VIDA Y FAMILIAManipulan a la sociedad para que acepte algo radicalmente falso y pernicioso: la Ideología de Género

ACNagosto 23, 2021

Tras consultar con todo tipo de expertos sobre la materia, Mons. Michael Burbidge, obispo de Arlington (Virginia, EE.UU), ha publicado una carta pastoral sobre la ideología de género en la que aborda especialmente la cuestión de la transexualidad y cómo se está manipulando a la sociedad para que acepte algo radicalmente falso y muy peligroso.

El obispo de Arlington (Virginia), Michael Burbidge, publicó el 12 de agosto una carta titulada «Una catequesis sobre la persona humana y la ideología de género». El propósito de la carta, explicó, es presentar «los principios de la enseñanza católica para animar a los fieles y guiarlos en la respuesta a una situación cultural cada vez más difícil»

El obispo Burbidge, de 64 años, es originario de Filadelfia, Pensilvania. Fue ordenado sacerdote de la archidiócesis de Filadelfia en 1984, y obispo auxiliar en 2002. Fue obispo de Raleigh, Carolina del Norte, entre 2006 y 2016, y ha sido obispo de Arlington desde 2016. Según su informe anual de 2020, la Diócesis de Arlington cuenta con 444.167 feligreses registrados, 70 parroquias y seis misiones, 273 sacerdotes en total, 50 seminaristas diocesanos y 64 hombres y mujeres en formación para la vida religiosa.

Mons. Burbidge habló con CWR sobre su carta sobre la ideología de género.

¿Por qué ha querido escribir esta carta?

En nuestra sociedad actual se discuten muchos temas delicados y se dicen muchas falsedades. La cuestión de la ideología de género es muy delicada y afecta a las parroquias y a las familias. Creo que es importante en este momento enseñar la verdad de cómo Dios nos creó en el amor, y equipar a los fieles para que sean capaces de entender y explicar a otros lo que Jesús enseñó. Este documento es un recurso catequético, y busca proclamar la verdad con caridad y claridad.

¿Qué tipo de reacción ha recibido?

En general, he recibido muchas palabras de agradecimiento. Nuestra gente entiende que es un documento que ha sido producto de muchas consultas y que está bien pensado; hemos recibido aportaciones de personas con gran experiencia. Nuestros feligreses han compartido la carta con familiares, amigos y colegas, incluso con aquellos que no están de acuerdo.

La mayoría de los comentarios que he recibido han sido positivos, pero cuando se habla y se enseña la verdad en un área tan sensible, algunas personas van a ser críticas. Hay quienes dicen erróneamente que este documento discrimina a ciertas personas y no respeta su dignidad humana. Pero el documento es compasivo en todo momento, insistiendo en que toda persona ha sido creada a imagen y semejanza de Dios. No puede haber lugar para la intimidación o el ostracismo de las personas. Queremos ayudar a los necesitados; como dice el Papa Francisco, queremos acompañarlos.

Un porcentaje extremadamente pequeño de la población se identifica como «transgénero». ¿Por qué cree que el tema ha generado tanta atención en los medios de comunicación y entre los funcionarios electos?

En nuestra época, y en la sociedad en la que vivimos, a la gente le cuesta aceptar la verdad absoluta. Ven mucho más conveniente seguir las encuestas y lo que es más popular, y evitar la confrontación o incluso el desacuerdo respetuoso.

Supongamos que una persona que cree estar «en transición» hacia el sexo opuesto acude a usted para pedirle consejo pastoral. ¿Qué cree que le diría?

Empezaría reafirmando el amor que Dios tiene por esta persona, y le recordaría que es un hijo amado de Dios. Luego escucharía su historia, para saber más sobre él. A continuación, de forma compasiva y cariñosa, le explicaría a la persona lo que creemos y por qué es verdad. Puede llevar tiempo, pero haría lo que pudiera para ayudar a la persona a abrazar lo que es verdad.

Cuando negamos la verdad, no encontramos la felicidad ni la paz.

¿Qué podría decir a los padres u otros familiares o amigos de esa persona?

Nuestro documento se dirige directamente a los padres y familiares. Les pedimos que reafirmen el amor que Dios tiene por la persona, y que ellos tienen por ella como miembros de la familia, y que le apoyen de manera que le ayuden a entender quiénes son a los ojos de Dios, y qué es lo verdadero y real. Tienen que acompañar a esa persona y ayudarla a abrazar lo que es verdadero.

¿Cuál fue su proceso de investigación y redacción de esta carta?

Me llevó mucho tiempo. Cuando se elabora un documento como este, uno se rodea de personas expertas en el tema, incluyendo buenos teólogos, filósofos y eruditos. Reunimos un buen equipo para escribir este documento, redactamos numerosos borradores, en busca de la mejor redacción para lograr nuestro objetivo final, enseñar la verdad en la caridad. Aunque no mencionaré a personas concretas de nuestro equipo, diré que, en última instancia, como obispo y principal profesor y catequista de la Diócesis de Arlington, es mi documento.

También puedo asegurar a nuestros lectores que se trata de un documento de discernimiento en oración. Rezamos: «Señor, cuando emitamos este documento, queremos que sea Tu Palabra la que se pronuncie».

¿Cómo contrarresta la Sagrada Escritura la ideología de género?

Nos dice que Dios nos creó hombre y mujer, que los hombres y las mujeres se complementan, y que en la Sagrada Unión del matrimonio pueden cooperar en la creación de una nueva vida.

Además de la creencia de que las personas pueden elegir su género, hay quienes creen que hay docenas de géneros, a menudo basados en las atracciones sexuales transitorias de cada uno.

Una vez que se niega la verdad y lo que es real, se llega a extremos de todo tipo. No hay límite para el error que se deriva de la ideología de género.

¿Qué daño cree que hace la ideología de género a la sociedad?

Si negamos que hay un Dios que nos creó en un momento del tiempo como su hijo amado, cuando no aceptamos quiénes somos y cómo nos creó Dios como hombre o mujer, rechazamos todo lo que fluye de eso, y todo lo que Dios enseña. El error no puede traer la paz o la felicidad en la vida de uno.

La aceptación de la ideología de género aumenta las luchas de uno, y no mejora las cosas. No afirmes lo que es falso. Responde con la verdad.

¿Cree que sería una buena idea volver a referirse al sexo masculino o femenino, que sugiere permanencia, en lugar de utilizar el término «género», que sugiere fluidez o algo susceptible de ser cambiado?

La realidad o la verdad es de lo que estamos hablando, y está en el centro. Creo que eso es lo que tenemos que entender.

¿Ha observado algún efecto de la ideología de género en la diócesis de Arlington?

Muchos de nuestros feligreses tienen hijos en la escuela pública, donde se les adoctrina para que acepten ideas opuestas a las expresadas en este documento. Los párrocos me transmiten la preocupación de los padres, diciéndoles: «Esto es lo que acaba de votar el consejo escolar, o nuestra escuela acaba de adoptar este nuevo plan de estudios».

Les decimos a nuestros padres que no será fácil. Pero no podemos permanecer en silencio. Debemos defender la verdad y lo que es correcto. Este documento es una respuesta a las peticiones de nuestros padres.

Hace tan solo unos años, nunca habría pensado que llegaríamos al punto en que decir que Dios nos creó hombre o mujer sería una declaración controvertida. Pero ahora la gente en el trabajo está pagando un precio por decirlo. Es difícil de entender. Las ideas que expresa este documento son ahora contraculturales. Recomiendo a la gente que lo lea, y si quieren estudiar más, pueden leer los documentos que cita, enumerados en las notas finales.

El documento señala que el Papa Francisco está entre los que critican la ideología de género.

Sí. Se ha mostrado firme en esta cuestión, y dice exactamente lo que decimos en este documento. Es triste que a los niños se les enseñe algo diferente. Creo que este documento se hace eco de la manera de enseñar del Papa Francisco, y expresa la verdad con amor y compasión.

 

CWR/InfoCatólica.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *