EL MUNDOAfganistán…una vez más de los talibanes. Nadie ha podido derrotarlos.

ACNagosto 16, 2021

El domingo los talibanes completaron la conquista de Afganistán, tomando el control de la capital Kabul y su palacio presidencial, desde donde realizaron su primera conferencia de prensa a cargo de nuevos líderes del país transmitida exclusivamente por Al Jazeera . Entraron en la ciudad sin encontrar resistencia, aprovechando la rendición de las fuerzas de seguridad afganas y la fuga del presidente Ashraf Ghani, quien se fue apresuradamente tras prometer hasta el día anterior que Kabul no se rendiría.

Afganistán ha vuelto así a ser gobernado por los talibanes, como entre 1996 y 2001, cuando su régimen fue derrocado por la intervención militar estadounidense tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y Washington. En ese momento, los talibanes fueron acusados ​​de dar refugio a los terroristas de Al Qaeda, autores de los atentados, la misma acusación que se les hace hasta hoy.

La entrada de los talibanes en Kabul fue bastante ordenada, aunque provocó escenas de pánico en la ciudad. Los talibanes aparecieron fuera de la capital el domingo por la mañana después de conquistar rápidamente todas las demás ciudades importantes del país, diciendo que no entrarían de inmediato para darle tiempo al gobierno de Ghani para rendirse y negociar la transición. Sin embargo, en cuestión de horas quedó claro que no habría necesidad de negociar nada. El gobierno se derrumbó, Ghani tomó un avión con su familia y sus colaboradores más cercanos y huyó del país, y las fuerzas de seguridad de la ciudad abandonaron sus puestos, muchas veces se quitaban los uniformes y se vestían de civil para no ser reconocido y no sufrir la violencia. represalias de los talibanes.

Escenas de desesperación se vieron especialmente en los centros de expedición de visas de la ciudad, donde muchas personas acudieron el domingo para tratar de obtener los documentos necesarios para salir del país.

La misma confusión ha surgido en el aeropuerto internacional de Kabul, donde la evacuación del personal diplomático y de los extranjeros que habían permanecido en Kabul se ha estado realizando durante horas. Varios videos que circularon en las redes sociales mostraron cómo miles de personas fueron al aeropuerto tratando de abordar un avión, muchas veces sin éxito. De hecho, desde ayer se han suspendido todos los vuelos civiles y solo se permiten los militares. Muchos afganos que habían trabajado con extranjeros en la guerra contra los talibanes en los últimos años, especialmente intérpretes, han permanecido sobre el terreno, ya que hasta ahora se ha dado prioridad a los ciudadanos extranjeros. Los ciudadanos italianos fueron evacuados el domingo por la noche.

El lunes por la mañana, los soldados estadounidenses dijeron que se habían visto obligados a realizar algunos disparos al aire para evitar que afganos desesperados en el aeropuerto intentaran abordar un avión militar desordenadamente.

 

Mientras tanto, después de la conferencia de prensa del domingo por la noche en vivo desde el palacio presidencial, los talibanes lanzaron un nuevo video que promete “serenidad” para la nación. El subjefe del grupo, Mullah Baradar Akhund, dijo que “intentaremos hacer todo lo posible para mejorar las vidas” de todos los afganos.

La toma de Kabul por los talibanes se produjo muy rápidamente, pero para muchos analistas no fue una sorpresa . El momento más importante fue sin duda el acuerdo de paz alcanzado el año pasado entre la administración estadounidense de Donald Trump y los talibanes, que entre otras cosas preveía la completa retirada de los soldados estadounidenses de Afganistán, es decir, de la guerra más larga jamás librada. Estados Unidos (20 años). La actual administración de Joe Biden había pospuesto la jubilación completa durante unos meses, fijándola el 11 de septiembre de 2021.

Con la retirada progresiva de los soldados estadounidenses, los afganos se encontraron de la noche a la mañana sin apoyo aéreo, fundamental en muchas de las operaciones militares llevadas a cabo contra los talibanes, y sin miles de contratistas que operan en el sector logístico para operar. Los Estados habían suministrado a Afganistán. Las fuerzas de seguridad afganas, mal entrenadas, mal armadas y mal pagadas, se habían derrumbado gradualmente, favoreciendo el avance de los talibanes. Finalmente, hubo una seria incapacidad del gobierno afgano para desarrollar una estrategia efectiva, en medio de problemas crónicos de corrupción y las dificultades del gobierno para controlar todo el territorio nacional.

 

IlPost.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *