EuropaIGLESIA EN MOVIMIENTOJueves 8 de julio: registró décimas de fiebre por la tarde el Papa y dicen que hizo otro nombramiento. En la mañana le habían hecho nuevas pruebas.

ACNjulio 8, 2021
Declaración del Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni, 08.07.2021.

En Santidad el Papa Francisco ha pasado un día tranquilo, alimentándose y moviéndose de forma autónoma.

Por la tarde quiso mostrar en cercanía paternal a los pequeños pacientes del search Departamento de Oncología Pediátrica y Neurocirugía Infantil, enviándoles su afectuoso saludo.

En la  última hora de la tarde tuvo unas décimas de fiebre.

Esta mañana se ha sometido a pruebas rutinarias, a pruebas microbiológicas y una tomografía computarizada de tórax y abdomen, que han resultado negativas.

El Santo Padre continúa con los programas de tratamiento y alimentación por la vía bucal.

En este momento concreto dirige su mirada a todos los que sufren, expresando su cercanía a los enfermos, especialmente a los más necesitados de cuidados.

ANÁLISIS DE “IL SISMOGRAFO”:

 

JUEVES 8 DE JULIO DE 2021

Vaticano
El episodio febril que azotó ayer al Papa Francisco durante unas horas

El estado febril que atravesó anoche el Santo Padre, y que se recoge en el comunicado de la Santa Sede de hoy al mediodía, es al mismo tiempo una buena señal en cuanto a la respuesta a las drogas, pero también una alarma.
El Papa Francisco responde bien a las terapias necesarias (en este caso el antifebril) pero también es un parámetro a seguir con mucho cuidado en las próximas horas y días. Un paciente como el Pontífice, después de la cirugía, no debe sufrir estados febriles, que deben mantenerse bajo estricto control. Es evidente que el equipo médico está trabajando en esta dirección con eficacia y puntualidad y, se podría añadir, el propio Papa está “cooperando” ofreciendo una excelente reacción a la farmacoterapia. En este contexto, desde el punto de vista médico-clínico, este el pasaje más importante del comunicado oficial.
ANÁLISIS DE ES.NEWS:

Francisco ya no será más el mismo.

La “pequeña operación” de Francisco, el domingo por la noche en el hospital Gemelli de Roma, duró cinco horas, y los dos días previstos de hospitalización son ahora siete.

Se le sometió a una operación laparoscópica (cirugía mínimamente invasiva) bajo anestesia general, pero el equipo médico se vio obligado a cambiar a una cirugía abierta. Se le extirparon varios centímetros de colon, los que están siendo analizados para detectar cáncer. No se descarta que Francisco tenga ahora una abertura excretora artificial (ileostomía).

El diagnóstico oficial fue “estenosis diverticular” en la parte inferior del colon. “Estenosis” se refiere a un estrechamiento del intestino. “Diverticular” significa una enfermedad relacionada con los sacos que se forman de la pared del intestino grueso.

Si este es el problema, una persona mayor vuelve a estar en forma luego de un mes de convalecencia. Sin embargo, según publica el 7 de julio el sitio web IlSismografo, la enfermedad de Francisco es “grave y degenerativa” y podría ser duradera. Francisco “ya no será el mismo” y vivirá “con muchas limitaciones físicas y fisiológicas, así como metabólicas”.

Tendrá que someterse a controles médicos regulares, incluyendo otras hospitalizaciones, y tendrá que cambiar su vida en términos de descanso, nutrición y rehabilitación física.

Los fieles rezarán por su recuperación y por su conversión, para que comprenda el enorme daño que ha hecho a la Iglesia y entre en razón al final de su vida.

El Vaticano ha informado de que no se ha detectado ningún cáncer. Se encontró una estenosis diverticular severa con signos de diverticulitis esclerosante.

Renuncias y nombramientos, 08.07.2021.

 

Nombramiento del Relator General de la XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos

El Santo Padre ha nombrado al Cardenal Jean-Claude Hollerich, IS, Arzobispo de Luxemburgo, Relator General de la XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos.

ACTUALIZACIÓN DE LA AGENCIA CATÓLICA DE NOTICIAS:

En una entrevista concedida a L’Osservatore Romano, en septiembre del año pasado, entre otras cosas, el cardenal Hollerich comentó:

“Pienso en mi país [Luxemburgo]: vamos a ser reducidos en número. Porque todos los que ya no venían a Misa, porque venían solo por motivos culturales, esos ‘católicos culturales’, de izquierda y derecha, ya no vendrán. Han visto que la vida es muy cómoda. Pueden vivir muy bien sin tener que ir a la iglesia. Incluso las Primeras Comuniones, el catecismo para niños, todo esto disminuirá en número, estoy casi seguro”,.

“Pero eso no es una queja de mi parte. Hubiéramos tenido este proceso incluso sin una pandemia. Quizás nos hubiera llevado 10 años más. Pero en este punto, la Iglesia debe inspirarse en una humildad que nos permita reorganizarnos mejor, para ser más cristianos, porque de lo contrario esta cultura del cristianismo, este catolicismo meramente cultural, no puede durar en el tiempo, no tiene una fuerza viviente detrás”.

 

 

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *