EL MUNDOVIDA Y FAMILIAViolaron 3 jóvenes musulmanes a niña cristiana de 13 años, en su casa, mientras sus padres estaban trabajando. Los hechos, en Pakistán.

ACNmayo 28, 2021

Los autores son tres jóvenes del barrio: Muhammad Noman, Zaheer y Zain. Uno de ellos fue arrestado. Otro es miembro del partido gobernante y está presionando a la policía para que entierre el caso. Justicia y Paz ofreció apoyo y asistencia legal a la familia.

Sheeza Waris, una niña cristiana de 13 años, fue violada en su casa mientras sus padres estaban trabajando. La familia de Sheeza vive en una casa alquilada en Bhittaiabad, cerca del aeropuerto de Karachi. Sheeza tiene otros dos hermanos y ella es la mayor. Fue violada por tres jóvenes musulmanes que vivían en la zona.

Warris, el padre de Sheeza, explica que él y su esposa trabajan como barrenderos y salieron de la casa a las 8 am. En el momento del ataque ambos estaban trabajando. Cuando regresaron, alrededor de las 4 de la tarde, los niños les informaron que algunos jóvenes habían entrado a la fuerza en la casa y mientras uno controlaba la puerta, los otros violaron a la niña.

Warris dice que los tres jóvenes, Muhammad Noman, Zaheer y Zain, cuando se estaban yendo amenazaron a Sheeza con graves consecuencias si se atrevía a hablar con sus padres y la policía al respecto. Zain, el atacante que había estado custodiando la puerta, fue arrestado más tarde por la policía; los otros dos se ocultaron y evitaron el arresto.

En este momento Sheeza se encuentra hospitalizada en el Centro Médico Jinnah, donde la someten a varios estudios. Su familia espera el diagnóstico de los médicos.

Los hechos fueron enérgicamente condenados por Dilawar Bhatti, presidente de la Alianza Popular Cristiana, quien pidió al gobierno que adopte una posición clara contra todas las formas de violencia contra las minorías. También expresó la sospecha de que la fama de uno de los culpables está frenando el trabajo de policías y médicos. En efecto, uno de los dos agresores es afiliado al partido gobernante en Sindh y está ejerciendo presión sobre el hospital y la policía. Bhatti considera que esa es la razón por la cual la familia de Sheeza todavía no ha recibido la respuesta legal del médico, cuando ya han pasado más de 24 horas.

Bhatti señaló que “en un mes, este es el segundo caso de violación en Karachi, después del de Jamaima, una niña cristiana que también fue abusada. Las menores cristianas siempre son el objetivo”.

Kashif Anthony, de Justicia y Paz de Karachi, condenó lo ocurrido y pidió al gobierno que arreste a “estos monstruos y los lleve ante la justicia”. La Comisión Nacional de Justicia y Paz está dispuesta a apoyar a la familia con asistencia legal.

 

Shafique Khokhar.

Karachi, Pakistán,

AsiaNews.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *