EL MUNDOIGLESIA EN MOVIMIENTOCasi todos los jefes de dicasterio de la Curia romana están en plena edad de jubilación, pero sus puestos han sido ampliados por Francisco.

ACNfebrero 26, 2021

Hace cinco días hablábamos de la dimisión de los cardenales Robert Sarah (75 años) y Angelo Comastri (77 años) . Se aceptaron renuncias, mientras que otros jefes de dicasterio siguen en el lugar después de los 75 años, pero el 1 de julio de 2017 destituyó al cardenal Gerhard Ludwig Müller (73 años), nacido el 31 de diciembre de 1947 como Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe al final del período de cinco años., por lo tanto, a la edad de 70 años aún no completado.

La realidad es que casi todos los jefes de departamento de la Curia romana son actualmente prelados que tienen más de 75 años, cuando los jefes de departamento deben presentar su renuncia al Papa (lo mismo ocurre también con algunos jefes de academias y comisiones pontificias ) y, por tanto, están en prorogatio , lo que significa que pueden seguir ejerciendo sus funciones a pesar de la expiración de su mandato, por lo general a la espera del nombramiento de los sucesores (aunque en el caso del cardenal Sarah el Papa no lo ha hecho en la mismo tiempo):
Arzobispo Vincenzo Paglia (75 años)
Cardenal Sean O’Malley (76 años)
Cardenal Mauro Piacenza (76 años)
Cardenal Marc Ouellet (76 años)
Cardenal Luis Ladaria (76 años)
Cardenal Giuseppe Versaldi (77 años)
Cardenal Leonardo Sandri (77 años)
Obispo Marcelo Sánchez Sorondo (78 años)
Cardenal Giuseppe Bertello (78 años)
Cardenal Gianfranco Ravasi (78 años)
Monseñor Pio Vito Pinto (79 años)
Cardenal Beniamino Stella (79 años) )

La Curia Romana y el juego de los nombramientos
Casi todos los jefes de dicasterio están en plena edad de jubilación y han sido prorrogados en sus cargos por el Pontífice donec aliter provideatur
de Marco Mancini.
ACI Stampa, 25 de febrero de 2021.

Con la renuncia aceptada el pasado sábado por el Papa y presentada por el cardenal Robert Sarah, al alcanzar el límite de edad, del cargo de Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, se abre un verdadero “riesgo” para el Curia romana “. Casi todos los jefes de dicasterio, de hecho, están en plena edad de jubilación y han sido prorrogados en sus puestos por el Pontífice donec aliter provideatur , o hasta que se acuerde lo contrario.

Según las normas, a la edad de 75 años, los jefes de departamento deben presentar su renuncia al Pontífice. Corresponderá al Papa decidir si, cómo y cuándo aceptar y, en consecuencia, proceder con el nombramiento del sucesor.

Ya el sábado pasado el Papa procedió a nombrar al “joven” Cardenal Mauro Gambetti – de 55 años – como su nuevo Vicario General para el Estado de la Ciudad del Vaticano, Presidente de la Fabbrica di San Pietro y Arcipreste de la Basílica Vaticana para reemplazar al de 77 años -Antiguo cardenal Angelo Comastri, quien sirvió bajo Juan Pablo II y Benedicto XVI.

También es curioso cómo el Papa se limitó a aceptar la renuncia del cardenal Sarah sin nombrar al mismo tiempo a su sucesor.

Las otras 8 congregaciones vaticanas –9 si incluimos la de Adoración Divina vacante debido a la renuncia del Cardenal Sarah – están actualmente dirigidas en 5 casos por prefectos que extienden su mandato: la de los Obispos por el Cardenal Marc Ouellet, de 76 años, la de las Iglesias orientales del cardenal Leonardo Sandri de 77 años, la del clero del cardenal Beniamino Stella de 79 años, la de la doctrina de la fe del cardenal Luis Francisco Ladaria Ferrer de 76 años y el de la Educación Católica del cardenal Giuseppe Versaldi, de 77 años.

A estas oficinas hay que añadir el Pontificio Consejo para la Cultura que está dirigido por el Cardenal Gianfranco Ravasi de 78 años, la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano que tiene al Cardenal Giuseppe Bertello de 78 años como Presidente y la Penitenciaría Apostólica que tiene al Cardenal de 76 años. Mauro en lo más alto, Piacenza.

Con la partida del cardenal Sarah, África permanece al frente del Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral, cuyo prefecto es el cardenal ghanés Peter Turkson.

Si analizamos los continentes, se puede ver que Europa está a la cabeza de 17 departamentos, congregaciones, consejos pontificios y oficinas. En concreto: la Secretaría de Estado con el cardenal italiano Pietro Parolin; la Secretaría de Economía con el jesuita español Juan Antonio Guerrero Alves; la Congregación para la Doctrina de la Fe con el cardenal español Ladaria Ferrer; la Congregación para las Causas de los Santos con el cardenal italiano Marcello Semeraro; la Congregación para el Clero con el cardenal italiano Beniamino Stella; la Congregación para la Educación Católica con el cardenal italiano Giuseppe Versaldi; el Dicasterio para la Comunicación con el italiano Paolo Ruffini; la Penitenciaría Apostólica con el cardenal italiano Mauro Piacenza; el Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica con el cardenal francés Dominique Mamberti; el Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos con el cardenal suizo Kurt Koch; el Pontificio Consejo para los Textos Legislativos con el arzobispo italiano Filippo Iannone; el Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso con el cardenal español Miguel Angel Ayuso Guixot; el Pontificio Consejo para la Cultura con el cardenal italiano Gianfranco Ravasi; el Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización con el arzobispo italiano Rino Fisichella; la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica con el Obispo Nunzio Galantino; la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano con el cardenal Giuseppe Bertello;

América del Norte tiene dos representantes: el cardenal canadiense Ouellet al frente de la Congregación para los Obispos y el cardenal estadounidense Farrell, que también es un camerlengo de la Santa Iglesia Romana, al frente del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida.

América del Sur, en cambio, ve al cardenal argentino Sandri en la Congregación para las Iglesias Orientales y al Cardenal brasileño Braz de Aviz en la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica.

Finalmente, está Asia que, junto al cardenal filipino Luis Antonio Tagle, lidera la Congregación para la Evangelización de los Pueblos.

De momento, Oceanía permanece sin representantes, que en el pasado reciente incluyó al cardenal australiano George Pell al frente de la Secretaría de Economía, cargo al que se vio obligado a renunciar debido a los conocidos hechos legales, que luego vieron lo absolvió – en 2019. Antes de Pell, entre otros, los cardenales australianos Cassidy y Knox estaban en el Vaticano, respectivamente presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos de 1989 a 2001 y prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de Sacramentos de 1974 a 1981.

Foto de portada: El consistorio del 28 de noviembre de 2020, durante el cual el Papa Francisco creó 13 nuevos cardenales, de los cuales 9 menores de 80 años (Foto de Vatican Media).

por Vik van Brantegem.

korazym.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *