COVID-19VIDA Y FAMILIANuevo golpe contra la familia: pretenden aplicar la vacuna en niños, sin autorización de los padres.

ACNjunio 14, 2021

Mientras en las revistas científicas aumentan los rumores en contra de las vacunas de Covid en niños, llega una propuesta de Suiza: permitir la vacunacizón a niños mayores de 10 años sin el consentimiento de los padres. Así Covid se convierte en un pretexto para golpear a la familia

En The Lancet, una revista científica que ciertamente no es crítica con las políticas de vacunación, se ha leído en los últimos días un artículo con un título elocuente: Inmunidad colectiva al Covid a través de la vacunación: ¿deben los niños permanecer en el rebaño? ”.El artículo llega a la conclusión, con evaluaciones de costo-beneficio, que los corderos también pueden evitar enredarse en el rebaño. Más allá de las metáforas, según los autores del artículo, tanto para brindar protección individual como para lograr una forma de inmunización colectiva, no es necesario que los niños menores de 12 años estén vacunados, en ausencia de beneficios prácticos y en presencia en lugar de riesgos de efectos secundarios peligrosos.
The Lancet se hace eco de la otra revista científica médica líder en Gran Bretaña, el British Medical Journal., quien escribe que “la gravedad del Covid en menores de 12 años es similar a la de la gripe y dado que los recursos sanitarios son limitados, vacunar a los niños no parece una prioridad”.

Además, incluso los efectos secundarios graves encontrados en los jóvenes deberían provocar la interrupción de la vacunación en pediátricos, ya  que no existen estudios de eficacia y seguridad.

Según los epidemiólogos británicos, la inmunidad colectiva de las vacunas podría “conformarse” con llegar al 70% de la población en general. Así que dejemos a los niños en paz: los riesgos de posibles efectos secundarios, a corto pero sobre todo a medio y largo plazo, superan con creces los beneficios de la vacuna.

Sin embargo, a pesar de esta evidencia científica, a pesar de los indicios de los que ya hemos hablado en los últimos días desde Alemania y Suecia , en otros países continúa la marcha imparable de propuestas de vacunación, que ni siquiera quieren considerar la oportunidad de criterios de precaución, y así. los “consejos” van desde lo surrealista hasta lo inquietante. Fabrizio Pregliasco abandonó por un momento su papel de sexólogo de la epidemia para tranquilizar a los adolescentes que “incluso pueden vacunar con seguridad”. 

Pero la propuesta más inquietante es la que viene de SuizaLa directora federal de Salud Pública, Anne Lévy, se ha fijado el objetivo de vacunar a los niños de 12 a 16 años a partir de julio y a los menores de 12 años a partir de fin de año. Y desde la Oficina Federal llegó la propuesta de choque: “A partir de los 10 años, los niños deben poder vacunarse incluso sin el consentimiento de los padres”.
Es decir, se cree que a partir de los diez años los niños y jóvenes pueden decidir por sí mismos, “con pleno conocimiento de los hechos”, vacunarse, expresando su “consentimiento informado”.
La Oficina Federal de Salud Pública (FOPH) ha enviado una Circular a las autoridades cantonales y al personal de salud en la que se especifica que a partir de los 10 años los niños con capacidad de discernimiento pueden decidir por sí mismos si se someten o no a la vacuna anti-Covid.

Básicamente, incluso en un país de tradición no estatista como la Confederación Suiza, el Estado decide revocar a los padres de su responsabilidad educativa, así como la posibilidad de cuidar la salud y bienestar de sus hijos, revocada la autoridad para ser entregada a los propios niños.

¿Y cómo decidirán estos niños? ¿Cuál será su conocimiento de los hechos? Será el que será manipulado por los medios, chantajeado por la posibilidad o no de poder salir a jugar, ir de vacaciones, hacer deporte. Serán las campañas mediáticas de tambores en los medios y en las redes sociales, así como el boca a boca en los grupos de pares los que influirán en sus decisiones sobre un asunto tan delicado como es su inmunización farmacológica. Y los padres tendrán que mirar, indefensos. Un escenario que, una vez más, nos recuerda las peores narrativas distópicasSe abrió una nueva ventana de Overton con pretextos de salud inconsistentes (la mortalidad por Covid en menores de 20 años es 0,0002%) para lograr los objetivos de disolución familiar y tener hijos perfectamente controlables por agencias gubernamentales de consentimiento. 

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *