VIDA Y FAMILIALa comunión a Biden: Pell que muy mal, el Vaticano que bueno; el Papa Francisco con la ONU…

ACNjunio 15, 2021

La confusión en que la hace tiempo que vivimos es dada vez menos confusa. Hoy tenemos dos hechos que denotan dónde estamos. Entrevista del Cardenal Pell al Catholic World Report y artículo en el New York Times para que Biden pueda comulgar. El uno, Pell , defiende que no con claridad meridiana, los otros, utilizando a Spadaro S,J. a Ladaira y al mismo Papa Francisco defienden que no es para tanto.

Pell continúa subiendo puntos en autoridad, su ‘liberación’ del voto en el futuro cónclave le está dando una gran libertad y se nota. Inevitable la referencia a su paso por las finanzas del Vaticano: «la razón fundamental por la que fui nombrado Prefecto de Economía fue introducir una metodología moderna, procedimientos adecuados que son comunes en todo buen negocio, para tener una buena idea y poder realmente veo la situación en el Vaticano. Antes de que asumiera el cargo, muy pocas personas, ¡si es que hubo alguna!, habrían podido decir con precisión cuál era la situación financiera».  y sobre la implicación del Vaticano en sus problemas australianos: «Ahora, no sé la respuesta a tu pregunta. Lo que sí sé es que ha pasado una suma de dinero de siete cifras de la Secretaría de Estado a Australia. No estamos seguros de dónde se fue ese dinero, no estamos seguros de por qué era tan grande o cuál era su propósito. Pero no lo sabemos y quizás nunca lo sepamos. Pero no podemos decir que la historia esté cerrada. No sabemos».

Mas interesante cuando entra en los desafíos actuales de la Iglesia: «Ésta es la pregunta principal. Creo que una de las primeras cosas que todo obispo debe darse cuenta es que una de las características más llamativas de la vida católica en el mundo occidental es el declive».  «Cuando el cristianismo se liberaliza radicalmente, vacía la Iglesia de personas. Lo hemos visto en Bélgica, Holanda y Quebec».  Y entra de lleno en el debate de los obispos de Estados Unidos: «Sé que los obispos estadounidenses están considerando estos temas, y no es solo su preocupación, porque son parte de la Iglesia universal. Pero creo que, al menos, estas figuras públicas que abogan públicamente por el aborto y la eutanasia, creo que deberían desalentarse rotundamente de recibir la comunión. Se les debe pedir que examinen su conciencia, porque es difícil ver cómo esas leyes pueden mantenerse y ser fieles a las enseñanzas cristianas básicas». «He leído mucho de lo que ha dicho el arzobispo Cordileone sobre el tema a lo largo de los años. Soy un gran admirador de su enseñanza, porque creo que es exactamente coherente con la Tradición. La distribución de la Sagrada Comunión no es como ofrecer a un invitado una taza de café, un gesto de amistad o bienvenida, sin importar quién sea el invitado. Es una declaración de fe que quienes la reciben creen que reciben el cuerpo y la sangre, el alma y la divinidad de Jesucristo, el Hijo de Dios».

Por otro lado el The New York Times  citando a Spadaro S.J.: «El interés del Vaticano es que el acceso a la Eucaristía no se utilice como un arma política». El Papa Francisco dijo este mes que la comunión: «no es la recompensa de los santos, sino el pan de los pecadores».  Ladaria, de Doctrina de la Fe, escribió una carta a los obispos estadounidenses advirtiéndoles que una votación sobre este tema podría «convertirse en una fuente de discordia en lugar de unir al episcopado.» Las posiciones están bien marcadas y en el fondo estamos hablando de si creemos o no en la presencia real en la Eucaristía. Los unos confiesan que sí, los otros lo disimulan.

Interesante entrevista Jarosław Merecki sobre los teólogos alemanes y Juan Pablo II: «Para un teólogo alemán, los mandamientos, y más en general la visión de la realidad en la que Dios es el primer legislador, no constituyen el punto de referencia privilegiado de su discurso. Esto es precisamente de lo que se acusa a Juan Pablo II, que condujo a la Iglesia a cruzar el umbral del tercer milenio con el pesado peso de la visión teonómica inflexible del mundo. El reto que se está planteando es «emanciparse de las verdades definitivas que han sido definidas, (…) pero la verdad, si es verdad, es válida independientemente de quien la haya definido». «Aquellos que creen en Dios Creador difícilmente pueden argumentar que esto no trae consigo ninguna consecuencia para la acción humana. Creer en Dios Creador significa realmente adoptar la visión del mundo en la que el hombre es solo «el segundo creador», que debe respetar la primera creación que pertenece a Dios».

El Papa Francisco sigue con sus amores a las Naciones Unidas y sus agendas, hoy  registra un mensaje para  la FAO: «Los conflictos, los fenómenos meteorológicos extremos, las crisis económicas, junto con la actual crisis sanitaria, son una fuente de hambrunas y hambrunas para millones de personas. Por esta razón, para abordar estas crecientes vulnerabilidades, la adopción de políticas capaces de abordar las causas estructurales que las provocan es fundamental». La solución: » garantizar que los sistemas alimentarios sean resilientes, inclusivos, sostenibles y capaces de proporcionar dietas saludables y asequibles para todos». «el desarrollo de una economía circular (…) que promueve el uso de energías renovables». Por sí alguno tiene dudas termina: «La Santa Sede y la Iglesia Católica, con sus estructuras e instituciones, apoyan el trabajo de esta Conferencia y les acompañan en su dedicación a un mundo más justo, al servicio de nuestros hermanos y hermanas indefensos y necesitados».

Wanderer sigue ayudándonos a entender el modo de proceder peronista que tanto define la forma de actuar del Papa Francisco aplicado al caso Marx: “A mí no se me renuncia, de acá salís preso o muerto”. «Marx ha quedado neutralizado, debilitado, vaciado. ¿Con qué cara podrá representar a los revolucionarios, él, al que el mismo Papa ha ratificado?». «Bergoglio ha matado a Marx y dejado a un zombi en su lugar». Entramos en un mundo ajeno de pensamiento y lleno de  “pequeñas astucias”, muy bien meditadas y preparadas. «Podemos anticipar una pelea realmente espectacular, llena de zancadillas, (…) En politiquería no le van a ganar… »

Los grandes hospitales propiedad de la iglesia están sufriendo muy duramente la actual crisis y surgen continuamente noticias que les afectan.  La de hoy es que el Vaticano ya no vende el Fatebenefratelli en Roma.  Cae la negociación entre el grupo San Donato y la Santa Sede que parecía estar a un paso de la meta con una oferta vinculante y un depósito de 200 millones de euros solicitados por el Vaticano.  El motivo concreto es que al Vaticano no le gustó el doble papel del exministro Angelino Alfano,  presidente del grupo San Donato y socio del despacho de abogados Bonelli Erede Pappalardo, que asistió a la Santa Sede en las negociaciones.

Estos días tenemos dos conmemoraciones. Hace 55 años fue abolido el Index Librorum Prohibitorum, creado en 1559 por el Papa Pablo IV.  La Inquisición Romana prescribía, bajo pena de excomunión, «Que nadie se atreva todavía a escribir, publicar, imprimir o hacer que se imprima, venda, que se conserve ninguno de los libros escritos y enumerados en este Índice del Santo Oficio». En 1571, el Papa Pío V estableció la «Congregación del Índice» para mantenerlo actualizado y enviarlo periódicamente a las oficinas locales de la Inquisición.  En sus cuatro siglos de vida se actualizó más de veinte veces, la última en 1948,  y fue abolido tras las reformas del Concilio Vaticano II, en 1966, bajo el Papa Pablo VI, pero recordando, cosa que se olvida, que «el Índice sigue siendo moralmente vinculante, como advierte a la conciencia de los cristianos tener cuidado con aquellos escritos que pueden poner en peligro la fe y la moral, por un requisito que surge de la propia ley natural».

La otra efemérides es que Pablo VI hace 50 años, el 30 de junio de 1971, inauguró el aula de audiencias que hoy lleva su nombre y que el mismo encargo a Pier Luigi Nervi con el fin de  liberar a la Basílica de San Pedro de la heterogénea y viva multitud y ofrecer a nuestros visitantes un salón más adecuado».  Anteriormente, las audiencias tenían lugar en San Pedro o en el «Salón de las bendiciones».

Terminamos con un alentador texto de la entrevista al Cardenal Pell con la que hoy comenzamos: «Así, los liberales radicales tienen poco o ningún seguimiento entre los jóvenes católicos, al menos en el mundo occidental. Y esto proporciona un gran impulso y una base sólida para avanzar, quizás en menor medida. Pero la vida está llena de sorpresas. Las presiones contra el cristianismo pueden seguir aumentando; el tiempo dirá. Pero la fidelidad y la ortodoxia básica, la fidelidad y la oración de los jóvenes católicos, es un gran, gran signo de esperanza».

«Amad a vuestros enemigos, y rezad por los que os persiguen…».

 

SPECOLA.

INFOVATICANA.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *