VIDA Y FAMILIAAvanza la Dictadura LGBTIQ: la Asociación Médica Estadounidense pide eliminar el sexo de certificados de nacimiento

ACNagosto 17, 2021

La degeneración de la civilización occidental está alcanzando niveles que rozan el esperpento. El último escalón de esa escalera hacia el abismo lo ha protagonizado la Asociación Médica Estadounidense (AMA) al pedir que se elimine el sexo de los certificados civiles de nacimiento.

La AMA pide eliminar el sexo como designación legal en la parte pública de los certificados de nacimiento. Exigirlo, aseguran, puede dar lugar a discriminación y a una carga innecesaria para las personas cuya identidad de género actual no coincide con su designación al nacer, concretamente cuando se inscriben en la escuela, en competiciones deportivas, cuando adoptan, se casan o solicitan registros personales.

Los autores del informe señalan que la designación del sexo de una persona al nacer seguiría presentándose en el Standard Certificate of Live Birth de EE.UU. para uso médico, de salud pública y estadístico exclusivamente.

El doctor Willie Underwood III, autor del informe, explicó que el certificado estándar es fundamental para recoger y procesar datos de manera uniforme, debido a que el gobierno emite certificados de nacimiento a los individuos. Pero a la vez recuerda que 48 estados (Tennessee y Ohio son las excepciones) y el Distrito de Columbia permiten que las personas modifiquen la designación de su sexo en el certificado de nacimiento para reflejar su identidad de género, aunque sólo 10 estados permiten una designación de género neutro, normalmente «X», en los certificados. El Departamento de Estado no ofrece actualmente la opción de una designación de género neutra en los pasaportes estadounidenses.

«Asignar el sexo utilizando variables binarias en la parte pública del certificado de nacimiento no reconoce el espectro médico de la identidad de género», dijo Underwood, y puede utilizarse para discriminar.

El doctor Jeremy Toler, delegado de GLMA: Health Professionals Advancing LGBTQ Equality (Profesionales de la salud que promueven la igualdad LGBTQ), dijo que los transexuales, las personas de género no binario y los individuos con diferencias en el desarrollo del sexo pueden verse en desventaja por la etiqueta de sexo en el certificado de nacimiento.

«Desgraciadamente, seguimos viviendo en un mundo en el que, en muchos casos, no es seguro que el género de una persona varíe del sexo asignado al nacer», dijo Toler.

El hecho de no incluir estos datos en el formulario de uso generalizado reducirá la confianza innecesaria en el sexo como sustituto del género, dijo, y «servirá de normalizador», ya que las políticas difieren según el estado.

Un cirujano estético en contra

El doctor Robert Jackson, delegado suplente de la Academia Americana de Cirugía Estética, se pronunció en contra de la medida:

«Nosotros, como médicos, tenemos que informar con precisión. Durante toda la carrera de medicina, la residencia y la formación en la especialidad se supone que debemos delegar todos los hallazgos físicos del paciente que estamos atendiendo. Creo que cuando el niño nace, tiene características físicas, ya sean masculinas o femeninas, y creo que eso debería figurar en el registro público. Es sólo mi opinión personal».

La doctora Sarah Mae Smith, delegada de California, hablando en nombre de la Sección de Mujeres Médicas, dijo que eliminar la designación de sexo es importante para avanzar hacia la equidad de género.

«Tenemos que reconocer que el género no es un binario, sino un espectro. Obligar a nuestros pacientes a pasar por numerosos aros administrativos para identificarse como quienes son basándose en un sexo asignado al nacer principalmente en los genitales no sólo es innecesario sino activamente perjudicial para su salud».

La raza era pública en los certificados de nacimiento

Señaló que el informe menciona que la raza de los padres de una persona solía incluirse en la parte pública del certificado de nacimiento y que se reconocía que esa información a veces conducía a la discriminación.

«Afortunadamente, se hizo un cambio para obviar al menos esa vía de prácticas discriminatorias», dijo. «Ahora, igualmente, la información sobre el sexo asignado al nacer se está utilizando para socavar los derechos de nuestros pacientes transgénero, intersexuales y no binarios».

La doctora Arlene Seid, delegada suplente de la Asociación Americana de Médicos de Salud Pública, dijo que la resolución protege los datos «sin la discriminación asociada a los datos individuales».

El sexo ya no tiene un papel en los trabajos que realiza la gente, señaló, y la designación no debería tener que ser evaluada para algo como una entrevista de trabajo, dijo.

«Nuestra sociedad no lo necesita a nivel individual para la mayor parte de lo que ocurre en la vida pública», aseguró Seid.

Médicos al servicio del totalitarismo del Nuevo Orden Mundial

En conclusión, la principal asociación de médicos de Estados Unidos se ha puesto al servicio de una ideología que ignora por completo la ciencia médica, la biología, la ley natural y el sentido común, pretendiendo que el trastorno mental conocido como disforia de género no solo se normalice dejándolo de tratara como una patología siquiátrica, sino que afecte a la totalidad de la población en documentos legales tan elementales como los certificados de nacimiento.

 

Webmd/InfoCatólica.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *