DESTACADOSCongreso Legislativo de Campeche “canta hoy”, para ser aprobada “la Iniciativa por la Vida”; contra el aborto: Nicte-Ha Aguilera.

Giovanna Azamarmayo 26, 2021

En el marco del Pacto de la Primera Infancia que suscribieron el día de hoy los candidatos a la gubernatura de Campeche, donde fueron convocados por más de 450 instituciones, organizaciones de la sociedad civil, instancias académicas y fundaciones empresariales de todo el país, con el fin de asumir 10 compromisos a favor de la niñez campechana en condiciones de vulnerabilidad, Nicte-Ha Aguilera dio a conocer a la Agencia Católica de Noticias -ACN- que este es un proceso sin precedentes, pues a más de 29 meses en que los ciudadanos campechanos presentaron ante el poder legislativo más de 30 mil firmas en respaldo a la Iniciativa de Ley por la Vida en Campeche, ahora, en pleno cierre del proceso electoral 2021 ha exigido al cuerpo legislativo que responda a este reclamo social, aprobando esa propuesta entregada al Congreso el 9 de julio del 2019.

Y es que, en Campeche, donde se eligen un gobernador, 13 presidencias municipales, 21 diputaciones de mayoría relativa, 14 diputaciones de representación proporcional, 28 sindicaturas, 102 regidurías y 132 juntas municipales, quien fuera diputado local del 2015 al 2018 y presidente municipal por Campeche «con licencia», Eliseo Fernández candidato a la gubernatura por el partido abortista Movimiento Ciudadano, ha desatado una ofensiva contra los católicos y cristianos que defienden la Vida Humana desde el vientre materno.

Este proceso electoral se ha visto, en el país, plagado de persecución contra candidatos a puestos de elección popular que se pronuncian católicos y contra partidos que se definen a favor de la Vida Humana. Celebran, con los impuestos de los ciudadanos, campañas que tomaron posición por el «matrimonio» entre personas del mismo sexo, la adopción gay, la educación sexual de infantes y el asesinato de los hijos en el vientre materno.

En un escenario sin precedentes, en ese Estado que se ubica en la península de Yucatán, región sureste del país, los próvida han dejado en claro que el objetivo no es negociable y que la búsqueda de los espacios en disputa tiene una razón: “blindar la Vida Humana desde la Constitución Local”.

En las últimas horas la polarización ha subido de tono y será la Vida Humana el tema central con el que se van a ir a votar los ciudadanos este próximo 6 de junio.

En una entrevista para la Agencia Católica de Noticias -ACN- la precursora de la agenda bioética en Campeche Nicte-Ha Aguilera explicó que la iniciativa que presentaron en ese entonces, mediante el diputado panista Jorge Iberto Nordhausen Carrizales, pretende modificar la Constitución Política del Estado para «proteger la vida desde la concepción hasta la muerte natural».

“Buscamos derogar y adicionar un último párrafo al artículo 6 de la Constitución Política del Estado de Campeche en esta LXIII Legislatura del Congreso del Estado” señaló.

Esta es la razón por la que el día de hoy los diputados locales de Campeche en menos de 10 minutos dieron lectura a esa iniciativa que dormía en un cajón del Congreso y la turnaron a la Comisión de Puntos Constitucionales para su dictamen y aprobación.

Nicte-Ha, insistió:

Hoy es un día importante y lo será aún más en los próximos en que sea aprobada esta iniciativa. Pues el derecho a la vida debe respetarse, de toda persona, por el hecho de serlo; y ésta debe ser reconocida y garantizada por el Estado sin ninguna discriminación social, económica, jurídica, política, ideológica, cultural, sexual o de ningún otro tipo, dijo.

Y abundó:

“El Estado mexicano tiene el deber de abstenerse de entablar una conducta que dé lugar a la privación arbitraria de la vida; que implique un daño deliberado o prevenible que pueda resultar de un acto u omisión por parte de un tercero o del Estado, que va más allá de la lesión a la integridad corporal, mental o amenaza a la misma”.

“La vida no sólo debe verse desde la parte jurídica, es un deber abordarla también desde la parte científica – biológica, toda vez que somos seres humanos con diferencias propias con otras especies, derivadas de nuestra esencia y existencia”.

“Ahora, el reconocimiento explícito de un derecho humano, y máxime el de la vida, es la actividad más noble que puede realizar un Estado, porque otorga esferas de protección a todas las personas y límites a terceras personas y a los poderes públicos. Esto es sumamente vital”, dijo.

“El Artículo 3 de la «Declaración Universal de Derechos Humanos» nos garantiza que «Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona». Y el «Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP)» en su Articulo 6 nos asegura que «El derecho a la vida es inherente a la persona humana. Este derecho estará protegido por la ley. Nadie podrá ser privado de la vida arbitrariamente». Y así sucesivamente podemos mencionar el  «Convenio  Europeo  para  la  protección  de  los  derechos  humanos  y  de  las libertades fundamentales» que en su artículo  2 refiere «El derecho de toda persona a la vida…».  El «Convenio de la Unión Europea» en su artículo 1-2 establece que «Toda persona tiene derecho a la vida». En la «Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre» en su articulo 1… dice también que «Todo ser humano tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona». La misma «Convención Americana sobre Derechos Humanos» en su Artículo 1 asume que para los efectos de esa Convención, «persona es todo ser humano»”. Es decir, que de acuerdo a todos estos instrumentos internacionales el derecho a la vida está  reconocido como  un derecho fundamental de toda persona  humana; es consustancial o inherente a toda persona humana. En este caso se puede tomar como análogo «persona» y «ser humano». En el caso de la niñez, se establece textualmente el reconocimiento jurídico desde antes del nacimiento, incidiendo para cualquier conflicto de derechos, su interés superior. Y en el caso de la Convención Americana, es el único instrumento jurídico que amplía el espectro de protección desde la concepción, prohibiendo la privación arbitraria de la vida”, dijo para la ACN  Nicte-Ha Aguilera.

La dirigente pro vida de Campeche remató diciendo:

Por esta razón, nuestra propuesta sustentada en el reclamo de los campechanos es que la Constitución Política de Campeche, y las leyes que de ella emanen, reconozca que “persona es todo ser humano desde su concepción hasta su muerte natural. Que el Estado le debe garantizar el pleno goce y ejercicio de todos sus derechos.

De obtenerse este objetivo tan buscado por muchos y por tanto tiempo, sería un logro sin precedentes para la Vida Humana en México. Lo cierto es que la presión social que ha ejercido Nicte-Ha Aguilera en «un hábil movimiento de tablero electoral ha puesto a correr en los pasillos legislativos una iniciativa que reclama que la Vida Humana debe ser garantizada en su Constitución para los campechanos».

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *