EuropaIGLESIA EN MOVIMIENTOCasi medio año sin titular, arquidiócesis alemana; Francisco no ha nombrado al sucesor del que renunció por escándalos sexuales

ACNagosto 20, 2021

El Vaticano debe romper su silencio de cinco meses y aclarar rápidamente la situación en Hamburgo, ha exigido el vicario general de la archidiócesis. 

El Papa Francisco otorgó al arzobispo de Hamburgo Stephan Hesse un permiso de ausencia a fines de marzo, luego de que un informe sobre la anterior diócesis de Hesse en Colonia lo implicara en numerosos fracasos en el manejo de casos de abuso. El vicario general Ansgar Thim ha estado a cargo de la administración arquidiocesana en Hamburgo, pero el 12 de agosto declaró que la situación en la arquidiócesis se ha vuelto insostenible y exigió una rápida aclaración del Vaticano.

La arquidiócesis de Hamburgo había declarado anteriormente en su página de inicio que esperaba sinceramente que “el Vaticano no se demore mucho más en tomar una decisión”. La arquidiócesis esperaba que el Papa aceptara la renuncia del arzobispo Hesse, dijo la declaración. 

“No estoy eludiendo la responsabilidad, pero me gustaría enviar una señal clara a todos los que están en casa y en el extranjero de que las cosas no pueden seguir así”, escribió Thim en una carta a los miembros de todos los consejos arquidiocesanos de Hamburgo. No hubo más reacción del Vaticano sobre cómo deberían continuar las cosas en la arquidiócesis desde que el Papa Francisco le concedió al arzobispo Stefan Hesse un permiso de ausencia a fines de marzo, explicó Thim. Hesse, por tanto, permaneció como arzobispo y la sede no quedó vacante. 

Era imposible dirigir una diócesis durante tanto tiempo “sin ninguna reacción del Vaticano”, dijo Thim. La situación actual se ha convertido en una “prueba permanente y abrumadora”. No tenía absolutamente ninguna información sobre cuándo se podría esperar una decisión del Vaticano, dijo, pero apreciaba mucho el trabajo que estaban haciendo los consejos arquidiocesanos y estaría agradecido si continuaran a su disposición. Había notificado al nuncio apostólico, el arzobispo Nikola Eterovic en Berlín.

Después de que se hicieron las primeras acusaciones contra él en 2020, el arzobispo Hesse le escribió al Papa Francisco pidiéndole que revisara su caso. Bajo el fallecido cardenal Meisner (arzobispo de Colonia 1989-2014), Hesse fue primero su gerente de personal de 2003-2012 y luego vicario general de 2012-2014. El Papa Francisco lo nombró arzobispo de Hamburgo en 2015.

El tan esperado informe de 800 páginas sobre el manejo de casos de abuso clerical en la arquidiócesis de Colonia se publicó el 18 de marzo de este año. En él, Hesse fue acusado de 11 incumplimientos del deber en la forma en que se ocupó de tales casos, y ofreció debidamente al Papa su renuncia. El 29 de marzo, la arquidiócesis de Hamburgo anunció que el Papa Francisco había concedido a Hesse un permiso de ausencia por un período indefinido, pero había dejado abierta la cuestión de si aceptaba la oferta de Hesse de dimitir. El plazo de tres meses para la aceptación de dicha oferta, prescrito por el derecho canónico, ha pasado desde entonces. 

El arzobispo católico de Hamburgo Stefan Hesse, fotografiado aquí en marzo de este año.
dpa / Alamy

 

por Christa Pongratz-Lippitt.

the tablet.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *