CULTURA RELIGIOSAEL MUNDOVIDA Y FAMILIAPaíses que sufrieron el comunismo (como Hungría, Polonia y Eslovenia), ahora son atacados por la Dictadura global LGBTIQ.

ACNjulio 7, 2021

Naciones cristianas en la mira; el deseo de la guillotina estalla en Bruselas. ¿Se propone el primer ministro de Eslovenia restaurar los valores originales de la UE y preservar la autonomía nacional? Las acusaciones de autoritarismo comienzan de inmediato. La Hungría de Orban y la Polonia conservadora están siendo atacadas, la primera sobre todo por la ley contra la pedofilia.

Naciones cristianas en la mira, el deseo de la guillotina estalla en Bruselas. El Primer Ministro esloveno, el martes 6 de julio,  presentó las prioridades del Semestre, diciendo: “para nosotros los eslovenos, el regreso a Europa coincidió con el regreso a los valores de la democracia y la libertad … hoy la UE es diferente a la que entramos … visión a largo plazo, volviendo a los valores de nuestros padres fundadores y creando una Europa en paz consigo misma … criterios transparentes y comprensibles para todos los ciudadanos del estado de derecho (protección de los derechos humanos y la libertad de expresión) … la dignidad de cada individuo de quien surgen los derechos humanos fundamentales … debemos entender que si hablamos del estado de derecho, son los sistemas nacionales independientes los que tienen que decidir qué está bien y qué está mal, no las mayorías políticas,la independencia del poder judicial y la libertad de los medios de comunicación son necesarias con la lucha contra las ‘fake news’ … Todo esto se debatirá el 23 de agosto, durante la Conferencia sobre la memoria del totalitarismo en Europa ».

Socialistas, liberales, verdes e izquierdistas, cuyos partidos hermanos eslovenos están en la oposición , no desaprovecharon la oportunidad de acusar al primer ministro Jansa y a su gobierno de querer condicionar la libertad de los medios de comunicación y del poder judicial y le ordenaron afrontar y resolver cuestiones y criterios sobre el “estado de derecho”. En la rueda de prensa, que siguió al debate, el primer ministro Jansa volvió a los valores y el Estado de derecho, recordando que “hay valores muy claros en el Tratado de Lisboa y mecanismos igualmente claros de verificación y sanción, por parte de organismos independientes, para países que violan estos valores “. Por fin claridad, y firmeza pero ayer, en los debates en el Parlamentosobre el Consejo Europeo y el posterior sobre el Estado de Derecho en Hungría y Polonia, mostraron un odio inquietante por parte de la Comisión, la Presidencia del Consejo y el Parlamento. En el primer debate, en lugar de presentar decisiones y valoraciones de la reunión del Consejo sobre inmigración, Rusia, Turquía, el mercado único, tanto Von der Leyen como Michel utilizaron la plataforma para atacar, sin ningún respeto institucional, a la Hungría de Orban sobre la anti-pedófila. ley. Socialistas, liberales, izquierdistas y verdes coincidieron, el Popolari habló de relaciones con Rusia, solo los Grupos Identidad y Conservadores denunciaron la vergüenza de un debate en el Consejo que hablaba solo de la ley húngara contra la pedofilia.

Más tarde ese mismo día, el debate posterior sobre “el estado de derecho en Hungría y Polonia fue otra plataforma más para que la comisaria Vera Jurova mostrara odio contra los dos países:” estamos evaluando, pero no dudaremos en intervenir “. Lo que la Comisión ha estado diciendo todo el día de ayer es falso: la violación del artículo 21 de la Carta de Nizano existe. En toda la Carta y en este artículo, la ‘no discriminación’ se refiere únicamente a: “… género, raza, color de piel u origen étnico o social, características genéticas, idioma, religión o creencias, opiniones políticas o de cualquier otra índole , pertenencia a una minoría nacional, herencia, nacimiento, discapacidad, edad u orientación sexual ”. Las tendencias sexuales son muy diferentes de las doctrinas sobre identidad de género y orientación sexual ‘afirmadas por la Comisión de la UE.

En los últimos días Orban y Hungría, además de la furia institucional de Bruselas, también han sido objeto de ataques por parte de los medios de comunicación y del Consejo de Europa. El lunes 5, en las páginas de muchos periódicos europeos, se publicaron extractos del último informe de Periodistas sin Fronteras , que situaban a Orban, junto a los jefes de Estado con los que toda Europa hace negocios desde hace décadas, entre los ‘predadores ‘de la libertad de impresión. Lástima que los directores de la operación sean muy claros, entre los financistas de la organización se encuentran la Agencia Sueca de Relaciones Exteriores (SIDA), el Ministerio de Relaciones Exteriores y muchas agencias culturales del gobierno francés, el Departamento Inglés para el Desarrollo Exterior. , la Fundación Ford y la Fundación George Soros Open Society queapoya la organización de periodistas con cientos de miles de euros al año. Desvelado el misterio por la ministra de Justicia húngara Judit Varga, el martes 6 de julio la prensa húngara informó el ‘Opinión’ de la Comisión de Venecia (el organismo internacional del CoE que garantiza el ‘apoyo constitucional’ de los estados) sobre las reformas constitucionales aprobadas en diciembre pasado, la mayor parte está relacionada con “la familia, el matrimonio, los padres y madres y la sexualidad biológica de las personas”. El texto de la ‘Opinión’aprobado el 2 y 3 de julio, si bien reconoce la competencia nacional en materia de familia, educación, protección de la infancia, critica el hecho de que no haya habido consultas públicas, participación de la oposición y advierte sobre posibles violaciones del Convenio Europeo de Derechos Humanos. La trama se revela: si las definiciones constitucionales sobre paternidad, sexo biológico, etc. fueran contrarias a la Carta Europea, el camino sería más fácil para las sanciones europeas contra Hungría por violaciones de valores y no discriminación.

En Polonia, el regreso de Donald Tusk a la dirección del Partido Plataforma Cívica el pasado fin de semana ya anticipó las intolerables amenazas escuchadas en los últimos días en Bruselas. Tusk, ex primer ministro polaco y ex presidente del Consejo Europeo, primero despotricó contra los signatarios de la ‘Declaración para el futuro de Europa’ (definiendo el texto como un gran regalo para Putin ) y contra el partido PiS en el gobierno de Polonia (llamando es ‘el mal del país’ ). Luego, el 6 de julio, Tusk pidió un pacto de ‘no agresión’ entre todas las fuerzas de la oposición, desde el partido LGBTI hasta la extrema izquierda, pidiendo una gran alianza de odio hacia el partido gobernante PiS y los hermanos Kaczyński.

Los actuales representantes institucionales europeos, así como los del pasado reciente, odian a los gobiernos, pueblos y culturas cristianos que se oponen a la doctrina única LGBTI y están animados por una furia ciega nunca antes vista. Exigen sacrificios con sangre polaca, húngara, eslovena… las noticias engreídas que aparecen en Repubblica  y  El País  son la emoción de los que esperan la cesta del verdugo con la cabeza cortada.

 

Por LUCA VOLONTÉ.

ROMA, Italia.

Jueves 8 de julio de 2021.

lanuovabq.

 

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *