EN MÉXICOJalisco: el Goliat del pluripartidismo fake de los masones socialdemócratas vs el David pro Vida y Familia.

ACNmayo 5, 2021

La explosiva postulación de candidatos en el estado mexicano de Jalisco, parece confirmar la deliberada estrategia de fragmentar el voto de castigo en todo el país, pero también estaría evidenciando el fin del monopolio opositor; el desgajamiento del otrora sufragio unificado del pueblo católico y, quizá lo más significativo: la simulación de rivalidades en las elecciones del mes próximo, para forzar a la ciudadanía a elegir entre puros socialdemócratas, encubiertos bajo diversos paraguas partidistas.

Zapopan, el séptimo municipio más poblado de México, es fiel representativo de la secularización del voto y del pluripartidismo fake. El gobierno de Jalisco, por ejemplo, está en poder del formalmente socialdemócrata “Movimiento Ciudadano”. Siendo el único partido político nacional que oficialmente promueve el aborto en sus principios, estratégicamente coloca, sin embargo como candidato para ese Municipio a Juan José Frangie, con el fin de captar votos de los pro Vida, y de la misma manera deja crecer al declarado socialdemócrata Pedro Kumamoto, proclive a la agenda LGBTIQ y abiertamente en favor del aborto, como candidato “opositor” por un partido local, “Futuro”. Siendo entonces Omar Borboa del PAN el único aspirante realmente pro Vida.

Jalisco cuenta con 125 Municipios, pero más de cien personas, entre hombres y mujeres, participan como candidatos por 10 de esas alcaldías. Esas cifras son un adelanto de la volatilización del voto, de la fragmentación del voto de castigo que se espera para las elecciones del mes próximo en el país.

De hecho, el pluripartidismo no es ajeno a los mexicanos. Durante décadas, con el fin de legitimar la permanencia autoritaria en el Poder de la “Familia Revolucionaria”, aparecían en las boletas electorales lo mismo el PPS (Partido Popular Socialista) que el PARM (Partido Auténtico de la Revolución Mexicana). Y lo hacían, al lado de las siglas del Partido Acción Nacional (PAN). Los tres, representaban a la oposición pero el grueso de los católicos votaba por este último. Se sentía plenamente identificado y representado por él. Sin embargo, se está viviendo un fenómeno muy importante: con motivo de las alianzas y coaliciones partidistas, se ha producido un desdibujamiento partidista y la uniformidad del voto del mexicano promedio, del voto católico, se ha desperdigado, amenazadoramente, para la salud integral del país.

Esto es, debido al sincretismo adoptado por los dirigentes de algunos partidos políticos, y expresado en alianzas y coaliciones con sus similares, pero de doctrina adversa, el mexicano promedio –católico, fervoroso, trabajador, sencillo, simple, ajeno a los elaborados constructos mentales…– “perdió la brújula”, “perdió el norte”, parece navegar a la deriva…y se ha hecho fácil presa de merolicos como un llamado Pedro Kumamoto (que podría ser personaje representativo de la picaresca), que de socialdemócratas como el Movimiento Ciudadano o de mentirosos y fallidos como los de MORENA.

Es así que a pesar de que muchos de esos personajes y partidos manejan formal, oficialmente una agenda doctrinal y política no sólo ajena sino hasta contraria a sus  principios, a sus creencias, peligrosamente amenazan con conseguir el voto de ese mexicano promedio, que parece estar cayendo, como presa fácil de la demagogia, del discurso sin sustento, de la promesa fácil.

Zapopan es el municipio mayormente poblado del estado de Jalisco. Con más de millón y medio de habitantes, se apresta a renovar la presidencia municipal, en medio de una refriega electoral en la que el católico panista Omar Borboa enfrenta, por ejemplo, a Juan José Frangie, que ha resultado ser el candidato gris de Movimiento Ciudadano; a Alberto Uribe, el derrochador de recursos en campaña de MORENA; a Dulce Sarahí Cortés del PRI; a Salvador Cosío, del PVEM; a María Gómez Rueda de Hagamos; Eduardo Fierros Navarro por Fuerza por México y el ya citado Pedro Kumamoto, por Futuro.

Vale la pena detenerse en la figura de Kumamoto, ya que además de que parece contar con el respaldo de la corriente jesuítica de izquierda del ITESO (Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente), donde estudió, se ha manifestado abiertamente en favor de las llamadas “bodas” gay y a favor del aborto. Gracias al apoyo mediático que recibió, en el año 2015 se convirtió en “diputado independiente”, precisamente por el Distrito 10, de Zapopan, Jalisco.

Su desempeño en el cargo fue oscuro, inadvertido, ya que una sola iniciativa presentó en los 3 años de gestión. Carece de un proyecto integral de gobierno. Sin embargo, cuenta con respaldo en algunos medios.

La campaña de Kumamoto la hace bajo el paraguas de “Futuro”. El nombre de dicho partido no es producto de la ocurrencia, sino más bien significativo, porque precisamente es el que los masones socialdemócratas que abandonaron el PRI tras los comicios del 2018 (como Beatriz Pagés y José Narro Robles), junto con algunos dirigentes del PRD, escogieron como reemplazo de “Partido de la Revolución Democrática” (PRD). Ellos habían propuesto “Futuro 21”.

Debe recordarse que “el 23 de junio De 2019, Futuro 21 surgía ante la opinión pública como un “proyecto de partido socialdemócrata”, y dos meses después, el 24 de agosto se realizaba su asamblea fundacional, donde, Jesús Ortega del PRD, ofrecía el registro de este instituto político para la nueva formación. “(Héctor Figueroa, 21 de febrero de 2021).

Ante la cercanía de las elecciones del 2021, los trabajos para la conversión del PRD en “Futuro 21” quedaron pospuestos y entonces oficial, formalmente, sus promoventes conformaron “Sí por México”, donde impusieron la “neutralidad ideológica” a todas las agrupaciones pro Vida y pro Familia.

Como se puede observar, la promoción excepcional que recibe Kumamoto, y la ruptura del bloque pro Vida y pro Familia en Jalisco, parecen responder a un plan deliberado desde los altos círculos de poder. Tampoco debe olvidarse que militantes destacados de Movimiento Ciudadano, formaron parte del PRD y postularon sucesivamente a AMLO como candidato a la Presidencia de México.

Jalisco, como el resto del país, de esa manera, se estaría aproximando a la celebración de comicios a base de pluripartidismo fake, en buena medida facilitado por la política de alianzas que han terminado por desfigurar al partido que era representativo del sector católico de los mexicanos.

Sin embargo, aunque difícil pero no imposible, los Zapopanos puede dar una sorpresa al no dejarse engañar por el juego de los masones socialdemócratas y votar por las personas que realmente sean congruentes y representen los valores pro Vida, Familia, Libertades y el respeto a la característica religiosidad católica de Zapopan, si se apuestan en verdad por la persona, Omar Borboa es la única opción, que dista de sus rivales por ser libre, congruente con la doctrina de su partido y por poder operar de la misma manera con la que habla y toca esos temas, en libertad y entusiasmo, es el único que ha ofrecido un Gobierno con Perspectiva de Familia, ojalá y todos los municipios tuvieran a personajes como el Candidato a Presidente Municipal del PAN por Zapopan, ojalá los Zapopanos le quiten a los masones socialdemócratas el control, el monopolio, el poder desde el Gobierno.

Por Fernando Limón Romero.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *