CULTURA RELIGIOSAEL MUNDOHistorias de abuso trans: golpes y violaciones sexuales de hombres que dicen ser “mujeres”

ACNjulio 4, 2021
La ideología es ciega por definición. Por lo tanto, debemos abrir los ojos a la realidad de las cosas lo antes posible.

 

En Costa Rica hay un hombre que se hace llamar por nombre de mujer, “Nataly Monge Brenes”, porque es transgénero . A los 22, terminó en prisión no por robar una manzana, sino con una sentencia de seis años por abuso sexual infantil. 

Inicialmente estuvo encerrado en la prisión La Reforma, que es masculina. Allí se quejó de repetidas violaciones por parte de internos varones. Luego solicitó, sintiéndose mujer, y, luego de apelaciones y apelaciones, obtuvo el traslado a otra prisión, esta vez femenina., El Buen Pastor en San Rafael Arriba de Desamparados, en la provincia de San José. Llegó allí el 4 de enero de 2019. Ahora, en febrero de 2020, golpeó allí con un garrote e intentó violar a una reclusa, Quesada Hernández. Incluso antes del ataque se había mostrado desnudo a las reclusas e incluso, en el baño, en actos de autoerotismo.

Realmente extraños estos machos que se sienten femeninos y que, sin embargo, en el momento adecuado, utilizan su virilidad como arma contundente. Extraño porque nadie se indigna, extraño porque nadie grita escándalo, extraño porque nadie se atreve a decir que todo es una travesura loca. Moraleja, “Nataly” terminó en confinamiento solitario.

Cosas que pasan. Demasiado a menudo. En California, hay unos 300 hombres que sintiéndose mujeres piden un traslado a instituciones correccionales para niñas. ¿Son todos violadores? Por supuesto que no. Pero, ¿cómo al menos no compartir los miedos de las mujeres que, encerradas en la cárcel, deberían, de la noche a la mañana, compartir esos espacios ya de penitencia , cargados de todas las dificultades y gravedad del caso, con quienes incluso potencialmente podrían ser violadores? ?

¿Por qué está de moda enmarcar siempre a un hombre como un chovinista que abusa de las mujeres tan pronto como puede, excepto cuando, mágicamente, un hombre dice que se siente mujer? ¿Por qué todo en nuestro mundo es ahora privacidad, excepto lo que la privacidad realmente merece?

Casos como estos se repiten y vuelven. Se dicen y repiten a propósito. Les decimos a propósito y los repetimos. Porque, si la ideología es ciega por definición, alguien necesita abrir los ojos a la realidad de las cosas lo antes posible.

 

Por MARCO RESPINTI.

INF.

Domingo 4 de julio de 2021.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *