VIDA Y FAMILIALa frase «salud y derechos sexuales y reproductivos», esconde el Aborto; Biden la apoya en la ONU.

ACNfebrero 28, 2021

La administración Biden devolvió la diplomacia estadounidense a favor del aborto en la sede de la ONU esta semana. El cambio se produjo en las primeras rondas de lo que será una larga y polémica negociación de la ONU sobre el aborto.

Según diplomáticos que hablaron con Friday Fax, la administración Biden expresó su apoyo a la controvertida frase «salud y derechos sexuales y reproductivos» en las negociaciones de la ONU.

Los diplomáticos estadounidenses siguieron el ejemplo de la Unión Europea, que propuso las referencias a la polémica frase en la primera ronda de negociaciones del proyecto de acuerdo de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer de la ONU, que tendrá lugar el próximo mes.

La frase «salud y derechos sexuales y reproductivos» es más que un eufemismo para referirse al aborto. Nunca ha sido acordado o definido en la política de la ONU porque incluye «derechos sexuales», una noción que los países socialmente conservadores encuentran ofensiva. Los derechos sexuales fueron rechazados por los diplomáticos de la ONU ya en la Conferencia de Mujeres de Beijing en 1995. A lo largo de los años, las agencias de la ONU promueven los derechos LGBT, el acceso al aborto y la autonomía sexual de los niños bajo esta rúbrica.

Los delegados dijeron al Friday Fax que Estados Unidos permaneció callado sobre el aborto en presentaciones escritas que debían presentarse la semana pasada. Pero pocos días después de que el Senado confirmara a Linda Thomas-Greenfield como embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, los diplomáticos estadounidenses respaldaron la agenda de derechos sexuales de la Unión Europea.

La posición de Estados Unidos cambió drásticamente desde hace solo unas semanas bajo la administración Trump en la Asamblea General. Durante la administración de Trump, el gobierno de Estados Unidos se opuso a la frase «salud y derechos sexuales y reproductivos».

Se esperaba el cambio repentino en la posición de Estados Unidos

El memorando del 28 de enero del presidente Biden sobre la salud de la mujer presagiaba el apoyo de Biden al nuevo período controvertido en las Naciones Unidas. El memorando dice específicamente: «Es política de mi administración, apoyar la salud y los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y las niñas en los Estados Unidos, así como a nivel mundial». El memorando también ordena al Departamento de Estado de los Estados Unidos y a la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional que promuevan estas nociones.

La Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer es normalmente un evento anual bullicioso en el calendario de la ONU. Miles de feministas de todo el mundo convergen en Nueva York para una quincena de debates, fiestas y ceremonias. Es la reunión anual de la ONU más grande con más de 7.000 participantes. Mientras las feministas se deleitan al margen de los eventos oficiales cada año, los estados miembros de la ONU debaten políticas sociales controvertidas como el aborto y los derechos LGBT, junto con otras menos controvertidas.

La sesión del año pasado se emparejó al mínimo debido a la pandemia de COVID-19. La comisión solo se reunió durante medio día. Este año, la mayor parte del trabajo de la comisión se realizará virtualmente en la segunda y tercera semana de marzo.

A las feministas no se les permitirá ingresar a las instalaciones de la ONU debido a los protocolos COVID-19. A excepción del polémico debate entre los delegados, se espera que la comisión siga siendo un asunto silencioso a diferencia de otros años.

 

 

LifeNews/InfoCatólica.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *