebraciones litúrgicas, en los trabajos pastorales y en otras tareas.

“La administración y gestión de las actividades económicas relacionadas con el Museo del Tesoro y la venta de objetos religiosos” se encomendará a la Fabbrica di San Pietro, “que contrata a todos los empleados del Cabildo”. El Cabildo continuará conservando y administrando “el patrimonio inmobiliario y financiero actualmente existente y las relativas anualidades”. También se establece que los emolumentos de los canónigos y asistentes en servicio “serán pagados por la Fabbrica”.

Una historia milenaria

El Capítulo de la Basílica Papal de San Pedro en el Vaticano está formado por un colegio de sacerdotes nombrados por el Papa como canónigos, así como por coadjutores. Tiene una historia milenaria. Se estableció como institución en 1053 con una bula de San León IX que confirmaba una realidad ya presente desde hace siglos en la basílica constantiniana con el servicio litúrgico y de oración realizado por monjes pertenecientes a varios monasterios. A partir del pontificado del Papa Eugenio IV (1145-1153) el Capítulo se transformó gradualmente en una comunidad autónoma, pasando de una estructura monástica a una canónica.

Los compromisos del Capítulo

Desde el principio, las actividades del Capítulo abarcaron diversos campos: desde el litúrgico hasta el administrativo, gestionando el patrimonio de la Basílica y sus iglesias filiales; desde el pastoral, con el cuidado del barrio del Borgo, hasta el lado caritativo, con diversos servicios asistenciales. Desde el siglo XVI, cuando se inició la construcción de la nueva basílica, la historia del Capítulo se entrelazó con la de la Fábrica de San Pedro, dos instituciones distintas, pero unidas en la persona del arcipreste.

Redescubrir el ministerio de la oración

En los últimos decenios -como señaló Benedicto XVI al reunirse con los canónigos el 7 de octubre de 2007- “la actividad del Capítulo en la vida de la basílica vaticana se ha orientado progresivamente hacia el redescubrimiento de sus verdaderas funciones originales, consistentes sobre todo en el ministerio de la oración (…) Esta es la naturaleza propia del Capítulo vaticano y la contribución que el Papa espera de vosotros: Recordar con vuestra presencia orante en la tumba de Pedro que nada debe anteponerse a Dios; que la Iglesia está totalmente orientada a Él, a su gloria; que el primado de Pedro está al servicio de la unidad de la Iglesia y que ésta, a su vez, está al servicio del designio salvador de la Santísima Trinidad.” La actual reforma forma parte de este camino.

Normas transitorias relativas al Capítulo de San Pedro en el Vaticano, 28.08.2021.

Para facilitar el inicio de la reforma del Capítulo de San Pedro en el Vaticano, que se está estudiando para la revisión del Estatuto, durante un año:

1. El Capítulo de la Basílica Papal de San Pedro en el Vaticano está compuesto por un colegio de sacerdotes nombrados por el Santo Padre en función de canónigos que:

para. prestan servicio de animación litúrgica y pastoral en la Basílica de San Pedro;

B. reciben un emolumento capitular que no puede combinarse con otras comisiones u otra remuneración por los servicios prestados en la Curia Romana y en otras instituciones vinculadas con la Santa Sede.

2. Los coadjutores del Capítulo son nombrados por el Santo Padre y dan su trabajo en las celebraciones litúrgicas, en las obras pastorales y en otras tareas que les encomiende el Arcipreste junto con el Capítulo. Las disposiciones del art. 1, b.

3. La administración y gestión de las actividades económicas relacionadas con el Museo del Tesoro y la venta de objetos religiosos se confía a la Fabbrica di San Pietro, que contrata a todos los empleados del Capítulo.

4. El Capítulo mantiene y administra los activos inmobiliarios y financieros actualmente existentes y los ingresos relacionados.

5. Los emolumentos de los Canónigos y Coadjutores en servicio son proporcionados por la Fábrica.

Estas reglas entrarán en vigor el 1 de octubre de 2021.

Vaticano, 28 de agosto de 2021, Memoria de San Agustín, Obispo y Doctor de la Iglesia.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *