EuropaFORMACIÓN RELIGIOSAIGLESIA EN MOVIMIENTO¿Otro ‘golpe de timón’ a una decisión de Benedicto XVl, asestará Francisco? ¿Repondrá a obispo cesado?

ACNagosto 2, 2021

Parece ser que en septiembre próximo, Francisco podría “rehabilitar” a un obispo que fue cesado en su cargo por Benedicto XVl, luego de una investigación pastoral y económica que se le practicó.

Francisco no sólo se ha reunido con el obispo defenestrado por Benedicto XVl, sino que incluso ha oficiado Misa privada con él, según se ha divulgado.

Incluso en el 2015 ya se llevó a cabo una reunión privada entre Francisco y el depuesto obispo Róbert Bezák, que no fue dada a conocer en la agenda pública de la Santa Sede. Un informe posterior a ella, expresó lo siguiente:

Bezak había ido al Vaticano el 10 de abril acompañado por el cardenal Miroslav Vlk, arzobispo emérito de Praga. El encuentro, que se desarrolló en estricto secreto y para sorpresa de los medios eslovacos, duró poco más de 20 minutos según el cardenal, quien fue el facilitador del encuentro. Monseñor Vlk también había dicho a algunos medios que podría estar cerca una solución a la cuestión de Bezak. Esto ahora sería negado directamente por la Santa Sede.

“El arzobispo fue destituido del gobierno pastoral de la archidiócesis de Trnava el 2 de julio de 2012. Numerosos fieles no aceptaron voluntariamente la decisión, convencidos de que la provisión fue causada por información incorrecta o calumnias. Bezak era conocido por tener un enfoque moderno de los problemas religiosos y también lo demostró en su comportamiento y vestimenta. En diciembre de 2013 dejó Eslovaquia para trasladarse al santuario redentorista (su congregación) en Bussolengo, en la provincia de Verona.”

Adjunto la fotografía de aquél encuentro de Su Santidad con el ex obispo Róbert Bezák.

 

El obispo habrìa sido removido, se dijo en su momento, por apartarse de la doctrina de la Iglesia. Y también por señalamientos que se le hicieron y fueron investigados sobre presunto comportamiento indebido y de vínculos con personas homosexuales. Concretamente, por haber confiado los “cargos de responsabilidad a sacerdotes indignos, a veces provenientes de otras diócesis, que vivían en situaciones de abierta inmoralidad e indisciplina”: es decir, homosexualidad y concubinato.

Ahora, sin embargo, algunos ya han especulado en torno a una posible rectificación de Francisco, en favor del ex obispo Bezák, en ocasión del viaje programado para septiembre.

Por ello es que parece relevante conocer un detalle de lo que hoy lunes de divulga en Europa  sobre el particular y lo que en su momento describió a detalle el destacado vaticanólogo Sandro Magister.

JOSÉ A. PÉREZ STUART.

Analista.

A continuación, ambos informes:

 

Según “tyzden.sk”, Revista eslovaca que viene siguiendo con gran atención la visita del Papa Francisco a algunas ciudades del país cercanas a la capital Bratislava desde hace algún tiempo y programada del 12 al 15 de septiembre, el pasado 24 de junio el Santo Padre almorzaba y conversaba largamente con Mons. Róbert Bezák, definido durante años como “el arzobispo eslovaco destituido de Trnava”

“El artículo semanal especifica detalles muy significativos, incluido el hecho de que el Papa, el 24 de junio, fiesta de San Juan Bautista, también concelebraría la Santa Misa con el prelado y luego regresaría personalmente a Mons. Bezák, el anillo episcopal que hace años, el ex arzobispo de Trnava, en uno de sus muchos llamamientos para que se revisara su asunto, envió al Vaticano.

Una entrada completa y autorizada de Wikipedia dice: “El 22 de enero de 2012, la delegación encabezada por el obispo de Litoměřice Jan Baxant llegó a la arquidiócesis (Trnava) para realizar una visita apostólica. Monseñor Bezák pensó que se trataba de una respuesta a su invitación a examinar las inconsistencias en la gestión de la arquidiócesis durante el episcopado de su predecesor. Todo lo contrario. Se supo que la visita tenía como objetivo verificar las acciones de Monseñor Bezák, quien presuntamente había sido culpable de varias declaraciones contrarias a la doctrina. Ni siquiera tocar el ámbito económico Monseñor Baxant no examinó ningún documento durante la visita y no fue a verificar los hechos en los espacios de la curia arzobispal.Además, solo cuestionó a las personas elegidas de antemano y no a los representantes de las comunidades religiosas, a los representantes de las conferencias episcopales circundantes “. (Wikipedia )

“Desde el principio, una pesada cortina de confidencialidad al borde del misterio ha caído sobre la historia de Monseñor Bezák. Quizás la presencia del Santo Padre en Eslovaquia dentro de unas semanas sea la ocasión propicia para aclarar esta opaca historia de forma transparente para los propios fieles católicos eslovacos.”

IlSismografo.

ROMA, Italia.

2 de agosto de 2021.

Y A CONTINUACIÓN, LO QUE EN SU MOMENTO PUBLICÓ SANDRO MAGISTER.
LOS ANTECEDENTES:

 

El caso del “obispo de rostro humano” despedido por el Papa

En Eslovaquia monseñor Bezák tiene el apoyo de los medios de comunicación. Se le considera abierto y moderno. Pero Benedicto XVI lo ha destituido. Por mala administración de los bienes de la diócesis y por infidelidad a la doctrina y a la disciplina

de Sandro Magister


ROMA, 20 de septiembre de 2012 – A finales de la primavera pasada, un servicio de www.chiesa evaluaba los numerosos casos de obispos instados por el Vaticano a dimitir, pues ya no se les consideraba idóneos para el cumplimiento de su cargo o que, ante su rechazo a presentar la dimisión, habían sido “destituidos” del cargo personalmente por el Papa:

> Diario Vaticano / El “quien es” de los obispos que han dimitido

Pocos días después de la publicación de ese servicio, otro caso de este tipo tenía lugar en Eslovaquia.

La noticia la daba un lacónico comunicado vaticano del 2 de julio:

“El Papa ha destituido de la atención pastoral de la archidiócesis de Trnava (Eslovaquia) a S.E. Mons. Róbert Bezák, C.SS.R.”.

El arzobispo depuesto, de 52 años, redentorista, ha dejado el cargo y ha sido obligado también a residir fuera de la archidiócesis. Pero su caso está lejos de cerrarse: invade los medios de comunicación social eslovacos y divide a la opinión pública, católica y no. Intelectuales y artistas de renombre se han alineado en defensa de este “obispo de rostro humano” y, en su opinión, injustamente destituido por haber querido sacar a la luz la falta de honradez de su predecesor, Jan Sokol, que se retiró en 2009 por haber alcanzado el límite de edad.

Efectivamente, monseñor Sokol, además de estar bajo sospecha – como muchos otros – por colaboración con los servicios secretos del precedente régimen comunista, había sido embestido por un in crescendo de acusaciones referentes a la administración de los bienes de la archidiócesis, que él había puesto a su nombre y de los cuales sólo él podía disponer.

Se trataba de sumas importantes, algunos millones de euros, procedentes tanto de la devolución a la Iglesia de propiedades que habían sido confiscadas anteriormente por el régimen comunista, como de donaciones de eslovacos ricos residentes en los Estados Unidos o en otros países, como también de las ganancias resultado de inversiones financieras en el extranjero.

La fiscalía general del Estado eslovaco ha abierto un proceso contra Sokol por fraude fiscal. Y, apenas nombrado arzobispo, también Bezák se ha pronunciado  ruidosamente contra la gestión de su predecesor, llegando a testificar contra él en 2010, en una causa entre Sokol y la revista “Tyzden”, que había publicado noticias confidenciales sobre la administración de la archidiócesis.

Bezák informó tanto a la nunciatura en Eslovaquia como a la secretaría de Estado vaticana de lo que consideraba la falta de honradez de Sokol. Y pidió también una visita apostólica a la archidiócesis.

Pero obtuvo lo contrario de lo que se esperaba.

El nuncio en Bratislava, Mario Giordana, hizo las averiguaciones pertinentes, concluyendo que monseñor Sokol no se había apoderado de nada personalmente. A lo más había obrado como otros muchos obispos del ex imperio soviético los cuales, no confiando en las nuevas clases dirigentes y temiendo nuevas confiscaciones y vejaciones, ponían a su propio nombre los bienes diocesanos y las donaciones del extranjero, en cuentas lo más “protegidas” posibles, como las del Instituto para las Obras de Religión, el banco vaticano. En todo caso, hoy las autoridades vaticanas no consideran ya justificable tal comportamiento, en un marco político que ya se ha estabilizado.

Respecto a la visita apostólica, tuvo lugar la segunda mitad de enero de 2012. Pero, en lugar de dirigirse contra Sokol, se retorció contra el mismo Bezák. No sólo por desordenes administrativos, suyos esta vez, sino también doctrinales y disciplinarios.

En Roma la visita apostólica fue ordenada por la congregación para el clero, presidida por el cardenal Mauro Piacenza.

El inspector elegido fue el obispo de Litomerice, monseñor Jan Baxant, en la lindante República Checa.

Durante una semana Baxant interrogó a todos los obispos de Eslovaquia y a un gran número de testigos religiosos y laicos.

Según el informe final de la visita, Bezák, tras haber despedido a todo el personal administrativo de la archidiócesis, en el cargo con su predecesor, había confiado el ingente patrimonio diocesano a dos sociedades comerciales, Ninett y Hanalex, creadas y dirigidas por dos administradores amigos suyos, Ondrej Studenec y Anna Hušcavová, anteriormente protagonistas de una pésima gestión de los bienes de la lindante diócesis de Banská Bystrica, en la que Bezák fue párroco antes de ser promovido como arzobispo de Trnava.

Es un hecho que, en pocos meses de gestión, antes que la relación con Ninett y Hanalex se interrumpiese, estas dos sociedades habían acumulado una deuda con la archidiócesis de casi 600.000 euros, por préstamos no devueltos y ganancias no pagadas. Una deuda que las autoridades vaticanas consideran “irrecuperable”.

Pero no menos graves son los errores doctrinales y disciplinares que las autoridades vaticanas han entrevisto en monseñor Bezák.

Tras haber interrumpido las relaciones con el propio obispo auxiliar, alejando también a todos los dirigentes del gobierno pastoral heredado de Sokol – vicario general, canciller, vicario judicial, ecónomo, decanos –, monseñor Bezak había confiado los “cargos de responsabilidad a sacerdotes indignos, a veces provenientes de otras diócesis, que vivían en situaciones de abierta inmoralidad e indisciplina”. Léase: homosexualidad y concubinato.

No sólo. Bezák se habría distinguido – siempre según las autoridades vaticanas  – “por la evidente inobservancia de las normas litúrgicas, por el apoyo dado a tesis contrarias a la doctrina católica enseñada constantemente por el sagrado magisterio en temas de indisolubilidad del matrimonio, de eutanasia y del sacramento de la ordenación, con escaso respeto hacia el romano pontífice”.

Por no hablar de su “escarnio público hacia los clérigos con hábito talar”  y “por vestir hábitos seglares indecorosos también en ocasiones oficiales, como las visitas a las parroquias para impartir el sacramento de la confirmación”.

Bezák se ha lamentado, en repetidas ocasiones, que no fue informado por las autoridades vaticanas de las acusaciones reales existentes contra él, y de no haber podido explicar sus razones a los máximos responsables de la curia romana y al Papa. Por esto se ha negado a presentar su dimisión.

En realidad, al finalizar la visita apostólica de enero, el visitador Baxant lo escuchó de nuevo, presentándole las acusaciones recogidas y pidiéndole que replicara a las mismas.

El 3 de mayo, el cardenal Marc Ouellet, prefecto de la congregación para los obispos, le envió una lista de 11 preguntas referentes a la doctrina y la disciplina, a las cuales Bezák respondió por escrito, en términos muy argumentados.

Bezák se ha reunido con el nuncio en Eslovaquia en varias ocasiones.

Ciertamente, las autoridades vaticanas no han hecho público nada de todo esto. Tampoco lo ha hecho la conferencia episcopal eslovaca, alineada de forma unánime contra el arzobispo destituido.

Esto facilita que tanto Bezák como sus defensores se lamenten por la violación del derecho a la defensa, sosteniendo que el Papa habría sido “mal informado” o incluso “engañado”, transformando el caso de un único obispo “destituido” en una cuestión de mal gobierno de la Iglesia universal.

Mientras tanto, Benedicto XVI ha nombrado como administrador apostólico de Trnava, en espera de la designación del nuevo arzobispo, al auxiliar Jan Orosch.

 

OTRO ANTECEDENTE MAS: LOS PRESUNTOS MALOS RESULTADOS ECONÓMICOS DE MONSEÑOR BEZÁK:

El caso del obispo removido. Una réplica

Anna Hušcavová defiende la bondad de lo obrado por ella, como consultora administrativa de la arquidiócesis de Trnava. Pero las autoridades vaticanas mantienen firme su juicio negativo, que ha llevado a la remoción de monseñor Bezák

por Sandro Magister

ROMA, 1 de octubre de 2012 – El servicio de www.chiesa sobre la remoción del arzobispo de Trnava ha agitado enérgicamente, en Eslovaquia pero no solamente allí, la polémica encendida por la decisión vaticana:

> El caso del “obispo de rostro humano” despedido por el Papa

En particular, suscitó reacciones lo escrito por www.chiesa – al referirse a los resultados obtenidos por las autoridades vaticanas – respecto al desorden administrativo de los bienes de la arquidiócesis entregados para ser gestionados a las sociedades comerciales Ninett y Hanalex del depuesto arzobispo Róbert Bezák.

Los dirigentes de estas sociedades, Ondrej Studenec y Anna Hušcavová, han solicitado a www.chiesa una rectificación de las imputaciones que les fueron dirigidas, definidas por ambos como “falsas e infundadas”.

Anna Hušcavová ha proporcionado detalles en esta carta de su autoría, reproducida aquí en sus pasajes esenciales.

__________

Dear Mr. Sandro Magister,

My name is Anna Hušcavová and since you have published some unjustified personal accusations also against me in your article titled “The Case of the “Bishop with a Human Face” Dismissed by the Pope”, I have to reply and request you to publish an apology.

First of all, I have never been involved in any activity whatsoever in the Diocese Banska Bystrica and I have never provided any services to Diocese Banska Bystrica, directly or indirectly, or to any subject or entity controlled by Diocese Banska Bystrica.

Secondly, it is not true that S.E. Mons. Róbert Bezák, C.SS.R. had entrusted the substantial diocesan portfolio to two commercial companies, Ninett and Hanalex.

In fact, no assets whatsoever have been entrusted to the company Hanalex. The company Hanalex is a commercial company providing business consulting services. The Archdiocese of Trnava was one of the clients of the company Hanalex and this company provided the Archdiocese of Trnava with the consulting services upon duly agreed terms. All documents regarding to the provided consulting services have been duly registered and billed in accordance with the laws and regulations of the Slovak Republic in the evidence of the Archdiocese of Trnava as well as in the evidence of the company Hanalex.

Regarding the company Ninett, no substantial diocesan portfolio had been entrusted to this company. The fact is that the Archdiocese of Trnava only provided a loan to this company for two investment projects. However, the Archdiocese of Trnava is the sole shareholder of the company Ninett, what means that the Archdiocese of Trnava is exclusively entitled to decide about disposing with the whole assets of the company Ninett.

Thirdly, it is also not true that companies Ninett and Hanalex accumulated a debt with the Archdiocese of almost EUR 600,000, for loans not repaid and revenues not deposited and that this debt that is “unrecoverable”. Regarding the company Hanalex, no asset of the Archdiocese of Trnava has been entrusted to Hanalex as I mentioned before and no loan was granted to this company. The company Ninett was founded by the Archdiocese of Trnava for the purpose of realization of the project of the restaurant in the premises of Archdiocese of Trnava and for a project of soil management of the tenantless agricultural land in possession of the Archdiocese of Trnava. In case that the funds invested to these projects will be unrecoverable in future this will be caused only due to the reason that these projects have been stopped by the new management of the Archdiocese of Trnava. The amount of EUR 600,000 is made-up and untrue as well. All financial flows in the company NINETT are duly documented in its accounting records in accordance with the accounting standards, laws and regulations of the Slovak Republic.

Best regards,

Ing. Anna Hušcavová, CSc.

__________

En la carta, Anna Hušcavová defiende la bondad de lo obrado por ella – sobre lo cual www.chiesa no tiene motivos para dudar – y remite el origen de la deuda de la arquidiócesis de Trnava a la decisión del administrador apostólico que reemplazó al depuesto arzobispo Bezák de romper relaciones con las sociedades Ninett y Hanalex.

Esta reconstrucción suya de los hechos es conocida por las autoridades vaticanas. Pero ello no les ha llevado a modificar su juicio, resultado de las investigaciones que culminaron en la visita apostólica del pasado mes de enero.

Para ser precisos, la suma perdida por la arquidiócesis de Trnava llega a los 577.213,09 euros, que equivalen a un cuarto de los ingresos anuales de la arquidiócesis. A juicio de las autoridades vaticanas y del actual administrador apostólico, la responsabilidad de esa pérdida recae en la gestión de los bienes de la arquidiócesis, llevada a cabo por el arzobispo depuesto.

Ese sistema de gestión – siempre a juicio de las autoridades vaticanas – había fracasado anteriormente también en la diócesis vecina de Banska Bystrica, concluida con la venta de parte del patrimonio inmobiliario de la diócesis, para cancelar las deudas acumuladas.

Además, al confiar la gestión de los bienes de la arquidiócesis a la sociedad Ninett, asistida a su vez por la consultora Hanalex, el depuesto arzobispo de Trnava habría despojado de sus prerrogativas al consejo diocesano para los asuntos económicos, previsto por el Código de Derecho Canónico (cánones 492-493). Monseñor Bezák ni siquiera había nombrado un ecónomo, contrariando lo que prescribe el Código en el canon 494.

En consecuencia, están en conflicto los puntos de vista de Anna Hušcavová y del Vaticano. En todo caso, el desorden administrativo, investigado por la Congregación vaticana para el Clero, presidida por el cardenal Mauro Piacenza, no ha sido la única causa de la remoción del arzobispo Bezák.

Lo que le ha preocupado a las autoridades vaticanas han sido sobre todo algunas de sus posturas en el campo doctrinal y disciplinar y sus actitudes de abierta ruptura con gran parte del clero de su arquidiócesis y con todo el episcopado de Eslovaquia. Sobre este otro aspecto se ha movido la Congregación vaticana para los Obispos, presidida por el cardenal Marc Ouellet.

Sobre esto ha hecho referencia el anterior servicio de www.chiesa. Se puede agregar que también la edad relativamente joven, 52 años, de monseñor Bezák ha jugado en su contra.

El temor que una situación así deteriorada pueda prolongarse por otro cuarto de siglo, hasta que el arzobispo alcance la edad canónica de 75 años (en la que todo obispo está obligado a presentar su dimisión) indujo a las autoridades vaticanas a dar el paso decisivo.

Por eso, el 2 de julio, el papa Benedicto XVI ha “relevado” a monseñor Bezák del cuidado pastoral de la arquidiócesis de Trnava.

__________

Traducción en español de José Arturo Quarracino, Buenos Aires, Argentina.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *