CULTURA RELIGIOSAEL MUNDOEl ‘católico’ Biden no mencionó a Dios en el discurso del Día Nacional de Oración.

ACNmayo 7, 2021

Joe Biden, un autoproclamado “católico devoto”, no mencionó a Dios ni una sola vez durante su discurso del Día Nacional de Oración, y en cambio enfatizó “movimientos morales” y temas como ” injusticia racial “.

“A lo largo de nuestra historia, los estadounidenses de muchas religiones y sistemas de creencias han recurrido a la oración en busca de fortaleza, esperanza y guía”, dijo Biden, sin referirse al cristianismo ni a Jesucristo. “La oración ha alimentado innumerables almas y ha impulsado movimientos morales, incluidas las luchas esenciales contra la injusticia racial, el trabajo infantil y la violación de los derechos de los estadounidenses discapacitados”. 

“La Primera Enmienda de nuestra Constitución protege los derechos de la libertad de expresión y la libertad religiosa, incluido el derecho de todos los estadounidenses a orar”, continuó. “Estas libertades nos han ayudado a crear y mantener una nación de notable vitalidad religiosa y diversidad a través de las generaciones”.

De hecho, la Primera Enmienda protege la libertad de practicar la propia religión, no solo de “rezar”, aunque los demócratas y los izquierdistas han utilizado el brote de coronavirus como pretexto para prohibir que las personas vayan a la iglesia. En abril de 2020, un condado de California llegó a prohibir el canto durante los servicios religiosos transmitidos en vivo en edificios eclesiásticos vacíos. Los “instrumentos de viento” y las “armónicas” también se consideraron una amenaza. 

El discurso del Día Nacional de Oración se produjo apenas dos semanas después de que la administración Biden demandara para obligar a los cristianos a realizar cirugías de “cambio de sexo” transgénero . La demanda, que fue lanzada por el candidato de Biden Xavier Becerra, jefe del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS), apunta específicamente a una orden de monjas católicas con sede en Michigan.

Desde que asumió el poder en enero, la nueva administración aceleró el tráfico de bebés abortados, puso fin a una iniciativa del Departamento de Estado que promovía la libertad religiosa y autorizó cientos de miles de millones de dólares en gastos que podrían utilizarse para abortos.

La Casa Blanca de Biden también ha ordenado que los contribuyentes financien los procedimientos de “cambios de sexo”, intentó abolir los deportes de sexo específico para los niños estadounidenses y trabajó con las grandes empresas de tecnología para reprimir el discurso políticamente desfavorable. “Celebramos nuestra increíble buena fortuna de que, como estadounidenses, podemos ejercer nuestras convicciones libremente, sin importar nuestra fe o creencias”, dijo Biden el miércoles, sin una pizca de ironía. 

El discurso sin Dios se asemeja al mensaje oficial de Pascua de la Casa Blanca el mes pasado que de manera similar no mencionó a Jesucristo y se usó para presionar a las personas a tomar la vacuna experimental COVID-19 

A pesar de que Biden se autodenomina como un católico practicante, sus ataques radicales a la vida, la familia y la fe le han valido una reacción sin precedentes por parte de los líderes católicos estadounidenses.

“El presidente debe dejar de definirse a sí mismo como un devoto católico y reconocer que su punto de vista sobre el aborto es contrario a la enseñanza católica moral”, el arzobispo Joseph Naumann, el presidente de la Conferencia Estadounidense de Obispos Católicos (USCCB) comité pro-vida, dijo a principios de este año. “Cuando dice que es un católico devoto, los obispos tenemos la responsabilidad de corregirlo”.

En las últimas semanas, varios prelados estadounidenses, entre ellos Naumann, el arzobispo Samuel Aquila de Denver, el arzobispo Salvatore Cordileone de San Francisco y el cardenal Raymond Burke han renovado los llamamientos para que se niegue la comunión o incluso excomulgue a los políticos pro-aborto. 

Más de una docena de obispos respaldaron una declaración de la USCCB el día de la inauguración en la que censuraba al “nuevo presidente” por amenazar con “promover los males morales” “en las áreas de aborto, anticoncepción, matrimonio y género”.

 

Por Raymond Wolfe.

LifeSiteNews.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *