COVID-19Manifestantes franceses inundan las calles, rechazan el pasaporte sanitario y piden la renuncia de Macron.

ACNjulio 31, 2021

Manifestantes en Francia inundaron las calles de ciudades y pueblos por tercera semana consecutiva, para rechazar el plan que tiene en marcha el gobierno de Emmanuel Macron, de exigir un pasaporte sanitario para participar en actividades cotidianas.

En más de 150 ciudades de Francia, este sábado 31 de julio una multitud de personas marchó bajo la consigna de “libertad” y resistió en las calles a pesar de que la policía antidisturbios intentó acorralarlos y lanzó gases lacrimógenos, según informó RT.

 

Se escucharon tambores, cánticos y la explosión de petardos en una transmisión en vivo de la manifestación masiva, según muestran los videos publicados en Twitter.

Florian Philippot, el líder del partido de los Patriotas, publicó en Twitter una foto con la siguiente leyenda: “¡Ante la enorme ola popular que ha invadido Francia hoy, un 31 de julio, Macron debe retirar inmediatamente su #PassDeLaHonte y su ley de la vergüenza! ¡Entrega o dimite!”.

 

Aprobado el pasado lunes por el Parlamento, el certificado sanitario comenzará a ser exigido a partir del 9 de agosto. Este pase de salud digital será necesario para poder ingresar  a un café o usar ciertos medios de transporte público, según informó France24.

Los individuos necesitarán la identificación para demostrar que están completamente vacunados, han resultado negativos para Covid-19 o se han recuperado del virus.

La controvertida legislación también establece la vacunación obligatoria para ciertos trabajos, por ejemplo en el rubro de la salud.

 

Desde el 21 de julio, el pasaporte sanitario es obligatorio para visitar museos, cines y otros espacios culturales con capacidad para más de 50 personas y esta actualización que hizo el gobierno, restringiría aún más la circulación de las personas.

En las redes sociales circulan los hashtags #manif31juillet y #PassDeLaHonte, con el fin de reunir a todos los que se oponen a las medidas del Gobierno para luchar contra el Covid-19.

Luego de protestas a gran escala a principios de este mes, el gobierno francés hizo varias concesiones a las reglas, incluida la reducción de las multas por violar el régimen de identificación y retrasar la entrada en vigor de la política en los centros comerciales.

En su discurso del 12 de julio, Macron anunció medidas para combatir la variante Delta del coronavirus y sostuvo que “la vacuna” contra la COVID-19 “sigue siendo la única forma de protegerse y proteger a los demás”. En este contexto, instó a “avanzar hacia la vacunación de todos los franceses porque es la única forma de volver a la vida normal”.

Sin embargo, la vacilación por vacunarse parece ser un factor común en muchos países, ya que hay datos alarmantes de severos efectos adversos e incluso muertes luego de la inoculación de la vacuna experimental.

El “pase sanitario” ya se encuentra en más de una docena de países europeos y muchos reclaman un “apartheid” o discriminación hacia los no vacunados.

 

Celeste Caminos.

PARÍS, Francia.

BLes.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *