COVID-19Golpe mortal a los encierros, cubreboca y vacunas: sí hay medicinas para detener al virus. Pero mientras…ya murieron miles

ACNmayo 23, 2021

El mantra que nos siguen repitiendo es que no existe cura para el covid. Pero ahora que Pfizer anuncia la experimentación de un fármaco con propiedades antivirales, aquí está la noticia sobre la superpíldora, que sin embargo se encuentra solo en la primera fase de experimentaciónPero se dio prioridad a las vacunas mientras que se desalentaron todas las terapias posibles. 

Durante más de un año, los médicos e investigadores que intentan encontrar una respuesta al problema de Covid-19 han estado comunicando descubrimientos relacionados con medicamentos capaces de detener el virus. Se trata de fármacos antiguos de mucho tiempo en uso, desde la hidroxicloroquina hasta la colchicina, desde la ivermectina hasta la heparina hasta varios tipos de AINE, pero también nuevos descubrimientos, como EndovirStop o Esperivit. Invariablemente, por parte de los órganos de la burocracia sanitaria, desde la OMS a la EMA hasta la italiana Aifa, ha habido firmes negaciones a la validez de estos fármacos. El mantra más conocido es que “no hay cura”. Solo hay una forma: encierro y espera ansiosa por la vacuna.

Ahora, sin embargo, ha comenzado un curioso tam tam periodístico en los grandes medios de comunicación : la droga de los milagros, la superpíldora, la cura para usar “desde las primeras etapas de la enfermedad”, como siempre han sostenido los médicos que tratan en casa. Todo el escepticismo hasta ahora reservado a los anuncios de las posibilidades de un tratamiento exitoso con drogas se ha desvanecido repentinamente frente a la superdroga que en realidad no está, que aún se encuentra en las etapas iniciales de experimentación , pero que ya goza de absoluto crédito , como las vacunas. Incluso algunos periódicos se han lanzado a un panegírico contra las grandes farmacéuticas. Aparte de las sospechas, además de las conspiraciones.

¿Ves que las industrias farmacéuticas no se centran exclusivamente en las vacunas sino que apuestan por la investigación? En particular, se dedican grandes elogios a Pfizer . Y sí, porque es precisamente el gigante estadounidense el que está produciendo cientos de millones de dosis de su ya legendaria vacuna Comirnaty, que posee la patente y está estudiando el nuevo superfármaco que completará el trabajo ya iniciado por las vacunas, que cierra el juego con Covid-19.

Un fármaco definido como “flamante” , una auténtica maravilla , que igualará las ya extraordinarias cualidades de la vacuna, que hace un tiempo el profesor Remuzzi definió en televisión “un milagro”, con una terminología verdaderamente acientífica.

Pero, ¿de qué se trata exactamente?  El nombre provisional del fármaco en investigación con propiedades antivirales es PF-07321332 y pertenece a una clase conocida de fármacos que son inhibidores de la proteasa. Se han utilizado durante mucho tiempo para el tratamiento del VIH y la hepatitis C. En esencia, actúan bloqueando el ciclo de vida del virus al actuar sobre una enzima crítica (una proteasa) que el virus utiliza para replicarse. De hecho, cuando el virus invade una célula humana, su ARN se traduce en una proteína larga (polipéptido) que incluye varias enzimas necesarias para continuar la replicación. La enzima proteasa actúa cortando el polipéptido en diferentes enzimas, que luego se vuelven funcionales. Los inhibidores de proteasa bloquean esta fase.

Por tanto, Pfizer está estudiando esta molécula, y actualmente nos encontramos en la primera fase de experimentación, que finalizará en unos días, el 30 de mayo. Valentina Marino, especialista en psiquiatría y directora médica de Pfizer Italia, dijo que aunque los tiempos en la investigación nunca sean seguros, para fin de año Pfizer habrá terminado los estudios y que el medicamento estará disponible a partir de 2022. En Resumiendo: en cuanto a la vacuna, un éxito ya anunciado con meses de antelación, seguro, por supuesto. Aparte de los estudios sobre hidroxicicloquina por luminarias de enfermedades infecciosas como el profesor Didier Raoult y otros. En su sitio web, la multinacional farmacéutica utiliza tonos triunfalistas, que son los mismos que los que copian y pegan los medios. Textualmuente reza: “De los estudios preclínicos ha surgido una potente actividad antiviral frente al virus”.

“Hacer frente a la pandemia de Covid-19  requiere tanto la prevención con vacunas como el tratamiento dirigido a quienes contraen el virus. Dada la forma en que el SARS-CoV-2 está cambiando y el impacto global continuo de Covid, parece probable que sea fundamental tener acceso a las opciones de tratamiento tanto ahora como más allá de la pandemia “, dijo el profesor Mikael Dolsten, director científico y presidente de Departamento médico, de investigación y de desarrollo mundial de Pfizer.

“Diseñamos el PF-07321332 como una posible terapia oral que podría prescribirse al primer signo de infección, sin requerir que los pacientes sean hospitalizados o en cuidados intensivos. Al mismo tiempo, el candidato antiviral intravenoso de Pfizer es una nueva opción de tratamiento potencial para los pacientes hospitalizados. Juntos, los dos tienen el potencial de crear un paradigma de tratamiento de un extremo a otro que integra la vacunación en los casos en que la enfermedad aún ocurre.

En resumen, Covid tendría los meses contados , según la gran empresa. Y ella será la gran ganadora, gracias a sus súper armas.

Para evitar cualquier malentendido, está claro que si todo esto , la vacuna y el inhibidor de proteasas, realmente pusiera fin a la pesadilla distópica en la que llevamos un año cayendo, solo podríamos ser extremadamente felices. 

Sin embargo, quedan preguntas que requieren respuesta., sigue siendo una necesidad de verdad por ahora empañada por demasiadas sombras. ¿Por qué no se asignaron recursos inmediatamente para encontrar medicamentos no para la prevención (como las vacunas) sino para la curación inmediata? De las declaraciones del propio Pfizer se desprende que la primera investigación sobre la molécula comenzó el pasado mes de julio; ¿por qué no antes? En cambio, la prioridad en la investigación se dio a las vacunas. Y si no es difícil adivinar el motivo de estas elecciones corporativas, lo que nos deja verdaderamente amargados es la posición de la política, que a la espera de posibles medicamentos curativos, ha desalentado los tratamientos farmacológicos en todos los sentidos aquí y ahora. Lo hemos dicho y escrito muchas veces, pero nunca dejaremos de repetirlo: ¿cuántos miles de vidas humanas podrían haberse salvado con protocolos de tratamiento adecuados?

 

PAOLO GULISANO,

ROMA, Italia.

Lunes 24 de mayi de 2021.

lanuovabq.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *