EuropaIGLESIA EN MOVIMIENTOOPINIÓN POLÍTICAEl cardenal Parolin, secretario de Estado del Vaticano, en la mira por escándalo financiero; él autorizó pagos

ACNagosto 24, 2021

“Por razones privadas, René Brülhart ha decidido dejar el Consejo de Administración de Hypothekarbank Lenzburg AG con efecto inmediato”, según un comunicado emitido por el banco el 19 de agosto.

“El Consejo de Administración respeta su decisión personal y le agradece su cooperación confiable y competente. Hypothekarbank Lenzburg AG lamenta su dimisión y le desea a René Brülhart todo lo mejor para el futuro ”.

Brülhart ha sido miembro del directorio del banco hipotecario con sede en Lenzburg, que se especializa en el desarrollo inmobiliario, desde 2016, incluso como presidente de su Comité de Auditoría y Riesgos. La renuncia se produce casi un mes después del primer día del juicio en la Ciudad del Vaticano de 10 acusados, incluido Brülhart, en el escándalo financiero que rodea a la Secretaría de Estado de la Santa Sede.

El abogado suizo hizo su carrera como motor de la reforma financiera, supervisando la agencia de inteligencia financiera de Liechtenstein hasta 2012, cuando fue nombrado director de la AIF del Vaticano por el Papa Benedicto XVI. En 2014, el Papa Francisco lo nombró como el nuevo presidente de la agencia, y continuó en esa capacidad durante cinco años.

 

TE PUEDE INTERESAR POR ESTAR VINCULADA DIRECTAMENTE CON EL TEMA:
Director de banco suizo se retira en medio del escándalo financiero del Vaticano; está acusado de ‘violar reglas’.

 

Brülhart renunció a la AIF a fines de 2019, poco después de que la policía del Vaticano realizara redadas en las oficinas de la agencia como parte de su investigación sobre el escándalo financiero en la Secretaría de Estado de la Santa Sede.

Si bien inicialmente los funcionarios de comunicaciones del Vaticano describieron su partida como un final programado para su mandato, posteriormente se informó que estaba entre los sujetos de una investigación en curso sobre presuntos delitos financieros. Brülhart fue acusado formalmente de abuso de poder el 3 de julio.

En una declaración de sus abogados poco después de que se anunciaran los cargos, Brülhart dijo que los cargos en su contra son un “error de procedimiento”. Brülhart dijo que tan pronto como se le dé la oportunidad de ofrecer su defensa, las acusaciones en su contra “desaparecerán como niebla al sol”.

Los fiscales llevaron a cabo una investigación de dos años sobre las finanzas del Vaticano después de recibir una queja del liderazgo del Instituto para las Obras de Religión, un banco del Vaticano supervisado por la AIF de Brülhart. La denuncia se refería a una solicitud de préstamo de 150 millones de euros de la Secretaría de Estado.

Gianfranco Mammì, director general del IOR, se quejó ante los organismos financieros del Vaticano por la “opacidad” de una solicitud formal de un préstamo de 150 millones de euros de la Secretaría de Estado destinado a refinanciar una hipoteca sobre el edificio de Londres que la secretaría adquirió como parte de su compra del edificio a su antiguo administrador de inversiones, Raffaele Mincione .

En el momento de la denuncia, el IOR era la única institución financiera del Vaticano bajo la autoridad de la AIF .

En una acusación de 488 páginas contra los 10 acusados, los fiscales del Vaticano argumentaron que la AIF, bajo el liderazgo de Brülhardt, “pasó por alto las anomalías de la transacción de Londres, de la que se le informó de inmediato, especialmente considerando la gran cantidad de información adquirida como resultado de actividad de inteligencia “.

En julio, The Pillar informó que además de su rol de AIF, Brülhart tenía un segundo contrato con la Secretaría de Estado, para lo cual actuó como consultor en inversiones, a pesar del aparente conflicto de intereses que este rol podría haber creado con su rol regulador. .

Una fuente de alto rango del Vaticano le dijo a The Pillar que a Brülhart se le pagaba al menos 300.000 euros anuales por su trabajo como presidente de la AIF (posteriormente rebautizada como ASIF), una función que solo requería que trabajara el equivalente a dos días a la semana, dijo la fuente. .

La misma fuente le dijo a The Pillar que Brülhart fue contratado por separado por una cantidad similar por la Secretaría de Estado para actuar como un “asesor” en las inversiones del departamento.

Fuentes de la Secretaría de Economía y la Secretaría de Estado dijeron a El Pilar el mes pasado que los pagos de la consultoría fueron arreglados por el Cardenal Angelo Becciu, quien se desempeñó como sustituto en la Secretaría de Estado entre 2011 y 2018 y quien también se encuentra entre los imputados en la prueba financiera actual.

Una fuente importante cercana a la Secretaría de Economía le dijo a The Pillar que los pagos de la Secretaría de Estado a Brülhart no se dieron a conocer a la secretaría económica del Vaticano, que fue encargada por el Papa Francisco de reformar los procedimientos administrativos y contables del Vaticano.

Sin embargo, mientras confirmaba el acuerdo, el equipo legal de Brülhart le dijo a The Pillar que las sugerencias de que los vínculos de su cliente con la Secretaría de Estado se mantuvieron fuera de los libros son “sin fundamento e impactantes“, y negó que el acuerdo de consultoría se manejara a través de Becciu.

“De hecho, la relación contractual entre el Dr. Brülhart y la Secretaría de Estado estaba regulada por un contrato formal firmado por Su Reverendísima Eminencia el Cardenal Pietro Parolin, dijo el abogado.

Los abogados del cardenal Becciu emitieron posteriormente una declaración a The Pillar indicando que el acuerdo entre Brülhart y la secretaría había sido aprobado por Parolin.

Respecto al supuesto contrato de consultoría del señor Brülhart con la Secretaría de Estado, queremos aclarar que la referida relación financiera fue negociada por la Sección Segunda de la Secretaría de Estado, según su rol institucional, y fue debidamente autorizada y supervisada por Su Eminencia el Cardenal Parolin, sin la participación de Su Eminencia el Cardenal Becciu ”, dijeron los abogados.

El juicio del Vaticano está en curso, la próxima audiencia está programada para la primera semana de octubre.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *