FORMACIÓN RELIGIOSALa represión del Summorum Pontificum sería un ‘abuso de poder’, advierte el arzobispo Schneider

ACNjulio 14, 2021

El obispo Athanasius Schneider, en una nueva entrevista de radio, ha comentado los rumores de que el motu proprio Summorum Pontificum del Papa Benedicto, que liberó la Misa en latín tradicional, pronto podría modificarse para limitar el uso de este rito. El prelado piensa que tal medida sería un “abuso de poder” y un “gran daño para la vida de la Iglesia”. Si llega, los sacerdotes “pueden seguir celebrando esta Misa porque es la Misa de toda la Iglesia y los fieles tienen derecho [a] lo que es santo”. Schneider también piensa que la Sociedad de San Pío X (FSSPX) “no está fuera de la Iglesia”, que uno puede ir allí por los sacramentos y que, en caso de que Roma insista en que otros sacerdotes tradicionales concelebran el Novus Ordo, algunos de estos sacerdotes en realidad podría unirse a la FSSPX.

DiscursoEn la radio con Joe McClane de Catholic Drive Time , el obispo Schneider, obispo auxiliar de Astana, Kazajstán, habló por primera vez sobre el asunto de Summorum Pontificum . Como ha informado LifeSite , hay numerosos rumores de que el Papa está planeando restringir el uso de la misa latina tradicional. El autor católico Dr. Taylor Marshall cree que el Papa podría hacerlo insistiendo en que todos los sacerdotes tradicionales concelebran ocasionalmente con su obispo diocesano y sacerdote en una misa Novus Ordo. El tradicional blog católico Rorate Caeli informó que un documento que modifique el Summorum Pontificum podría llegar este viernes. El periódico nacional francés Le FigaroTambién tenía un informe que decía que el documento ya fue firmado y está pendiente de publicación.

Cuando se le preguntó sobre este posible desarrollo, el obispo Schneider afirmó que “sería un gran daño para la vida de la Iglesia”. Insistió en que “la liturgia tradicional es un tesoro de toda la Iglesia, no solo de la actualidad, sino también de la Iglesia de los siglos pasados”.

“Es un tesoro de los santos; casi todos los santos que conocemos crecieron en esta forma de liturgia ”, agregó el prelado. Limitar el uso del rito tradicional, insistió el obispo Schneider, es “un abuso de poder”.

Hablando de tal “una posible situación hipotética, si realmente sucederá”, expuso Schneider, entonces los sacerdotes “pueden continuar celebrando esta Misa porque es la Misa de toda la Iglesia y los fieles tienen derecho [a] lo que es santo”. Piensa que los sacerdotes y “especialmente los jóvenes” no se permitirán “ser privados de este gran tesoro de la fe, de la espiritualidad”.

Cuando su locutor de radio Joe McClane le preguntó si Roma puede “obligar a los sacerdotes tradicionales a decir la Nueva Misa”, el obispo Schneider respondió diciendo que el Vaticano tendría el “derecho” de hacerlo, pero “creo que sería una violación de la espiritualidad “. Obligar a estos sacerdotes a celebrar la Nueva Misa (el Novus Ordo), continuó diciendo Schneider, sería una “violación, algo espiritual, de sus derechos, que la Iglesia les dio”.

Muchos sacerdotes tradicionales fueron ordenados en el rito tradicional y crecieron en él, señaló Schneider. Recordó a su audiencia que cuando los sacerdotes son ordenados en un cierto rito, por ejemplo, un rito católico oriental, no pueden ser obligados a ofrecer misa en otro rito. Dijo el obispo:

La Iglesia no puede obligar a alguien de otro rito, por ejemplo, a celebrar otro rito. Y estas dos formas de la… Misa, el Novus Ordo y la tradicional, son realmente [diferentes] cuando somos honestos. Son dos ritos diferentes, no solo formas, porque esto es, es una diferencia, una diferencia muy grande. Y por eso creo que no deberían verse obligados a hacer esto.

Comentando la posibilidad de que los sacerdotes tradicionales se vean obligados a celebrar una Misa Novus Ordo, en aras de la “unidad”, como dirían algunos, y que algunos sacerdotes, por ejemplo de la Fraternidad Sacerdotal de San Pedro (FSSP), podrían negarse a hacerlo, el obispo Schneider no estaba seguro de lo que haría el Vaticano en ese momento. Pero insistió en que la concelebración en un rito “nunca fue un requisito” como “un signo de unidad”.

“La concelebración nunca fue un requisito en toda la historia de la Iglesia como signo de unidad con el obispo local o con el Papa  , dijo.

Aquí, se refirió al clero de las iglesias de rito oriental, a cuyos sacerdotes “cuando se unieron a Roma en los siglos pasados”, no se les pidió que concelebraron con el Santo Padre.

‘Oremos primero para que el Espíritu Santo ilumine al Papa para no limitar el motu proprio del Papa Benedicto y también para que la Fraternidad San Pío X pueda recibir un reconocimiento más pleno de la Iglesia’.

El obispo Schneider también explicó que la concelebración fue muy limitada en los últimos 1.500 años y “prohibida por la antigua ley canónica”. Para los sacerdotes, solo había un caso de concelebración: en su propia ordenación sacerdotal, luego concelebrarían con sus obispos. Tal obligación de concelebrar, continuó, “contradecirá toda la historia de la Iglesia”. Por tanto, “sería un abuso de poder obligar a un sacerdote a concelebrar”.

Desafortunadamente, como explicó el obispo Schneider, los sacerdotes que se niegan a concelebrar y recibir sanciones no pueden apelar las sanciones, porque “nunca puede haber una apelación contra el Vaticano”.

El presentador de radio McClane luego planteó la cuestión de la Sociedad de San Pío X (FSSPX), admitiendo que “hay muchos mitos y conceptos erróneos sobre lo que el laico promedio piensa y sabe sobre la FSSPX”. Pidió al obispo Schneider que comentara sobre el estado canónico de la FSSPX, ya que el obispo era miembro de la visita de la FSSPX que el Vaticano había realizado bajo el Papa Francisco en 2015, por lo que pudo recibir “una visión increíble de esto”. El orador admitió haber tenido “información falsa durante mucho tiempo”.

“La Sociedad de San Pío X”, respondió Schneider, “fue fundada por Marcel Lefebvre, un hombre muy santo, creo, un hombre de Dios, que tuvo muchos méritos en un momento difícil de la Iglesia, incluso durante el Concilio. y después del Concilio “.

Fundada hace 50 años en Suiza con la aprobación del obispo local y del Vaticano, la FSSPX entró luego “en conflicto con el Vaticano” por algunas críticas a las declaraciones del Concilio Vaticano II. También querían celebrar exclusivamente la tradicional misa en latín, explicó Schneider. Entonces creció la “desconfianza” entre la FSSPX y el Vaticano cuando el Papa no aprobó los cuatro candidatos propuestos para las consagraciones episcopales. Entonces quedó claro para Lefebvre, continuó Schneider, que la Santa Sede no “aprobaría” una futura FSSPX, con sus críticas “constructivas” de algunas “expresiones del Vaticano II”.

Las consagraciones de 1988 de cuatro de sus propios obispos llevaron a la excomunión de Lefebvre y sus cuatro obispos (junto al obispo de Castro Mayer, que había estado presente en las consagraciones).

Sin embargo, bajo el Papa Benedicto XVI, “se dieron dos pasos muy importantes para normalizar la situación”, continuó diciendo Schneider. En 2007, “el Papa Benedicto XVI emitió un Summorum Pontificum , dando libertad a los sacerdotes para celebrar esta Misa; de alguna manera restableció el rito de la Misa tradicional de la Iglesia, que siempre fue una de las principales demandas del Arzobispo Lefebvre y de la Fraternidad Pío X ”.  

Dos años después, continuó el obispo Schneider, el papa Benedicto XVI eliminó la excomunión de los cuatro obispos. Sin embargo, esto todavía dejaba algunos problemas canónicos abiertos. Fue bajo el Papa Francisco que se dieron “otros dos pasos importantes”, según el prelado kazajo. El Papa Francisco otorgó a los sacerdotes de la FSSPX facultades para escuchar Confesiones, extendidas “por todo el mundo”.

“Eso fue muy generoso”, comentó el obispo Schneider, y luego continuó:

Es difícil decir que estos sacerdotes están fuera de la iglesia o son cismáticos cuando poseen las facultades ordinarias de confesión otorgadas por el mismo Papa. Y luego el Papa autorizó a los obispos de los párrocos a otorgar a los sacerdotes de la FSSPX las facultades para asistir canónicamente en los matrimonios, matrimonios.

El prelado alemán continuó explicando que ahora, junto a estos dos pasos, hay varios obispos en el mundo que ya dieron una facultad general a los sacerdotes de la FSSPX para asistir a los matrimonios testigos en sus respectivas diócesis, además de decirle a los fieles que asisten a tales Matrimonios de la FSSPX que para asistir en estas Misas es lícito.

Comenta el obispo: “Entonces vemos que hay una situación que siempre está más cerca de una normalización canónica y eso es bueno. Tenemos que alegrarnos de que esta situación pueda resolverse y la FSSPX pueda estar presente y operar dentro de la Iglesia en beneficio de la Iglesia, para la renovación de la Iglesia ”en aras de preservar“ la tradición de la fe, en el la liturgia y la vida espiritual, porque básicamente, en realidad, la FSSPX no hace otra cosa como la Iglesia creía, como la Iglesia adoraba, como la Iglesia vivía, hasta el Concilio, todos estos siglos ”.

El obispo Schneider concluyó que “tenemos que esperar que ellos [la FSSPX] obtengan el pleno reconocimiento. Espero que pronto sea bueno. Y entonces la FSSPX será una realidad normal como otras realidades dentro de la Iglesia. Es necesario para nuestro tiempo en esta crisis, en estos tiempos de oscuridad y confusión “. Según el prelado, es necesario que la Iglesia se enriquezca con comunidades como la FSSPX, “sacerdotes y laicos que simplemente guardan la fe de todos los tiempos, la Misa de todos los tiempos, y esto lo harán, los sacerdotes y fieles de la FSSPX “.

Preguntado por el locutor de radio sobre si es lícito asistir a las capillas de la FSSPX, Mons. Schneider respondió que si no hay otras posibilidades, “claro, porque pueden confesarse lícitamente”, se puede “ir al [Sacramento de la] Confesión con la aprobación del Papa. Y el mismo sacerdote que les dio … la absolución, sería extraño que no pudieran asistir a su misa ”.

Continuó diciendo que “los sacramentos, la Santa Misa se dan para la salvación de las almas, en beneficio de las almas. Creo que cuando a los católicos normales les cuesta llegar a la Misa Tradicional y hay una posibilidad más cercana a la Fraternidad San Pío X, pueden ir allí o hacer un buen catecismo para los niños o jóvenes. Por eso, creo que como no están fuera de la Iglesia, a pesar de algunos problemas canónicos no resueltos, me parece lícito que los laicos puedan ir  a las Misas de la FSSPX .

Hablando de una situación en la que Summorum Pontificum iba a ser suprimido o limitado y se pedía a los sacerdotes tradicionales que celebraran la Misa del Novus Ordo, el locutor de radio también preguntó , “ si eso sucediera y Dios no lo quiera, pero si eso sucediera, cómo ¿Afectaría eso a la FSSPX? ¿Se pediría también a esos sacerdotes que celebraran el Novus Ordo? ¿Harían eso? 

El obispo Schneider, en su respuesta final, respondió diciendo:

No creo [que se les pida que celebren la Misa del Novus Ordo], y aunque se les pida, no lo harán porque todavía no están sometidos por completo a la Santa Sede. Por lo tanto, creo que no serán forzados. Y en este caso, creo, si los demás sacerdotes de la Fraternidad de San Pedro y otros se verán obligados a concelebrar la Nueva Misa, creo que habrá sacerdotes que se unirán a la Fraternidad San Pío X porque tienen, en este caso, algo más de independencia para mantener la tradición de la Iglesia. Pero espero que no suceda. Oremos primero para que el Espíritu Santo ilumine al Papa para no limitar el motu proprio del Papa Benedicto y también para que la Fraternidad San Pío X reciba un reconocimiento más pleno por parte de la Iglesia.

Como dijo a LifeSite una fuente importante del Vaticano con respecto a la posible restricción del Summorum Pontificum , este probable enfoque de cancelar o limitar la Misa tradicional se está haciendo por encima de la cabeza de los fieles involucrados. Él afirmó:

Los rumores sobre Summorum Pontificum no son solo sobre el tema del rito en sí, sino sobre la forma dictatorial de decidir (bastante antisinodal) sobre las cabezas de las personas involucradas, tratándolas como pequeños niños desafiantes que se ven obligados por la fuerza a seguir el ( supuestamente) una mejor comprensión de sus padres, o como reclutas en un cuartel prusiano instruidos por un sargento obstinado sin ningún sentido o razón.

Es importante señalar, incluso antes de la publicación del dictado, la forma totalmente imposible en la que tienden a comportarse los ideólogos de Fratelli tutti . Otros son calumniados como rígidos para hacer plausible contra ellos una acción rigurosa ante el mundo que contradice todos los principios de la fraternidad cristiana y la tan a menudo citada “ternura”.

Constantemente se reabren heridas y se abren focos conflictivos que se oponen al servicio de San Pedro a la unidad de toda la Iglesia en la fe y la fidelidad a la verdad revelada.

 

lifesitenews.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *