EL MUNDOTres detenidos por la desaparición de la pareja cristiana en Turquía. La verdad todavía está lejos.

ACNjunio 21, 2021

La policía arrestó a dos personas cuya identidad se desconoce. El tercero es Apro Diril, ya detenido en el pasado por un altercado con los ancianos cónyuges y que obtuvo la libertad condicional. El origen de la disputa fue la posesión de algunas tierras agrícolas. No hay noticias de Houmouz Diril desde hace 531 días.

Tres detenidos por hechos que en su mayor parte siguen siendo una incógnita y para los cuales la verdad todavía está muy lejos. No hay ninguna respuesta sobre el destino de los cónyuges Diril, secuestrados en el sureste de Turquía en enero de 2020. La agencia de noticias Mezopotamya News informó que en los últimos días la policía llevó a cabo varias redadas en el distrito de Beytüşşebap de la provincia de Şırnak y detuvo a tres personas que se supone estuvieron implicadas en el secuestro y muerte de la mujer, pero todavía no hay noticias oficiales sobre lo ocurrido con su esposo.

Fuentes locales aseguran que los investigadores detuvieron a dos personas cuya identidad se desconoce hasta el momento. El tercer detenido es Apro Diril, un pariente lejano de los ancianos cónyuges con los que supuestamente tuvo desacuerdos en el pasado. En los días posteriores a su desaparición, informó haber visto a hombres con uniforme del PKK (Partido de los Trabajadores Kurdos, al que Ankara considera una organización terrorista) que se llevaban a los dos cristianos.

El hombre afirma que intentó detener a los agresores y que lo amenazaron si seguía interfiriendo o denunciaba el incidente a la policía. Tiempo después Apro Diril se retractó, al menos en parte, explicando que no estaba seguro del “uniforme” que llevaban los secuestradores, que podrían pertenecer a otra agrupación distinta del PKK. Las autoridades sospecharon de él porque algunos vecinos de la zona informaron que tuvo un altercado en los meses previos a la desaparición por el uso de unos terrenos agrícolas.

Los responsables de la investigación no han dado a conocer ningún detalle o información sobre la identidad de los otros dos detenidos. En marzo de este año su hijo Remzi Diril, sacerdote de la Iglesia caldea de Irak, denunció la inercia de la policía y el poder judicial que habiendo pasado más de un año no habían tomado ninguna medida para aclarar lo ocurrido y hacer justicia. Un diputado acusó incluso a las instituciones cuya política “anticristiana” habría permitido el secuestro y muerte de los cónyuges.

Houmouz y Şimoni Diril, cristianos caldeos, vivían en el pueblo cristiano de Mehri (Kovankaya), una zona en la que desde hace algún tiempo hay enfrentamientos entre el gobierno y los separatistas kurdos. Un testigo presencial afirmó que el 11 de enero del año pasado hombres armados entraron en Kovankaya y se llevaron a la pareja; las condiciones meteorológicas adversas y el silencio impuesto por las autoridades impidieron la búsqueda.

El 20 de marzo del año pasado se encontró el cuerpo sin vida de la mujer de 65 años. Estaba abandonado a la orilla de un arroyo, desnudo y con evidentes signos de tortura. Sin embargo, nada se sabe de su esposo de 71 años desde hace 531 días. En un comentario difundido por las redes sociales, el presidente del Colegio de Abogados de Şırnak, Rojhat Dilsiz, señaló que “no se ha hecho ningún progreso en la investigación”, sobre todo con respecto a la “desaparición de Houmouz Diril” y tampoco considera que las “órdenes de arresto contra tres sospechosos”, entre ellos “Apro Diril, que ya fue detenido y después recuperó la libertad bajo vigilancia”, constituya un verdadero punto de inflexión.

 

Estambul, Turquía.

AsiaNews.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *