UncategorizedAtaques aéreos israelíes en Siria contra guerrilleros respaldados por Irán que luchan contra el Presidente sirio Al Assad.

ACNjunio 9, 2021

Las víctimas serían al menos cinco soldados del ejército regular y tres combatientes aliados del gobierno sirio. El ataque provino del territorio libanés e impactó en la capital, en Homs, y en la zona costera de Latakia y Quneitra. Fuentes del gobierno comentan “ataques contra múltiples posiciones”. Se registraron “fuertes explosiones” en Damasco.

Al menos ocho milicianos pro-Assad murieron en una serie de ataques aéreos lanzados sobre el territorio de Siria durante la noche. Los bombardeos fueron ejecutados por cazas israelíes provenientes del territorio libanés y atacaron la provincia de Homs, Damasco y la zona costera de Latakia y Quneitra. Entre las víctimas hay “al menos cinco soldados del ejército y tres combatientes aliados”, afirmó Rami Abdul Rahman, director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (una ONG con sede en el Reino Unido que cuenta con una red de informantes en territorio sirio desde el inicio de la guerra).

Los ataques comenzaron poco antes de la medianoche y continuaron durante varias horas. Una fuente cercana al gobierno de Damasco se refirió a la “agresión contra múltiples posiciones” en el territorio sirio, incluida la capital, donde “los habitantes registraron fuertes explosiones y temblores” causados por las bombas. “En una grave violación del derecho internacional, los aviones de combate israelíes abrieron fuego desde el cielo de Líbano”, continúa el comunicado.

En el país de los cedros, varios testigos oculares confirmaron el ataque con misiles, algunos de los cuales “fueron interceptados en territorio libanés antes de entrar en el espacio aéreo sirio”. Lo que en Damasco se define como “agresión” israelí no es un hecho inesperado, ya que en los últimos días “aviones espías y drones israelíes sobrevolaron y patrullaron la zona costera y las aguas territoriales de Siria y Líbano”.

Varios analistas y expertos afirman que lo más probable es que el blanco final de los ataques fueran los depósitos de armas y vehículos suministrados por Irán a las milicias chiíes que luchan contra los aliados del presidente sirio Bashar al-Assad. Los bombardeos impactaron en el centro y sur del país árabe; el sistema de defensa antiaérea sirio respondió a la ofensiva, pero pocos misiles fueron interceptados. Un gran número logró alcanzar sus objetivos infligiendo daños materiales y dejando víctimas.

Hay quienes dicen que el ataque de anoche es una represalia por el lanzamiento de un misil SA-5 a principios de este mes. En dicho ataque se habría utilizado un misil de fabricación rusa, que fue lanzado desde Siria en dirección al territorio israelí; sin embargo, el misil no alcanzó su objetivo y explotó en una zona deshabitada del sur del país.

En el pasado, Israel pudo perpetrar numerosos ataques en territorio sirio y libanés, gracias al visto bueno de quien entonces era presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. Durante sus cuatro años de mandato, Trump forjó una fuerte alianza con el primer ministro Benjamin Netanyahu. Solo considerando Siria, durante el 2020 se registraron 50 operaciones contra objetivos estratégicos, según fuentes militares israelíes. La situación no parece haber cambiado bajo la nueva administración dirigida por el demócrata Joe Biden, que hasta ahora ha tolerado -cuando no autorizado- las operaciones militares israelíes al otro lado de la frontera.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *