EuropaIGLESIA EN MOVIMIENTORenunció hoy cardenal impulsor del cismático “camino sinodal” alemán. Sus errores en el manejo de casos de abuso homosexual, la causa.

ACNjunio 4, 2021

El cardenal Reinhard Marx ha pedido al papa Francisco que acepte su renuncia al cargo de arzobispo de Munich y Freising. Así lo ha anunciado hoy mediante un comunicado la oficina de prensa de la archidiócesis alemana. Marx explicó a Francisco sus razones en una carta el 21 de mayo.

En una declaración personal, Marx dijo que en los últimos meses había pensado repetidamente en renunciar al cargo, «me examiné a mí mismo y traté de tomar la decisión correcta en la oración y en la conversación espiritual a través del ‘discernimiento de espíritu’». Los «acontecimientos y discusiones» de las últimas semanas sólo han jugado un papel secundario.

Muchos fallos personales, errores administrativos

El Papa Francisco habría informado a Marx de que esa carta ya podía ser publicada y que el ex presidente de la Conferencia Episcopal Alemana (DBK) debía seguir ejerciendo su ministerio episcopal hasta que se tomara una decisión.

En la carta al Papa, Marx explica que su principal preocupación es «asumir la responsabilidad conjunta por la catástrofe de los abusos sexuales cometidos por funcionarios de la Iglesia en las últimas décadas». Para él, las investigaciones y los informes periciales de los últimos diez años han demostrado sistemáticamente que se han dado «muchos fallos personales y errores administrativos», pero «también fallos institucionales o sistémicos».

Las últimas polémicas muestran, según el purpurado de 67 años, «que algunos en la Iglesia simplemente no quieren aceptar este elemento de corresponsabilidad y, por lo tanto, también de corresponsabilidad de la institución, y por lo tanto se oponen a cualquier diálogo de reforma y renovación en relación con la crisis de los abusos». En su carta al Papa, Marx manifiesta un «claro rechazo» a esta actitud, según la oficina de prensa de la archidiócesis de Múnich.

Cree que el camino sinodal debe continuar

Al mismo tiempo, Marx subrayó que la «vía sinodal» iniciada en Alemania debe continuar. La Iglesia católica ha llegado a un «callejón sin salida», dijo el cardenal. Con su renuncia al cargo, espera poder marcar un signo personal «para un nuevo comienzo, para una nueva salida de la Iglesia». «Quiero mostrar que el cargo no está en primer plano, sino la misión del Evangelio», dijo Marx.

Dice estar dispuesto a asumir su responsabilidad personal, «no sólo por mis posibles errores, sino por la institución de la Iglesia, a la que he contribuido a dar forma durante décadas». El cardenal asegura que no ha sido fácil para él presentar su dimisión, y espera poder seguir trabajando para la Iglesia en el futuro: «Mi servicio para esta Iglesia y para el pueblo no termina. Pero en aras de un necesario nuevo comienzo, quiero asumir la corresponsabilidad del pasado».

Marx cree que el «punto muerto» en el que se encuentra la Iglesia en este momento puede convertirse en un «punto de inflexión».

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *