EuropaIGLESIA EN MOVIMIENTOAhora en Bielorrusia, un incendio destruye parcialmente una Catedral.

ACNmayo 13, 2021

Alrededor de las 8 de la mañana del martes, poco antes de comenzar la Santa Misa, estalló un incendio en la Catedral de la Asunción de la Virgen María en Budslaw, el santuario más venerado por los católicos bielorrusos.

Según testigos, el incendio comenzó en el techo, que se derrumbó sobre la nave central a las 10 aproximadamente, antes de que los bomberos pudieran contener y apagar el fuego, lo que consiguieron cerca de las 3 de la tarde. La Conferencia de Obispos Católicos de Bielorrusia pidió ayuda a todos los fieles para restaurar la iglesia lo antes posible.

Los feligreses y colaboradores del santuario lograron sacar las imágenes sagradas, los libros, el pequeño órgano y otros enseres. Sobre todo pusieron a salvo el precioso icono de la Madre de Dios, la imagen más venerada en la Iglesia católica de esta región. El ícono fue pintado en Roma y el papa Clemente VIII lo regaló a los bielorrusos en 1598. Con este regalo el Papa se proponía felicitar al voevoda de Minsk, Jan Pats, que había regresado al catolicismo desde el calvinismo. El icono simboliza así la fidelidad a Roma de los católicos del antiguo reino de Polonia-Lituania, que posteriormente fue incorporado al imperio ruso y soviético hasta que recuperó su independencia de los últimos 30 años.

La peregrinación en honor de la Asunción, a mediados de agosto, es la principal expresión de la devoción de los católicos en Bielorrusia, a la que acuden a pie desde todo el país e incluso desde Polonia, Lituania y hasta Rusia. El santuario fue construido a principios del siglo XVII y se encuentra en la diócesis de Vitebsk, en la región noreste del país que limita con Rusia, donde la mayoría de los creyentes son ortodoxos, por lo que representa un puesto de avanzada del catolicismo en tierra rusa.

El obispo de Vitebsk, sufragáneo de Minsk-Mogilev, Mons. Oleg Budkevič, pidió a todos los fieles que rezaran por la salvación del santuario Budslaw, «que no solo es el centro de nuestra vida espiritual sino también un monumento excepcional del arte y la arquitectura sagrada». En 1994 el Papa Juan Pablo II otorgó a la iglesia el título de basílica menor y en varias oportunidades expresó su deseo de visitarla. Ese viaje no se pudo realizar debido a las estrechas relaciones con Rusia. El Papa confirmó su amor por Bielorrusia en el breve Universae Bielorussiae de 1996, donde también menciona la basílica de Budslaw, y envió repetidamente su bendición a los católicos bielorrusos durante sus viajes a Polonia y los países bálticos, y las visitas de peregrinos bielorrusos a Roma.

 

ASIA NEWS.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *