EL MUNDOOPINIÓN POLÍTICAAfganistán, los nuevos dueños de la red: los talibanes transformaron las redes sociales en un medio de control

ACNagosto 22, 2021

Un video muestra a un funcionario talibán tranquilizando a los trabajadores sanitarios diciéndoles que no serán despedidos. En otro, hay militantes que les dicen a los sijs, un grupo religioso minoritario, que el régimen les garantizará libertad y protección. Otros videos intentan insinuar que ahora se está aplicando la legalidad en Kabul, mostrando a milicianos talibanes con armas en la mano manteniendo a raya a ladrones y saqueadores. Los talibanes, que prohibieron Internet la primera vez que tomaron el control de Afganistán, han convertido las redes sociales en una herramienta muy eficaz para domesticar a la oposición y difundir sus mensajes. Ahora que han tomado firmemente el control del país,

© Proporcionado por La Repubblica

 

Las imágenes de paz y estabilidad proyectadas por el nuevo régimen contrastan fuertemente con las escenas que han recorrido el mundo, las de la caótica evacuación estadounidense del aeropuerto de Kabul o las imágenes de golpizas y disparos a manifestantes. Son la demostración de las habilidades digitales que los militantes islámicos han perfeccionado durante años de guerra de guerrillas y te permiten hacerte una idea del uso que podrían hacer de estas herramientas para gobernar Afganistán, sin comprometer sus preceptos religiosos y su propensión a la violencia. .

 

Las redes sociales afganas probablemente no sean un buen indicador de la opinión pública, dado que muchos de los opositores a los talibanes y partidarios del gobierno respaldado por Estados Unidos se han ocultado, pero los talibanes ya se han manifestado, con una campaña social en los últimos tiempos. semanas que probablemente ayudaron a empujar a los militares de las fuerzas de seguridad afganas a deponer las armas, para poder vender su mensaje de manera efectiva. “Se dieron cuenta de que para ganar la guerra tenían que presentar historias y narrativas”, dice Thomas Johnson.Profesor de la Escuela de Posgrado de la Marina de los Estados Unidos en Monterey, California. “En las zonas urbanas, todos los afganos tienen un teléfono inteligente y esta herramienta resultará muy útil. Utilizarán las redes sociales para decirles a los afganos qué hacer”.

 

En Internet, los estudiantes coránicos tendrán que enfrentarse, al menos en parte, a las mismas tácticas que utilizaron para cimentar su poder, como ha sucedido con movimientos como la Primavera Árabe y otros, que utilizaron las redes sociales para organizar y convocar manifestaciones. Las nuevas restricciones a las comunicaciones entre Afganistán y el resto del mundo ayudarán a los opositores de los talibanes a denunciar cualquier atrocidad y construir un consenso para la resistencia. Hashtags como #DoNotChangeNationalFlag (no cambies la bandera nacional) ya se están extendiendo, con apoyo proveniente tanto del interior como del exterior.

 

Los talibanes respondieron a estos llamamientos a la movilización y a los informes de represión y represalias por parte de los milicianos victoriosos, con mensajes que subrayaban el deseo de paz y unidad. Los estudiantes coránicos presentan a los estadounidenses y otros extranjeros como la causa fundamental de años de conflicto, un concepto que han enfatizado utilizando imágenes alarmantes del aeropuerto de Kabul durante la semana pasada. Cuando comenzaron a circular fotos de refugiados desesperados aferrados a aviones, una de las personas influyentes más famosas a favor de los talibanes, Qari Said Khosty, adoptó un tono de dolorosa solidaridad.


Vídeo: Afganistán, los talibanes siguen disparando contra la multitud (Mediaset)

Lettore video di: Mediaset (Informativa sulla privacy)

“Lloré mucho al ver su situación. Y durante veinte años hemos estado llorando por ustedes, los amigos de la ocupación. Les dijimos que Tommy Ghani los traicionaría”, escribió en una publicación de Twitter, utilizando “Tommy”, un jerga para alguien que adopta estilos y costumbres occidentales, para referirse a Ashraf Ghani , el presidente afgano que huyó del país esta semana. “Te hemos perdonado, lo juro por Alá. No queremos esta situación. Por favor, regresen a sus hogares”.

 

Sin embargo, en general, los talibanes (un grupo que fue famoso por las ejecuciones en público, a veces por lapidación, cuando estuvieron en el poder entre 1996 y 2001) intentan transmitir mensajes optimistas. Periodistas militantes recorren las calles de las ciudades recién conquistadas micrófono en mano para filmar videos que muestran un tímido consentimiento de la población. “Los talibanes no necesitan publicar videos que recuerden a la gente su brutalidad”, dijo Benjamin Jensen , investigador del Atlantic Council. “La población ya lo sabe. Lo que necesita son imágenes que demuestren que son capaces de gobernar y unir al país”.

 

Los talibanes pueden publicar casi cualquier cosa que quieran en línea. Si bien persisten los bloqueos en las principales plataformas sociales como Facebook y YouTube, han surgido decenas de nuevas cuentas. Los esfuerzos de la milicia se centraron en Twitter, donde la organización extremista no fue prohibida directamente. Algunos opositores al nuevo régimen han pedido la movilización, mientras que otros han guardado silencio y han limpiado sus cuentas de materiales que podrían ponerlos en peligro. Una futbolista advirtió esta semana a sus excompañeras que eliminen las fotos. Facebook y Twitter han anunciado que están tomando medidas para proteger las cuentas.

 

Un profesor de la Universidad de Nangarhar en Jalalabad, que pidió permanecer en el anonimato, dijo que muchos de sus estudiantes que habían participado en movilizaciones contra los talibanes han desactivado sus cuentas de redes sociales. La generación nacida después de la caída del primer régimen talibán tiene toda una vida de evidencia digital que ocultar, agregó. El Afganistán de hoy está muy lejos del de 1996-2001, cuando se prohibió Internet. Bajo el gobierno pro-estadounidense, el país se llenó de torres de telefonía móvil. Las personas que usan teléfonos celulares pasaron de solo 1 millón en 2005 a más de 22 millones en 2019, según Statista, una firma de investigación de mercado. Los expertos estiman que alrededor del 70 por ciento de la población tiene acceso a un teléfono móvil.

 

Hoy en día, sin tiempo disponible y sin ayuda externa, no sería fácil para los talibanes bloquear mensajes del exterior como lo hacen China y Rusia. Entonces, en lugar de cancelar y prohibir, inundaron las redes sociales con sus mensajesLos estudiantes coránicos no tardaron en comprender que Internet puede representar una nueva herramienta de propaganda, una extensión de los mensajes escritos y las radios de guerrillaSe han convertido en expertos en restaurar sitios web después de que los servicios de alojamiento los eliminaran y, a menudo, han experimentado con técnicas como el bombardeo de SMS. Un informe demostró su capacidad para usar hashtags de tendencias para intimidar a los votantes durante una elección en 2019.

 

En las últimas semanas, para legitimarse en el exterior, los talibanes han difundido mensajes en inglés y han retransmitido conferencias de prensa en streaming. Su sitio web oficial, Al-Emarah, se publica en inglés, pashto, dari, urdu y árabe.

 

por PAUL MOZUR, TÍA UR-REHMAN.

(Traducción de Fabio Galimberti).

El artículo original se puede encontrar en https://www.nytimes.com/2021/08/20/technology/afghanistan-taliban-social-media.html

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *