EuropaIGLESIA EN MOVIMIENTOLa “Iglesia de Salida” pierde feligreses y donantes; al orientarse a “lo social”, la gente prefiere donar dinero al Estado.

ACNagosto 15, 2021

Lo que nunca le ha faltado a la Iglesia Católica. Sin embargo, los datos empezaron a hablar de una contracción.

La historia del caso es clara: hay una disminución progresiva en el número de inscritos que optan por la “donación” anual, para usar un nombre inapropiado, a la Iglesia. Comprender las causas no es una operación sencilla. Sobre todo se puede sospechar. Entre los que se preguntan por los motivos del declive, que por ejemplo también puede deberse al clima cultural, y los que creen que todo cae dentro de una fluctuación natural, las instituciones eclesiásticas por ahora no lucen nada. Sigue siendo dinero. Y la linea del Papa Francisco es clara: en ese campo, la batalla es por la transparencia, ciertamente no por la cuántica.

En definitiva, no ha habido declaraciones públicas. Y si lo piensas, sería extraño que el Vaticano se expresara sobre un tema que es mayormente material. En cualquier caso, al interpretar los números de las estadísticas, se puede presentar una reflexión sobre el relativismo . Es una pesadilla que se viene anunciando desde hace algún tiempo, desde Joseph Ratzinger en adelante, que ciertamente puede afectar al ocho por mil.

Entendamos, no hay una brújula precisa para entender cómo avanza el avance del “relativismo” y cuánto incide esa ofensiva en las “donaciones”. Pero tal vez exista alguna forma de conexión. Porque cuanto más avanza el “ismo” en el mundo, menos cuenta la Iglesia Católica. Esto, al menos, es cierto según la mayoría de las advertencias sobre el fin o la reducción del catolicismo 

Un análisis del cariño que sienten los fieles hacia la Iglesia, por tanto de la confesión religiosa cristiano-católica, también puede pasar del examen de quienes destinan o no esa parte de los ingresos . Además, cuando aumenta la secularización, una donación favorable a la Ecclesia se percibe en diferente medida. Y cuando el ex pontífice Benedicto XVI profetizó sobre cómo la Iglesia perdería “poder”, quizás también se estaba refiriendo a temas como este.

Evidentemente, entonces, el relativismo no es el único motivo que invalida el declive. Pero la sencillez con la que se hizo esa elección hace años puede haber fallado, en parte, para ese fenómeno cultural. Llegamos a los números y su frialdad. Las estadísticas , a largo plazo, registran un descenso constante: Il Messaggero ha inmortalizado una contracción equivalente a “tres millones y medio” durante un período de nueve años. No son euros, sino “opciones”.

Al analizar las cifras publicadas en el sitio web del Ministerio de Finanzas , puede darse un capricho. Respecto a 2021 , las “elecciones válidas expresadas” fueron 17.223.272, mientras que el año pasado fueron 17.357.043. Lo que podría resultar confuso en la tendencia general. Pero luego se revela el camino tomado. Porque en 2019 hubo 17.592.274, en 2018 17.777.621, en 2017 18.688.601, en 2016 18.817.796, en 2015 18.929.936 y así sucesivamente.

Las recetas para volver a la cima no se leen. Y quizás solo sea cuestión de acostumbrarse a las nuevas medias, que en cualquier caso siguen siendo altas y no representan quién sabe qué drama. Mencionamos el “clima cultural”. Basta rebobinar la cinta unas semanas para recordar cuánto espacio había tenido la polémica en torno al Zan Bill , tras la nota diplomática de la Secretaría de Estado. Ese “quién pactó el Concordato” pronunciado por Fedez puede ser el indicador de un problema generacional.

¿Cuántos de las nuevas generaciones percibirán como normal la relación entre el Estado italiano y la Iglesia católica? ¿Es una coincidencia -esta es otra pregunta- que algunas de las personas (un millón) que han dejado de elegir el ocho por mil -como informa el citado diario- hayan comenzado a preferir al Estado como destinatario? Es una cuestión que parece preocupar al futuro más que hoy, pero que se está volviendo muy actual. Y el futuro del ocho por mil también puede depender de la respuesta.

 

Francesco Boezi.
ROMA, Italia.
IlGiornale.
15 de agosto 1971

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *