VIDA Y FAMILIAFranca rebelión cismática del lobby gay en la iglesia: desafía la prohibición de “bendecir” las “bodas” homosexuales y obispo dice que “siente vergüenza”.

ACNmarzo 17, 2021
“Llamada a la desobediencia 2.0” es el título de un manifiesto de la asociación austriaca de sacerdotes progresistas Iniciativa Pastor (“Pfarrer-Initiative”), en la que anuncian que desafiarán la prohibición romana a las bendiciones eclesiásticas a parejas del mismo sexo.

 

«Los miembros de Iniciativa Pastor estamos profundamente consternados por el nuevo decreto romano que quiere prohibir la bendición de las parejas del mismo sexo», afirman en la nota.

La decisión refrendada por Su Santidad es en realidad, dicen, una involución hacia épocas “que esperábamos ver superadas con el Papa Francisco”. Siempre, siempre es igual. La idea que se han hecho tantos ‘renovadores’ eclesiales del actual pontífice no deja de arrastrarles a la frustración una y otra vez, cuando, finalmente, el Santo Padre no hace lo que, en cualquier caso, no puede hacer de ninguna manera: cambiar la doctrina perenne de la Iglesia.

Pero el clero de habla alemana está decidido a tirar el niño con el agua de la bañera e izar la bandera de la rebelión, como hace esta “llamada a la desobediencia”: “En solidaridad con tantos, no rechazaremos a ninguna pareja en el futuro que pida la bendición de Dios, que experimentan todos los días, en el culto.

Según el meloso y sentimental alegato, «la realidad ha demostrado desde hace mucho tiempo» que las parejas del mismo sexo unidas por amor merecen que se celebre la bendición de Dios en la iglesia. Esta práctica responsable se basa en una teología de vanguardia”. Recuérdenme, por favor, todos los casos en los que Cristo alabó las novedades y la vanguardia. Me valen también los Padres de la Iglesia.

La asociación protesta con vehemencia contra la premisa de que las parejas del mismo sexo no son parte del plan divino. “Aquí se intenta socavar la realidad de la creación con presunciones dogmatizantes. Lamentamos profundamente que este decreto, que intenta reavivar el espíritu de tiempos anhelados, ensanche la brecha entre la burocracia romana y el mensaje liberador de Jesús de la Iglesia local ”.

La Iniciativa Pastor es un movimiento austriaco de sacerdotes y diáconos católicos que hacen campaña para reformar la iglesia en un sentido ‘progresista’ Según sus propias declaraciones, sus objetivos son “congregaciones animadas, estructuras eclesiásticas sinodales contemporáneas y, sobre todo, una iglesia global creíble y de mente abierta que se centre en el servicio sincero a las personas”. Fundada en abril de 2006 por nueve sacerdotes, la iniciativa cuenta ahora con alrededor de 350 miembros de las filas de la iglesia oficial católica romana. Más de 3.000 laicos y laicos apoyan el movimiento de reforma en torno al pastor Helmut Schüller.

Y LA SIGUIENTE ES LA DECLARACIÓN PRO GAY DEL OBISPO DE AMBERES.

 

El obispo de Amberes pide perdón a las parejas homosexuales: «Siento vergüenza de mi Iglesia».

 

Ante el documento vaticano sobre la imposibilidad de bendecir parejas de personas del mismo sexo.

El obispo de Amberes, Johan Bonny, ha lamentado en un artículo en Standaard que las relaciones homosexuales no puedan ser bendecidas dentro de la Iglesia. El obispo de la diócesis sufragánea de Malinas-Bruselas responde así al documento de la Congregación para la Doctrina de la Fe sobre esta cuestión, recoge Le Soir.

El escrito de la Santa Sede, que recibió el beneplácito del Papa Francisco, negaba tajantemente esta posibilidad. La Iglesia “no bendice ni puede bendecir el pecado: bendice al hombre pecador, para que se reconozca como parte de su designio de amor y se deje cambiar por Él”. La Iglesia “no dispone, ni puede disponer, del poder para bendecir uniones de personas del mismo sexo”, explicaba el escrito vaticano.

Para el obispo de Amberes esta posición es intolerable. “Siento vergüenza indirectamente por mi Iglesia. Y sobre todo, siento una incomprensión intelectual y moral. Me gustaría pedir disculpas a todos aquellos para quienes esta respuesta es dolorosa e incomprensible: parejas homosexuales religiosas y católicas, padres y abuelos de parejas homosexuales y sus hijos, personal pastoral y consejeros de parejas homosexuales”, explica en el Standaard.

Si tanta vergüenza tiene su eminencia, y viendo que sus opiniones contradicen las enseñanzas católicas, ¿por qué no se va? ¿Por qué esta gente que claramente no está a gusto con la doctrina católica sigue en la Iglesia?

Pero lo más llamativo es que esta postura no la sostiene un catequista de una diócesis cualquiera, la defiende el obispo de Amberes. ¿Cómo ha llegado a sucesor de los apóstoles alguien que sostiene estas cosas?

 

CARLOS ESTEBAN.

Infovaticana.

 

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *