VIDA Y FAMILIAUna tarjeta del Día de la Madre, para las madres olvidadas que sufren los dolorosos resultados de la ideología de género.

ACNmayo 10, 2021

Abra cualquier revista, abra su computadora, mire televisión o conéctese a las redes sociales y se le deseará un Feliz Día de la Madre. Este día es difícil, por decir lo menos, para aquellas de nosotros que hemos sido eliminadas funcionalmente del papel de madre, a menudo en contra de nuestra voluntad.

Me gustaría desearles un Feliz Día de la Madre muy afectuoso y sincero.

A todas las mamás que viven con el temor de que su hija cumpla 18 años, cuando ella les ha prometido que irá al principal centro de a bortos del mundo, Planned Parenthood por testosterona, les guste o no, las veo.

A todas las mamás a las que se les dice que no apoyan, que son desagradables y poco amorosas por hacer preguntas sobre la ideología de género, que saben que sus hijos son hijos y que sus hijas son hijas, y les dicen que esto es cruel, los veo. No hay nada más amoroso que defender la verdad para su hijo, incluso cuando amenazan con salir de su vida por hacerlo. Como amas a tu hijo y no quieres que lo lastimen, te niegas a mentir para hacerte la vida más fácil. El mundo aplaude a los padres que exhiben con orgullo a sus hijos como parte del nuevo movimiento de derechos civiles por la igualdad de las personas transgénero, pero ustedes se han negado obstinadamente a cumplir, a pesar de que sus familiares y amigos se burlan de ustedes y se burlan de ustedes por ello. No comprenden tu dolor y no sienten empatía. Te veo. Creo que eres increíblemente valiente

A las madres a las que les han dicho, a veces frente a sus hijos, que harán que sus hijos se suiciden si no están de acuerdo con los pronombres, les escucho. Te veo. Este es un chantaje emocional de la peor clase, y ni siquiera es cierto. No te mereces esto. No capitules ante eso.

A las madres que lloran, porque no pudieron parar las hormonas, la cirugía, el alejamiento, te veo. Hiciste todo lo que pudiste. Fuiste impotente para detenerlo. La historia aún no ha terminado. Sigue esperando, sigue amando. Sea amable con usted mismo. No es tu culpa.

A todas las mamás que caminan por la cuerda floja en casa todos los días, que se esfuerzan tanto por decir las cosas correctas cuando lo correcto nunca está claro, los veo. Te veo luchando por amar a tu hijo. Veo lo aterrorizado que estás. Sé que caminas sobre cáscaras de huevo todos los días. Usted está cansado. Se siente como una batalla sin fin y tienes miedo de estar perdiendo. No te rindas.

A las madres que están validando la lucha de sus hijos, sin validar sus elecciones, las veo. Estás demostrando empatía y estás escuchando a tu hijo. Te estás mordiendo la lengua, hasta que te duele. Recuerde, esta es la lucha de su hijo. Ella tiene que superar esto. Intentas ser un aliado y ella te ve como un enemigo. Recuerda que en el fondo ella sabe que la amas. Ella simplemente no puede amarse a sí misma en este momento. Estás tratando de ayudarla a hacer eso. Pero el mundo es un lugar complicado y desordenado, y puede que le tome un tiempo darse cuenta. Te veo.

A las madres que han sido fantasmas de sus propios hijos, que viven día tras día con la angustia del alejamiento, las veo. Conozco este dolor. Los días, las semanas y los años pasan. Tal vez reciba mensajes de texto ocasionalmente o vea imágenes en las redes sociales que le rompan el corazón. El corazón de mi madre se rompe contigo. Este dolor no puede durar para siempre. Creo que terminará algún día. Esperamos juntos, tú y yo. No puedo dejar ir la esperanza, y tú tampoco. El camino a casa está ahí. Déjelo abierto y espere. Encontrarán el camino a casa.

A todas las mamás que repiten sin cesar cada error, cada palabra dura que se ha dicho, los veo. Todos cometemos errores. Convertirse en madre no te hace perfecta. No te mereces esto. Ninguno de nosotros lo hace. No es tu culpa.

A las madres que están enviando a sus hijos a la escuela, solo para enterarse después del hecho de que les han enseñado en la escuela que tienen una identidad de género, que pueden ser de un género diferente y que el sexo es diferente del género, te veo. . Es una traición a la confianza del peor tipo. Para las madres que han aprendido que su hijo ha sido afirmado como un género diferente en la escuela, a sus espaldas, estoy con ustedes. Se le ha pintado como el enemigo, cuando en realidad lo es y siempre ha sido el mayor defensor de su hijo.

A veces nos preguntamos si algo que digamos o hagamos marcará la diferencia. No puedo garantizar un resultado. Pero puedo decirte con confianza, que algún día nuestros hijos nos preguntarán, ¿por qué no me avisaste? Podremos decir, lo hice. Hice todo lo que pude.

Este año no recibí una tarjeta de mis hijos. No recibí flores, ni siquiera un mensaje de texto. Sigo siendo madre y sigo celebrando ese hecho en el Día de la Madre, con todos ustedes. Seguía siendo el trabajo más importante que he tenido. Feliz Día de la Madre a todos y cada uno de ustedes. Estar de pie. Mereces ser celebrado, en el Día de la Madre y todos los días.

 

 

No dude en enviarme un correo electrónico. Estoy en genderapostatenow@gmail.com Mereces ser escuchado.

Lynn Meagher es escritora, artista, tejedora y seguidora de Cristo. Ella aboga por los padres de niños disfóricos de género de inicio rápido. Su blog, Gender Apostasy, se puede encontrar en LynnMeagher.substack.com . Su título más preciado siempre será “Mamá”.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *