EL MUNDOIGLESIA EN MOVIMIENTOLa Iglesia maronita se opone a que el Líbano sea una ‘plataforma de lanzamiento’ de misiles islámicos contra Israel.

ACNmayo 18, 2021

La Iglesia libanesa considera que una guerra constituye “el golpe de gracia” para un país que ya se encuentra en dificultades. El lanzamiento de cohetes desde territorio libanés y la posible implicación en el conflicto. La misión de paz Unifil invita a la calma. Huelga general de solidaridad en los campos de refugiados palestinos.

Condenando enérgicamente la escalada de violencia del ejército israelí, la Iglesia maronita ha advertido contra la participación del Líbano en el actual enfrentamiento entre Israel y las fuerzas conjuntas de Hamas y la Jihad Islámica en la Franja de Gaza. El conflicto ya ha provocado más de 200 muertos en una semana y por esa razón, a raíz de un lanzamiento aislado de cohetes desde el Líbano hacia el norte de Israel, el Patriarca maronita Card. Beshara Raï hizo una advertencia urgente a las autoridades para que “controlen la frontera y eviten que el territorio libanés sea utilizado como plataforma de lanzamiento de misiles”. Por su parte, el ejército libanés en coordinación con Unifil (la Fuerza de Interposición de las Naciones Unidas en el Líbano) está abocado a reforzar el control de seguridad en la región. Por su parte, Hezbollah evita involucrarse militarmente en los incidentes fronterizos pero se solidariza con el movimiento de apoyo general a favor de los palestinos.

Refiriéndose a la tensa situación de los últimos días en la región fronteriza debido a la guerra entre el estado judío y las fuerzas palestinas de Hamas, el patriarca declaró: “Debemos impedir que el Líbano se involucre, ya sea de manera directa o indirecta con las partes, como sucede ahora, porque eso terminaría sumiendo al país en nuevos conflictos”. El titular de la Iglesia maronita lleva meses criticando lo que define como un verdadero “descenso a los infiernos” del Líbano y el bloqueo político que impide la formación de un nuevo gobierno para el país desde agosto del año pasado. “Una guerra con Israel – refieren fuentes cercanas a la sede patriarcal maronita – sería el golpe de gracia para el Líbano”.

El lunes 17 de mayo hubo varios intentos de lanzar cohetes contra Israel desde el Líbano pero ninguno de ellos alcanzó al Estado judío, lo que demuestra que se trataba de incidentes aislados. Sin embargo, en represalia, el ejército israelí decidió atacar igualmente como advertencia contra los misiles “en dirección al lugar de lanzamiento”. En Beirut una fuente militar libanesa confirmó a la AFP que “se lanzaron tres cohetes tipo Grad desde el sector ‘Granjas de Sheba’, una zona en disputa en la frontera entre los dos países”.

Este es el segundo intento desde que comenzaron las hostilidades entre el ejército israelí y el movimiento palestino Hamas en Gaza. La primera vez, los cohetes disparados desde la costa de Tiro cayeron en el mar. Hezbollah se negó a comentar ninguno de estos lanzamientos. En respuesta, el ejército israelí abrió fuego el 14 de mayo contra un grupo de manifestantes que intentaron romper y cruzar la barrera de seguridad en la frontera norte, matando a un agente de Hezbollah identificado con el nombre de Mohammad Tahhan, un joven de 21 años que se había mostrado demasiado intrépido. El hombre fue alcanzado por un fragmento de bala y murió en el hospital donde lo habían llevado.

Al día siguiente de producirse estos hechos y en coincidencia con el 73 aniversario de la “Nakba”, la “catástrofe” que recuerda el nacimiento del Estado de Israel en 1948, varios cientos de manifestantes libaneses y palestinos se reunieron en Adaïssé, al pie del muro de hormigón erigido por el estado judío, para gritar su apoyo a Palestina. Algunos manifestantes arrojaron proyectiles contra el muro fronterizo, otros cruzaron la primera barrera entre el territorio libanés y el muro de hormigón, y otros escalaron el muro en Kfar Kila y destruyeron las cámaras de vigilancia del “enemigo Israel”. Esas manifestaciones se desarrollaron sin mayores incidentes. En una de las escaramuza se opusieron también a las fuerzas de seguridad y al ejército libanés en la puerta de Fátima, un antiguo paso fronterizo entre el Líbano e Israel, cuando los manifestantes intentaron pasar por el puesto de control militar.

Unifil pide calma

El portavoz de la fuerza de la ONU Andrea Tenenti reaccionó ante esta nueva escalada de tensión en la frontera afirmando hoy que “el comandante de Unifil, general Stefano Del Col, contactó a sus homólogos en el mando de las fuerzas armadas libanesas y el ejército israelí e instó a las partes a mostrar la máxima moderación, a fin de evitar cualquier escalada”. “Unifil – agregó el portavoz – en coordinación con el ejército libanés está trabajando para reforzar el control de seguridad en la región”. “Hemos intensificado las patrullas – agregó el portavoz – para evitar cualquier otro incidente que amenace la seguridad de la población local y la del sur de Líbano”. “El comandante de la misión Unifil – concluyó el portavoz – se mantiene en contacto con las partes involucradas para asegurar la estabilidad en la región y reducir la tensión existente. En este momento la situación en la región está en calma ”.

Huelga general de solidaridad en los campamentos

Los campos de refugiados palestinos en el Líbano respondieron hoy a la convocatoria a una huelga general que hicieron los líderes palestinos para protestar por “la agresión israelí contra los civiles en Palestina, especialmente en Gaza, y por las amenazas de expulsar a los palestinos del barrio en disputa de Sheikh Jarrah en Jerusalén”. Así lo informó el corresponsal del sector sur del periódico de habla francesa L’Orient-Le Jour (LOJ). Para esta tarde se ha organizado una manifestación de solidaridad con Palestina.

 

Fady Noun.

Beirut, Líbano.

AsiaNews.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *