VIDA Y FAMILIAEl Salvador: el lobby abortista no se rinde y vuelve a morder a América Latina. Miente burdamente para legalizarlo.

ACNjulio 7, 2021

En 2007 Marina de los Ángeles Portillo mató a su bebé recién nacida, estrangulándola con una media que apretó sobre su boca y fosas nasales y un segundo candado alrededor de su cuello. Esto es lo que ha establecido la justicia de El Salvador, condenando a la mujer a 35 años de prisión.

El 25 de junio, tras 14 años tras las rejas, la mujer obtuvo la libertad condicional y por tanto, de acuerdo con la ley penal vigente en el país, salió de la cárcel.

En 2011, la bebé de Sara Rogel fue encontrada enterrada en el patio trasero, 49 horas después del nacimiento, muerta por un golpe con un instrumento contundente. Según el informe de investigación de la Fiscalía General de El Salvador, la mujer fue condenada a 30 años de prisión por homicidio agravado.

El 31 de mayo, luego de 10 años en prisión, Sara Rogel también obtuvo la libertad condicional.

De estos dos casos, los medios internacionales ofrecen lecturas muy diferentes, contradiciendo la agencia de prensa en español ACI Prensa y otras fuentes locales. Las dos mujeres habrían sido condenadas a prisión por abortar. De hecho, según  CNN  ,  El País  y  France 24 , Rogel habría sido declarado “culpable” de aborto espontáneo.

Incluso la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), presidida por Michelle Bachelet, ex presidenta de Chile, intervino por Marina Portillo.

Como dijo a ACI Sara Larín, fundadora de la organización provida Fundación VIDA SV en El Salvador, la OACNUDH afirma que en el caso Portillo “[…] fue una complicación de carácter obstétrico, mientras que en realidad el recién nacido fue encontrado estrangulado.    

La razón por la que la Alta Comisionada miente, según Larín , radica en el fuerte giro abortista que quisieran darle a la legislación del país, al volante del lobby pro elección apoyado, de paso, por la “cadena” de Planificado. Clínicas de aborto Paternidad , y que también en el caso de Rogel gritó el escándalo de una sentencia injusta por lo que ella llama “un aborto por caída accidental”, como dijo en un tuit el activista abortista Alberto Romero de Ur. Incluso en esta circunstancia, dice Sara Larín , sería una mentira absoluta.

En El Salvador, en cambio, existe un movimiento llamado Las17 +, también apoyado por celebridades conocidas en todo el mundo, que pretende luchar por la libertad de las 17 mujeres presas en el país por, argumentan, “aborto o aborto espontáneo”. De acuerdo con lo VIDA SV ha reunido y ha demostrado , sin embargo, sería en todos los casos, como por Marina Portillo y Sara Rogel, de infanticidios cometidos por las mismas madres.

En El Salvador el aborto es ilegal y las mujeres que lo utilicen se arriesgarían a una sentencia de dos a ocho años de prisión, pero los jueces imponen rutinariamente penas alternativas a la prisión y actualmente, según Larín, no hay mujeres detenidas por ese cargo.

La OACNUDH, sin embargo, dice VDA SV, “solicita al gobierno salvadoreño que continúe con la revisión de los casos en los que se encuentran encarceladas mujeres por delitos relacionados con emergencias obstétricas y que armonice la legislación sobre el aborto con los estándares de derechos humanos”, a fin de evitar mayores penas de prisión. “.

En definitiva, alguien tiene todo el interés en El Salvador, como en otros países del área iberoamericana , para legalizar el aborto y cualquier medio está bien para ello: si la realidad no se ajusta a la voluntad del lobby , basta. cambiar la realidad.

 

Barbara Santambrogio

Por BÁRBARA SANTAMBROGIO.

ifam.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *