EL MUNDOVIDA Y FAMILIAGobiernos de AMLO y Biden trataron de imponer el aborto y “derechos” LGBT a países, en acuerdo sobre alimentación

ACNabril 28, 2021

La Comisión de Población y Desarrollo de la ONU adoptó un acuerdo sobre seguridad alimentaria. El acuerdo no avanza en lo que respecta al aborto y los derechos LGBT.

El tema aparentemente inofensivo de la sesión de la comisión de este año, “Población, seguridad alimentaria, nutrición y desarrollo sostenible”, no impidió que los países poderosos intentaran incluir el aborto, las cuestiones LGBT y la autonomía sexual de los niños en el menú. Al final, no tuvieron éxito.

En una rara reunión en persona en la sede de la ONU, las delegaciones que promueven el aborto y los derechos LGBT, lamentaron que el acuerdo no incluyera referencias a los derechos sexuales, educación sexual integral o lenguaje que pudiera usarse para promover políticas LGBT, durante su adopción este Mañana.

Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Australia, Nueva Zelanda y México intentaron y no pudieron agregar estos elementos durante las negociaciones de las últimas semanas.

Los países donantes no agregaron referencias a “formas de discriminación múltiples e interrelacionadas” ni a “mujeres en toda su diversidad” en el acuerdo. Ambas expresiones se entienden para promover políticas LGBT en el desarrollo y la asistencia humanitaria.

El fondo de población de la ONU (UNFPA), la agencia de la ONU que implementa la política de población de la ONU, también se mostró decepcionado de que el acuerdo no aprobara las políticas sociales progresistas de sus poderosos donantes.

“#SexEd no es un medio de sexualizar a hombres y mujeres jóvenes”, tuiteó Natalia Kanem, directora ejecutiva de la agencia. Su tweet afirmó que el 56% de los países en realidad tienen leyes que apoyan la educación sexual integral.

Los Estados miembros sintieron una gran presión para llegar a un acuerdo este año. Las últimas cuatro sesiones de la comisión terminaron sin un acuerdo en medio de controversias sobre el aborto y los temas LGBT.

La presión para llegar a un acuerdo fue quizás mayor para los delegados africanos. El presidente de la sesión de este año de la comisión fue un africano, el embajador Yemdaogo Eric Tiare de Burkina Faso. Debido a la forma en que los diplomáticos perciben la dinámica de la ONU, se habría reflejado mal en el Grupo Africano en su conjunto si la comisión no hubiera podido llegar a un acuerdo.

“Estamos muy orgullosos de haber vuelto a lograr el consenso bajo el liderazgo africano”, declaró el delegado de Marruecos. Habló en nombre de 54 países africanos.

A pesar de la satisfacción general del Grupo Africano, un delegado de Egipto dijo que sólo aceptaba el término “derechos reproductivos” según la definición de ese término en la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo de 1994. La conferencia dejó de lado el aborto y los derechos LGBT de la definición de ese término.

De manera similar, el delegado de Brasil en la comisión, dijo que el lenguaje sobre salud sexual y reproductiva era controvertido y no gozaba de consenso internacional. Acusó a los “grupos de intereses especiales” de desviar la atención de la comisión del tema de la seguridad alimentaria hacia “cuestiones tangenciales”.

Nicaragua, Guatemala, la Federación de Rusia, Hungría, Qatar e Irak formularon reservas similares sobre el uso de los términos controvertidos utilizados por la industria del aborto para promover el aborto.

Un delegado de la Santa Sede, en representación del Papa Francisco en las Naciones Unidas, reiteró su reserva de larga data sobre el uso de tales términos. Hizo hincapié en que desde la conferencia de 1994 en El Cairo no ha habido “ningún cambio en su conocida posición” y que la sexualidad debe ejercerse “de acuerdo con las normas morales”.

Tanto la Federación de Rusia como la Santa Sede también lamentaron que no se mencionaran políticas orientadas a la familia en el acuerdo.

A pesar del estancamiento general en estos temas controvertidos, los países progresistas utilizaron con éxito el acuerdo para reformular el tema de la seguridad alimentaria en términos de hacer que la producción de alimentos sea sostenible con miras al cambio climático.

La resolución adoptada por la comisión incluye varios elementos que son ampliamente aceptados, entre ellos destacar la nutrición para las madres embarazadas y lactantes y en los primeros 5 años de vida. El hambre y la desnutrición cobran la vida de más de 3 millones de niños cada año.

 

NEW YORK, EU.

C-Fam.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *