EN MÉXICOOPINIÓN POLÍTICASaberes y sabores: la vaca tiene que ahorrar para comprar su gas.

ACNjulio 14, 2021

La vaca seguía pensando cuando el tigre la interrumpió al decirle: oye, vaca, tengo ganas de una mojarra al mojo de ajo, ponte a guisar, a lo que la vaca le contestó muy apenada: ya no tenemos gas para cocinar y no tengo dinero para comprar el gas, ¡está por las nubes su precio!…

El gas LP es el combustible de uso más utilizado en nuestro país, el 76% de las familias lo usan, por ello el aumento en sus precios afecta la economía en los hogares principalmente en las familias más pobres. El aumento en lo que va en este año ha sido desmedido, por ello el gobierno ha propuesto la realización de una paraestatal que permita equilibrar la competencia o recupera el mal funcionamiento, lamentablemente el precio del gas es un problema en todo el territorio nacional, aunado esto a las fugas clandestinas, se necesita una política pública que controle, modere el alza.

La Cofece, Comisión Federal de Competencia Económica, es un organismo autónomo que tiene la responsabilidad de vigilar, promover y garantizar la competencia y libre concurrencia en el país, pero los mercados funcionan a su antojo, en lugar de favorecer al consumidor. Esta debe trabajar para que existan las condiciones para que las empresas puedan competir, reduciendo costos, mejorando su calidad, pero si el precio del gas va al alza y las empresas gaseras distribuidoras no respetan los costos, algo anda mal.

Las empresas que prestan este servicio de distribución de gas, además de las que lo venden de manera directa por exportación están coludidos en una escala de aumento del precio del combustible monopolizando el tal necesario gas. AMLO va a crear una empresa, “Gas bienestar”, se dice que la nueva empresa empezará en la Ciudad de México, está la propuesta de que se vendan los cilindros de gas en centros comerciales, tiendas de conveniencia privada y en las tiendas que pertenecen al sector público, por lo tanto, hay que asumir los retos de seguridad y logística.

Pero ¿no será esto una estrategia para recuperar el voto capitalino?, perdido en las pasadas elecciones, porque se dice que “Gas bienestar” empezará en la ciudad de México, ¿por qué no empezar en los pueblos o ciudades más lejanos y necesitados? En concordancia con el discurso “primero los pobres”, por más que busco no encuentro la congruencia esa relación entre varias ideas, acciones o cosas, entre lo que se dice y se hace o se pretende hacer.

En matemáticas, dos figuras geométricas son congruentes si tienen las mismas dimensiones y la misma forma sin importar su posición u orientación, ​pero en la política la “congruencia se llama demagogia”. Pienso que los demagogos son aquellos que quieren pensar por el pueblo, pero no dejan pensar al pueblo, además los demagogos son aquellos que quieren actuar por el pueblo, pero no dejan actuar al pueblo y convierten la palabra pueblo en una expresión vacía, son ellos, piensan por los pobres, pero no dejan pensar a los pobres, estas ideologías son oportunistas y manipuladoras, se quieren convertir en la voz única, se consideran los únicos que pueden hacer el bien.

La honestidad y la verdad se encontraron, la justicia y la congruencia se abrazaron, el gas brotó de la tierra y la justicia vino del cielo. Es tiempo de hablar en la verdad y de explicar el significado de las cosas, que si hubiera sido honesto el tigre, la vaca estaría feliz pero no lo es así, tiene ahora que ahorrar para comprar el preciado gas, ahora su boca habla de lo que ha visto y oído, ya no la engañan.

 

 

RUAN ÁNGEL BADILLO LAGOS.

ruan-62@hotmail.com

ilustración:

Blz/

Kelly Parra

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *