DESTACADOSEl progresismo religioso pierde sus viejas figuras que abrazaron el socialismo y combatieron el celibato, la infalibilidad…

ACNabril 9, 2021

No corren buenos tiempos para el nacionalprogresismo eclesial, cada vez quedan menos “militantes” y más ancianos y encima sus grandes referentes ideológicos se están yendo de este mundo y además sin recambio. Los años pasan y aquellos hombres que tanta admiración despertaron hace unas décadas están llegando al tramo final de sus vidas y en muchos casos ya han finalizado su itinerario vital, teniendo que observar en sus últimos momentos como sus causas no sólo no se han hecho realidad, sino que hoy en día no interesan a casi nadie.

Esta semana hemos tenido noticia de la muerte en un mismo día del teólogo suizo Hans Küng y del activista social catalán Arcadi Oliveres, ciertamente que hay muchas diferencias entre ambos personajes, pero también hay muchos puntos en común, se trata de dos perfiles rebeldes contra las doctrinas oficiales, en el caso de Küng las de la Iglesia: Celibato, infalibilidad papal… y en el caso de Oliveres las del capitalismo dominante en nuestra sociedad. También es común la admiración que provocaban entre los “progres” católicos catalanes, la mayoría de ellos con la doble militancia, es decir también nacionalistas.

Desde la más lejana distancia ideológica con ambos personajes, tengo que reconocer que tenían unas cualidades intelectuales y que se creían sus ideales, por los que apostaron fuerte, con las consecuencias que ello podía provocarles, a Küng se le marcó como heterodoxo y eso le cerró muchas puertas, aún recuerdo cuando estuvo aquí en Barcelona y el cardenal Carles prohibió que hiciera su conferencia en un local de la Iglesia y tuvo que hacerlo en un espacio civil. Oliveres pasó prisión durante el franquismo, como su maestro ideológico el ex-escolapio Lluís Maria Xirinachs.

Los dos tenían argumentos y capacidad dialéctica, algo que ya no se encuentra en los nuevos “progres” de pacotilla, Arcadi Oliveres compartió un proyecto político-social con la monja benedictina Teresa Forcades, el llamado “Procés constituent”, un proyecto a caballo ideológico entre la CUP y En Comú Podem,  es decir izquierdista, con derecho a la autodeterminación, y con tintes anti-sistema. La Forcades dilapidó todo el poder mediático que había conseguido al ser una monja “distinta”, con declaraciones sin sentido que daban vergüenza ajena escucharla, no es así el caso de Oliveres, con un bagaje personal de compromiso de muchos años y con una capacidad de raciocinio más que demostrada.

Oliveres formó parte del colectivo “Cristianos por el socialismo”, esa mezcla imposible que hubo unos años que tuvo muchos “afiliados” entre ellos personas con un cierto prestigio y reconocimiento social, como tantas otras cosas de ese estilo hoy en día eso ya es historia,  por mucho que Miquel Iceta intentara crear un grupo de socialistas cristianos dentro del PSC, entre los que está el exministro Salvador Illa, pero nada tiene que ver una cosa con la otra. Los de la quinta de Oliveres creían en una revolución, en un utópico mundo distinto, en la caída del capitalismo…  Los socialistas de hoy creen en una sociedad dentro del Nuevo Orden Mundial (NOM) en el que coinciden en casi todo con liberales y peperos.

Se va una generación de luchadores por unas causas fracasadas, pero hay que reconocer la valentía, la constancia y una buena capacidad intelectual, detrás no queda casi nada, y lo poco que queda da mucha pena. Bajo el paraguas del independentismo se cobijan muchos admiradores de estos referentes, que nos van dejando, pero ya se ha visto que no les llegan ni  a la suela de los zapatos. He leído tuits de condolencia por la muerte de Oliveres de los principales líderes independentistas, esos mismos que al final demuestran que lo único que les preocupa son cuántos asientos en el gobierno me quedó yo y cuantos te quedas tú. Ni Oliveres quiso nunca ocupar cargos en la política ni en los gobiernos, ni Küng en la jerarquía de la Iglesia.

Francisco Fabra

Publicado por Germinans Germinabit

8 comentarios:

  1. Anónimo9 de abril de 2021, 1:19Responder
  2. “Ni Oliveres quiso nunca ocupar cargos en la política ni en los gobiernos, ni Küng en la jerarquía de la Iglesia.”Esta generación del 1968, (Oliveres 1945, Küng 1928) tenía una extraña aversión a los gobiernos y a la jerarquía eclesial, pero sólo a eso, porque tenían una simpatía o afición a los premios, honores, cargos y movidas diversas:

    1. Küng tenía 35 premios, órdenes, medallas y ciudadanías honorarias, el nombre de un asteroide, 18 doctorados honorarios, 24 volúmenes de obras completas (Herder, 2.000 €), Presidente de la Fundación Herbert-Haag para la “Libertad en la Iglesia” (Lucerna) y Copresidente de la Conferencia Mundial sobre Religión y Paz (Nueva York)…

    2. Oliveres tuvo 15 premios y galardones, participó en más de 60 libros y publicaciones, presidente, impulsor o miembro activo de 13 entidades (Justícia i Pau), realizó innumerables conferencias y viajes, profesor de universidades, colaborador de medios de comunicación, mediador de conflictos…

  3. Respuestas

     

  4. Anónimo9 de abril de 2021, 10:56
  5. Es más fácil ser adulado que trabajar I
  6.  

    Responder

  7. Hermenegildo9 de abril de 2021, 1:31Responder
  8. “Los de la quinta de Oliveres creían en una revolución, en un utópico mundo distinto, en la caída del capitalismo…”Eso en mi tierra se llama comunismo.
  9. Anónimo9 de abril de 2021, 1:58Responder
  10. “La Forcades dilapidó todo el poder mediático que había conseguido al ser una monja “distinta”, con declaraciones sin sentido que daban vergüenza ajena escucharla, no es así el caso de Oliveres, con un bagaje personal de compromiso de muchos años y con una capacidad de raciocinio más que demostrada.”—

    Forcades tuvo la inmensa suerte de que el Vaticano no la excomulgara ferendae sententia declarata, es decir, que fuera excomulgada mediante procedimiento administrativo o judicial con sentencia judicial, a pesar de que estaba excomulgada latae sententiae non declarata, es decir, de forma automática, ipso iure et ipso facto, entre otras cosas, por apoyar en vídeos y escritos el aborto, la eutanasia, el suicidio asistido, la eugenesia, la reproducción asistida, la anticoncepción, o por negar la enseñanza de la Iglesia en muchos puntos, uno de ellos, la virginidad post-parto de la Virgen María. Muy mal el Vaticano, y muy mal su obispo de Sant Feliu,

    Otra suerte que tuvo es que al salir a la palestra pública, le reservaron el sueldo y la plaza de monja en Montserrat, privilegio del que puede dar besos y caricias, pues pocas monjas excomulgadas pueden hacer política anticatólica y cobrar y tener la cama guardada…

    La tercera suerte de la Forky fue que al sacarse la imagen de marca que la identificaba y la dejaba muy guapa, el vestido de monja con hábito, cofia y toca, cuando accedió al ágora política, se vistió de “yayona-tieta”, quedando decepcionantemente demodé, anticuada, trasnochada, apolillada. La cofia o toca le daba la personalidad y la identidad, incluso vi una vez un cartel anunciando una conferencia suya con el relieve almendrado de su cofia o toca, sin ojos, nariz ni boca, a tal punto había llegado el identificador del hábito de monja.

    Arcadi Oliveres tuvo también la suerte de pertenecer a la generación de antes de la reforma educativa y universitaria socialista de la democracia de los 1980, porque acudió a la escuela y universidad franquista, que aún arrastraba el rigor y la excelencia, al menos en el formalismo del pensar y en la riqueza lingüística, de fines del siglo XIX, donde aún se daba cultura clásica, oratoria, retórica, escolástica (razonamiento), ortografía, caligrafía, vocabulario, lecturas (si era alumno escolapio como yo, eso es así, al menos en grado elemental, y además, era el ambiente de los 1950-1960)…

    Otra suerte que tuvo es que en la España de los 1960 y parte de los 1970, en la Iglesia Católica no se discutía de casi nada. Encontró un excepcional desierto y vacío intelectual: el primero que lo ocupara, sería el primero en todo.

    Además, en término de las modas intelectuales y filosóficas, España y Cataluña lleva y llevaba unos 10-15 años de retraso en relación con los intelectuales y sus devaneos ideológicos de Alemania, Francia y los EEUU. Fue un avanzado, un cul de mal seure d’en Jaumet, en todas las movidas progresistas, al tener un conocimiento anticipado de las mismas.

  11. Respuestas

     

  12. Unknown9 de abril de 2021, 11:08
  13. Lo siento por la diócesis de Sant Feliu. Con mimbres como los que le tocaron, ha acabado desdibujada lo que podía ser hoy una realidad eclesial con tanta personalidad propia como la egarense.
    Montserrat no le ha hecho ningún bien. Forcades es el caso más extremo, pero ha habido otras cosas que pusieron palos en las ruedas. A ver si el traspaso definitivo de esta generación estéril en lo espiritual le permite levantar cabeza. A Sant Feliu y a Barcelona.
  14.  

    Responder

  15. Y se creyeron dioses9 de abril de 2021, 3:29Responder
  16. “se trata de dos perfiles rebeldes contra las doctrinas oficiales”I. Jesús nunca condenó al rico por ser rico, ni los consideró como apestados y leprosos. Eso se demuestra con la celebración de la Pascua de Marcos 14, con tres indicadores que muestran que Jesús sólo pudo celebrar la Pascua gracias a un rico:

    “El primer día de los Azimos, cuando se sacrificaba el cordero pascual, le dicen sus discípulos: «¿Dónde quieres que vayamos a hacer los preparativos para que comas el cordero de Pascua?» Entonces, envía a dos de sus discípulos y les dice: «Id a la ciudad; os saldrá al encuentro un hombre llevando un cántaro de agua; seguidle y allí donde entre, decid al dueño de la casa: “El Maestro dice: ¿Dónde está mi sala, donde pueda comer la Pascua con mis discípulos?” El os enseñará en el piso superior una sala grande, ya dispuesta y preparada; haced allí los preparativos para nosotros.»

    Los tres indicadores:

    1. “un hombre llevando un cántaro de agua”: no era una mujer como la Samaritana, sino un hombre, por lo que es un sirviente aguador de una casa rica

    2. “Él os enseñará en el piso superior una sala grande”: es una casa cuya sala es grande, está en el primer piso y es robusta para que quepan 13 personas. Es una casa propia de un rico

    3. “ya dispuesta y preparada”: está amueblada con la mesa y los 13 divanes romanos, 1 para Jesús y 12 para los apóstoles, y seguramente, con mesas auxiliares, lámparas, armario. Es un rico romanizado, haciendo una Pascua judía con formas romanizadas

    II. Jesús es Dios y Hombre verdadero, la Segunda Persona de la Santísima Trinidad. Es Dios. Por ello, durante la celebración de la Pascua judía, realiza una “novación” o modificación del primer pacto, contrato o Alianza Antigua realizada por Dios con el Pueblo de Israel en el Monte Sinaí con Moisés.

    También hay otras alianzas: con Noé después del Diluvio con el signo del Arco Iris, y el pacto de Dios con el patriarca Abraham, al cual le prometió una descendencia igual de grande que las estrellas del cielo y las arenas de los mares, cambió su nombre de Abram a Abraham, y el gesto por el que se transmitirá este pacto será mediante la circuncisión.

    “Bebed todos de él (cáliz), porque ésta es mi Sangre de la Nueva Alianza que es derramada por muchos para la remisión de los pecados”

    Aquí existe una parte del contrato, Jesús como Dios, donde vemos un mínimo de tres cosas:

    1. El cambio de la Antigua Alianza con el Pueblo de Israel “novando” el contrato por la Nueva Alianza Universal, y nace la Iglesia, porque Jesús instituye la Eucaristía “tomad y comed… tomad y bebed”, y el Sacerdocio “haced esto”

    2. Se declara Dios porque sólo Dios puede cambiar este contrato, la Antigua Alianza

    3. Se declara Dios porque perdona los pecados con su Sangre derramada por todos para la salvación de muchos (los arrepentidos)

    Por eso, hoy en día, por obra del modernismo de los teólogos católicos de la ruptura rebelde, asistimos a una especie de prefiguración del Anticristo en ellos, pues como si fueran dioses, instituyen una Tercera Alianza y unos Mandamientos Novísimos: es lícito el aborto, eutanasia, eugenesia, suicidio asistido, reproducción asistida, contracepción, divorcio, promiscuidad, pornografía, pederastia, ideología de género, adulterio, integración de otras religiones, sacerdocio casado y femenino, la no infalibilidad del Papa, la revolución eclesiológica del camino sinodal alemán.

    Estos teólogos y consagrados son hijos del Anticristo, ellos hacen la Gran Apostasía previo a la entronización del Anticristo, se consideran como los dioses de II Tesalonicenses 2:

    “Primero tiene que venir la apostasía y manifestarse el Hombre impío, el Hijo de perdición, el Adversario que se eleva sobre todo lo que que lleva el nombre de Dios o es objeto de culto, hasta el extremo de sentarse él mismo en el Santuario de Dios y proclamar que él mismo es Dios”

  17. Respuestas

     

  18. Anónimo9 de abril de 2021, 8:18
  19. Excelente comentario. El otro día escuché una entrevista de Sánchez Dragó a Kung. Las respuestas eran lamentables. Entró en el seminario casi por obligación y su único objetivo en la vida fue dilapidar el cristianismo para convertirlo en una ideología modernista humanista. Un hombre sin fe que ha destruido la fe de tantos que le creyeron a él en lugar de al Dios verdadero.
  20.  

    Responder

  21. JMVG9 de abril de 2021, 10:20
  22. Ser rompedor por ser rompedor no constituye ningún mérito. La voluntad de subvertir una situación no es en sí mismo ni buena ni mala. Lo que se ha dado en llamar progresismo se identifica por su carácter crítico contra la doctrina y la moral de la Iglesia. Me ciño a Hans Kung.
    Distingue la teología entre verdaderas y falsas reformas, por tomar una expresión de Yves Marie Congar, a quien traté en dos ocasiones, una en Barcelona y otra en Le Saulchoir, ésta cuando iba ya en silla de ruedas. La reforma del dogma consiste en su evolución homogénea. Por ejemplo, en la Infalibilidad. Acotar el dogma es reducir ese privilegio a los contados casos en que se dan las condiciones exigidas. Parece manifiesto que la mayoría de las declaraciones de Francisco no caen bajo el paraguas de la infalibilidad; más bien son aberrantes o dudosas. Negar la infalibilidad a las mismas no es abonar la tesis de Kung, que iba directamente contra esa prerrogativa pontificia.
    Por alejarse de la línea marcada por el Concilio Vaticano I se le retiró la venia docenci de teología católica. Pudo haberse callado y retirado disciplinadamente. Pero no fue así. Siguió enseñando en la misma universidad en una situación de abierto rebelión contra el Pontífice.
    Escribió Congar unas cartas doloridas a su madre cuando el maestro de la Orden de los dominicos le retiró la venia docendi y lo envió a Cambridge para que siguiera estudiando y reflexionando. Obedeció como fraile modelo.
    Son dos modelos distintos, contrapuestos.

 

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *