INVESTIGACIONESLey General de PoblaciónColudidos con MORENA, todos los partidos aprueban Ley que condena a la Iglesia por “violencia simbólica”. Pt. 3

También condenan a LA FAMILIA, LA EDUCACIÓN y LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN por promover mensajes, valores y normas.
Aseguran que la fidelidad en el hogar, es un acto de violencia que se debe eliminar.

Los mismos diputados presuntamente “católicos” de la coalición “VA POR MÉXICO”, que aprobaron la nueva Ley General de Población –que abre la puerta al aborto y la agenda LGBT en el país–, asestaron otro golpe legislativo contra la Iglesia y la familia, al también votar unánimemente en favor de otra Ley perversa más, misma que expresamente contempla sancionar a ambas instituciones y asalta la intimidad familiar.

Así, la reiterada aprobación de Leyes pro aborto, pro LGBT y anticatólicas, por parte de diputados supuestamente “creyentes” –sobre todo el Partido Acción Nacional (PAN)–, no solamente resulta sospechosa, sino que además echa por tierra las excusas, presentadas por dichos legisladores a los señores obispos, a militantes y a simpatizantes que los han cuestionado en las últimas semanas, a partir de que el equipo de Investigaciones de la AGENCIA CATÓLICA DE NOTICIAS reveló cómo en forma masiva votaron en favor de la nueva Ley General de Población (hoy en manos del Senado), misma que efectivamente abre las puertas al aborto, a las “bodas” gay, a la pérdida de la patria potestad, a la ideologización sexual de los niños en todas las escuelas y a “LA ELIMINACIÓN” (sic) DE “BARRERAS SOCIO CULTURALES E INSTITUCIONALES” que impidan la aplicación de la Agenda LGBT en México.

Recordemos que en bloque, 60 diputados del PAN (encabezados por su coordinador, el guanajuatense Juan Carlos Romero Hicks), se aliaron a los de MORENA y el resto de las fracciones socialdemócratas para aprobar apenas en diciembre pasado, la nueva pro aborto “Ley General de Población”, ¡Pero ahora se elevaron a 70!, sí, 70 fueron los legisladores del Partido Acción Nacional que votaron en favor de disposiciones de la llamada “Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia”, que va más allá en su radicalismo, pues ya expresamente citan como sancionables, “VALORES Y NORMAS” que se presentan “A TRAVÉS DE INSTITUCIONES COMO LA FAMILIA, LA ESCUELA, LA IGLESIA Y LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN” (sic).

El motivo de la nueva Ley General de Población fue disminuir la pobreza, imponiendo el aborto para matar a los hijos pobres por nacer, El pretexto ahora, en este último caso, es “la violencia contra la mujer”.

Pero tanto en este nuevo caso, de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, como en el anterior aquí develado, el de la Ley General de Población, se evidencia que sospechosamente, ni las uniones nacionales de padres de familia, ni los frentes por la familia, ni los legisladores que gustan de exhibirse como “católicos”, opusieron resistencia alguna. Simplemente enmudecieron, se conformaron con levantar la mano y ya. ¿Así legislan? ¿Así deben hacerlo los diputados que dicen defender la Fe? ¿Así es como construyen el bien común, sumisos a los dictados de los partidos socialdemócratas, como MORENA y el PRD (Partido de la revolución Democrática)?

Pero más aún: ¿saben nuestros obispos de la nueva traición que realizaron los diputados “católicos”, nuevamente aliados con los de MORENA y el PRD? ¿Sabe la grey católica lo que están haciendo “sus representantes”? ¿Conocen los padres de familia enrolados en las “uniones nacionales”, de las andanzas legislativas de quienes dicen representarlos? ¿Se imaginan, siquiera, lo que les espera a las instituciones educativas del país en materia de sanciones oficiales, al amparo de la nueva Ley so pretexto en “defensa” de la mujer”? 

¿Nuevamente van a decir los diputados “católicos” a los señores obispos que “no se dieron cuenta”, que “los sorprendieron”, que “no tuvieron tiempo de estudiarla”?


PUBLICIDAD

 

Porque, como se demuestra en el presente trabajo de investigación, los legisladores tuvieron no sólo el tiempo suficiente para leer, estudiar y hacerle correcciones a las iniciativas que les presentaron, sino que entusiastamente participaron aprobando todo el contenido, sin mostrar disgusto alguno, lo que es más grave.

En efecto, en torno a la Nueva Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, desde el 26 de noviembre del año 2019, la diputada Beatriz Rojas Martínez, del Grupo Parlamentario de MORENA, presentó una iniciativa de Reforma y Adiciones, que al día siguiente fue turnada a  la Comisión de Igualdad de Género, el 27 de noviembre de 2019 mediante el oficio nº. DGPL 64-11-5-1499, exp. 4864.

Y el 18 de marzo del año siguiente (2020), la diputada Frida Alejandra Esparza Márquez, del Grupo Parlamentario del PRD (Partido aliado al PAN y conformador del Frente que disputó la elección presidencial del 2018), presentó una Iniciativa con Proyecto de Decreto que reforma diversas disposiciones de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia. Esta última iniciativa fue turnada de inmediato a la Comisión de Igualdad de Género, el mismo 18 de marzo, sin más.

Tanto la nueva Ley General de Población, como la nueva Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, se caracterizan por el deliberado empleo de la metodología gramsciana del desplazamiento semántico ideológico: esto es, el uso de palabras, de términos ambiguos, que mañosamente esconden la intencionalidad, en este caso MARXISTA, de la dialéctica de la confrontación, de la lucha de clases; de esposa contra esposo, de hijos contra padres, de alumnos contra profesores, de “pueblo de Dios” contra Iglesia Jerárquica.

Tanto los autores de las Iniciativas, como los diputados “católicos” y no católicos que los secundaron (primero con su aprobación ideológica, y posteriormente con el voto favorable en el pleno camaral), se valen del término “VIOLENCIA SIMBÓLICAacuñado por el ya fallecido sociólogo neomarxista francés Pierre Bourdieu, quien al igual que Antonio Gramsci, ubica en el centro de la lucha revolucionaria ya no al proletariado, ni al capital económico, sino ahora, al llamado por él mismo, “capital cultural y simbólico”.

Es decir, lo que buscan es “eliminar” las “barreras socioculturales”, el “capital cultural y simbólico” constituidos por los principios, por los valores cívicos, morales y religiosos de los pueblos. Por eso, en la página 38 de la Gaceta Parlamentaria Anexo II, del Dictamen para declaratoria de publicidad de la Comisión de igualdad de género, con proyecto de decreto por el que se adicionan diversas disposiciones a la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, se señala con todo desparpajo:

“- QUE LA VIOLENCIA SIMBÓLICA ES LA BASE DE TODOS LOS TIPOS DE VIOLENCIA, porque reproducen las relaciones de dominio basadas en el dominio y la sumisión. ESTA PUEDE REPRESENTARSE EN DISTINTOS ESPACIOS, el educativo, laboral , económico , etcétera; Y a través de INSTITUCIONES COMO LA FAMILIA, LA ESCUELA, LA IGLESIA y LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN, desde donde SE TRANSMITEN IMÁGENES, MENSAJES, VALORES Y NORMAS QUE REFUERZAN LOS ESTEREOTIPOS DE GÉNERO Y DETERMINAN LOS PENSAMIENTOS, PERCEPCIONES Y ACCIONES de las personas dentro del grupo social al que pertenecen”.

Más claro, ni el agua. La Ideología de Género, la Agenda LGBT deberán tener carta de naturalización en el seno de las propias familias, las instituciones educativas y hasta la propia Iglesia… so pena de que éstas puedan ser sancionadas legalmente por estar generando “violencia” contra la mujer”.

1.- La dialéctica marxista de la lucha de clases queda injertada, al reducir, al rebajar el vínculo matrimonial a una mera relación de poderes en pugna. Por eso dice que “todos los tipos de  violencia” sólo “reproducen las relaciones de dominio basadas en el dominio espacio y la sumisión”. Es decir, no hay amor, sino una pugna, una “relación de dominio”, a ver cuál es el más fuerte.

2.- Pero para los autores de la Iniciativa y los diputados “católicos” que la aprobaron en alianza con los socialistas de MORENA y los socialdemócratas del PRD y el MC, esa “relación de dominio” no es exclusiva de un sector o ámbito, sino que se extiende “ A TRAVÉS DE INSTITUCIONES COMO LA FAMILIA, LA ESCUELA, LA IGLESIA…”.

De tal suerte que, a partir de tal premisa, de tal supuesto ideológico, el pretendido “Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia”, se logrará, según ellos,  mediante el COMBATE, la abolición, la SANCIÓN, la ELIMINACIÓN de la “VIOLENCIA SIMBÓLICA” que se EJERCE “A TRAVÉS DE INSTITUCIONES COMO LA FAMILIA, LA ESCUELA, LA IGLESIA Y LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN”.

Los diputados supuestamente “católicos” del PAN le HAN DANDO ENTRADA al Estado para que intervenga en el seno a las familias y sancione a los padres por ejercer “VIOLENCIA SIMBÓLICA” CONTRA SUS HIJOS, al estarles educando valores, principios y normas no acordes con la Agenda LGBT y la ideología de género.

De esa manera, con el concurso y aprobación de la bancada “católica” del PAN, la Iglesia, las instituciones educativas particulares y las propias familias, podrán ser sancionadas, en razón de que “TRANSMITEN IMÁGENES, MENSAJES, VALORES Y NORMAS QUE REFUERZAN LOS ESTEREOTIPOS DE GÉNERO Y DETERMINAN LOS PENSAMIENTOS, PERCEPCIONES Y ACCIONES de las personas dentro del grupo social al que pertenecen”.

Desde el 26 de noviembre de 2019, como ya quedó asentado, comenzó a estudiarse el tema, mediante la iniciativa presentada por la diputada de MORENA, BEATRIZ ROJAS MARTÍNEZ. La aprobación del dictamen fue el 3 de febrero de 2021, en la apertura del segundo periodo ordinario de sesiones del tercer año de ejercicio de la sexagésima cuarta legislatura federal.

Por lo tanto, ¡ningún diputado puede decirse engañado, sorprendido, apresurado!

En el caso concreto de los diputados del PAN, la aprobaron 70 de ellos, el bloque completo. Por MORENA, votaron a favor 227. 43 del PRI, 41 del PT, 24 del MC, 12 del PRD, 10 del PVEM, 16 del PES y uno más, de legislador independiente.

Legisladores panistas que solicitaron anonimato, por temor a represalias, dijeron que tanto en esta Ley como en la Ley General de Población, la orden de Juan Carlos Romero Hicks fue que votaran a favor. ¿Cómo es esto posible? ¿Cuál es el compromiso de fondo de Romero Hicks con la llamada 4T? ¿Qué compromiso de fondo existe entre el grupo que representa Romero Hicks y AMLO-Partido MORENA? ¿De qué sirve la presunta oposición verbal, mediática contra Andrés Manuel Lopez Obrador y el Partido MORENA, si finalmente, en el Congreso, aprueban todos los caprichos y leyes perversas que están llevando a México a un estadio completamente secularizado, inmoral, anti familia y contrario a la libertad?

 

¿Cómo se cocinó la Ley y el fondo perverso que esconde?

Vea usted el proceso, con el razonamiento de fondo que exponen esos diputados, en contra de sus ciudadanos:

Primero reforman la “definición” de “violencia de género” e incluyen la palabra “CONDUCTA”, a ésta la definen como “una manera de comportamiento en una situación general o determinada”; luego, en la misma ley, agregan mañosamente que “Las conductas, acciones u omisiones pueden ser DIRECTAS o INDIRECTAS”.

Continúan con su argumento: “hasta ahora la violencia de género reconocida en la Ley sólo proviene de ACCIONES DIRECTAS”. Pero “LAS ACCIONES Y CONDUCTAS INDIRECTAS son las que repercuten en la generación de patrones de conducta social y estereotipos aceptados, que dañan la integridad de la mujer”. Y es así, como concluyen con la creación del “NUEVO TIPO DE VIOLENCIA”. Y lo establecenen los artículos 6, 18 SEPTIES y otros: ¡LA VIOLENCIA SIMBÓLICA!

¡Esa es la clave! Crear “el concepto” desde la semántica, definirlo y hacerlo ley para perseguir, condenar, castigar y abolir. ¿A quiénes? ¿Ya comprendió usted sobre quiénes van, “señalados” como autores de la VIOLENCIA SIMBÓLICA? ¡Exacto!

En las página 38 y 39  de la misma Gaceta Parlamentaria que recoge el dictamen de esta ley aprobada por los diputados, afirman y definen esta nueva VIOLENCIA SIMBÓLICA:

LA VIOLENCIA SIMBÓLICA ES LA BASE DE TODOS LOS TIPOS DE VIOLENCIA, porque reproducen las relaciones de dominio basadas en el dominio y la sumisión. ESTA PUEDE REPRESENTARSE EN DISTINTOS ESPACIOS EL EDUCATIVO, laboral , económico , etcétera; Y A TRAVÉS DE INSTITUCIONESCOMO LA FAMILIA, LA ESCUELA, LA IGLESIA Y LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN, DONDE SE TRANSMITEN IMÁGENES, MENSAJES, VALORES Y NORMAS QUE REFUERZAN LOS ESTEREOTIPOS DE GÉNERO Y DETERMINAN LOS PENSAMIENTOS, PERCEPCIONES Y ACCIONES de las personas dentro del grupo social al que pertenecen”.

La violencia simbólica no se ejerce directamente, sino que consiste en la imposición cultural de sujetos dominantes hacia sujetos dominados, mediante la naturalización del dominio y las jerarquías, así como de los roles y estereotipos de género. Esta permea todos los ámbitos, limita el ejercicio de los derechos de hombres y mujeres y reproduce esquemas de opresión, discriminación y desigualdad”.

Bordieu sostiene que el cuerpo humano es un producto social desnaturalizado en el sentido estrictamente biológico, a través del cual se detectan las condiciones de trabajo, los hábitos de consumo, la clase social, la cultura, además que el cuerpo es como un texto donde se inscriben las relaciones sociales de producción y dominación”.

Ver PDF de la Gaceta Parlamentaria

Es así como estas DOS INICIATIVAS, la presentada el 26 de noviembre de 2019 por la diputada Beatriz Rojas Martínez, del Grupo Parlamentario de MORENA y la del 18 de marzo de 2020 presentada por la diputada Frida Alejandra Esparza Márquez, del Grupo Parlamentario del PRD, son consentidas y aprobadas por los “diputados que se dicen católicos” defensores de los valores y  la familia.

El dictamen presentado por 34 diputadas que conforman la Comisión de Igualdad de Género lleva el visto bueno y aprobatorio, de las diputadas del PAN Verónica María Sobrado Rodríguez (quien es diputada por Puebla, SECRETARIA de esta comisión legislativa) y Madeleine Bonnafoux Alcaraz, integrante y diputada de Sonora. Las otras tres, Sylvia Violeta Garfias Cedillo, Jacquelina Martínez Juárez y María Liduvina Sandoval Mendoza no votaron el dictamen en contra. Las cinco son parte de esta comisión dictaminadora, pero extrañamente ninguna dio el aviso; no levantaron la voz, no se opusieron; confirmaron su consentimiento en la votación del pleno y fueron actoras directas de esta Ley que persigue a la Familia, la Iglesia, la Educación y los Medios de Comunicación.

En esta misma comisión dictaminadora se encuentra la diputada por MORENA Beatriz Rojas Martínez del Estado de Sonora, quien fue la que propuso el 26 de noviembre de 2019 esta Iniciativa que reforma y adiciona diversas disposiciones de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia. Es decir, ella propone, ella dictamina y ella aprueba. ¿Dónde se habrá visto tanta imposición ventajosa y tiránica de MORENA, en acuerdo con los diputados del PAN y los otros partidos?

 Para mayor claridad, lea usted lo que dictamina “la Comisión de Igualdad de Género”. Desde la página 48 de la Gaceta Parlamentaria Anexo II, del Dictamen para declaratoria de publicación de la Comisión de igualdad de género, con proyecto de decreto por el que se adicionan diversas disposiciones a la Ley General de acceso de las mujeres a una vida libre de violencia, determinaron lo siguiente:

“II. En relación a la propuesta de incorporar como un tipo de violencia contra las mujeres a la “VIOLENCIA SIMBÓLICA” y como modalidad de ésta a la “Violencia Mediática”, ESTA COMISIÓN DICTAMINADORA LA ENCUENTRA VIABLE, ya que coincidimos con LA PROPONENTE en que este tipo de violencia (VIOLENCIA SIMBÓLICA) AFECTA DE MANERA SUTIL Y POCO PERCEPTIBLE, pero estanca el desarrollo pleno de las mujeres, debiendo regularse también las formas, manifestaciones o los ámbitos de su ocurrencia (VIOLENCIA MEDIÁTICA)”.  

¿Cómo no va a encontrar viable a esta iniciativa, si es la misma diputada quien la propuso y la que la dictamina?

 Y continúa…

“COMO ATINADAMENTE LO SEÑALA LA PROPONENTE, se trata de un concepto instituido por el sociólogo francés Pierre Bourdieu en la década de los 70, que hoy toma una importancia relevante si consideramos el impacto que genera la difusión de información a través de los medios de comunicación, y por la trascendencia que en la actualidad adquieren las redes sociales”.

“De acuerdo a Bourdieu, la VIOLENCIA SIMBÓLICA es el sometimiento de unos sujetos respecto de otros, a través del proceso de socialización que permite naturalizar las relaciones de poder, las que se convierten en incuestionables a partir de asimetrías entre las cuales se encuentran las basadas en género.

“En dicho proceso de socialización EL APRENDIZAJE DEL CONTROL EMOCIONAL SE DA A TRAVÉS DE HÁBITOS Y DISPOSICIONES que aparecen de modo inconsciente, CON LO CUAL EL SOMETIMIENTO VOLUNTARIO ES JUSTIFICADO POR LA PERSONA SOMETIDA EN LA CREENCIA QUE ESA ES LA ÚNICA VÍA o camino, en un entramado de relaciones caracterizadas por miedos, inseguridades y la aludida dependencia para la toma de decisiones”.

“En este sentido, COINCIDIMOS CON LA PROPONENTE en que LA VIOLENCIA SIMBÓLICA HA PROVOCADO, entre otras cosas, QUE LAS MUJERES SE PERCIBAN COMO CULPABLES o responsables por las prácticas violentas y discriminatorias que sufren. HACIÉNDOSE NECESARIO, COMO SE PLANTEA EN LA INICIATIVA QUE SE DICTAMINA, CONTAR CON UN MARCO JURÍDICO QUE LA RECONOZCA, CON EL PROPÓSITO DE IDENTIFICARLA, SANCIONARLA Y ERRADICARLA”.

“Y al mismo tiempo, se hace necesario identificar las formas, manifestaciones o los ámbitos de ocurrencia de la violencia simbólica, por lo que ESTA COMISIÓN DICTAMINADORA CONSIDERA IGUALMENTE VIABLE INCORPORAR AL CUERPO NORMATIVO DE LA LEY General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, como modalidad de la misma, LA VIOLENCIA MEDIÁTICA”.

 Así, la mescolanza de la teoría marxista, con el constructivismo estructuralista y determinista, que argumentan en este dictamen.

Pero van más allá, se van de boca y dejan claro el objetivo principal de la élite mundial: Sacar el cristianismo de nuestros pueblos, acabar con la civilización cristiana mediante la abolición de su cultura y establecer el nuevo orden, con un nuevo hombre, fáctico e imanentista.

Y por fin, lo dicen, lo arrojan, en las páginas 50 y  51:

“En este sentido resulta importante señalar que, durante siglos, prácticamente DESDE EL ORIGEN DE LA SOCIEDAD OCCIDENTAL, la mujer, por serlo, ha sido discriminada y colocada en una posición de minusvalía en relación al hombre. Este se adueñó del “espacio público” (trabajo remunerado, actividad comercial, política, etc.), MIENTRAS QUE A LA MUJER SE LE CONFINÓ AL “ESPACIO PRIVADO” (HOGAR, MATERNIDAD, CRIANZA DE NIÑOS, TRABAJO NO REMUNERADO, EL SERVICIO SEXUAL DEL HOMBRE), en otras palabras, fue para el hombre transformada en una cosa, en un objeto de su propiedad, sobre el cual puede ejercer cualquier tipo de violencia”.

 Y entonces, se desbordan:

“El hogar constituye un campo doméstico, y es allí donde ocurren los primeros procesos de socialización de los niños (procesos que se dan desde las relaciones de dominación masculina), donde aprenden a diferenciar lo aceptable de lo inaceptable, donde conocen e interiorizan modelos ideales de hombres y mujeres; los niños asimilan a detentar el poder y las niñas a obedecer, aceptar el papel que se les impone sutilmente; de allí que los hombres desde pequeños saben que tienen una posición de privilegio y poder sobre las mujeres, la que depende únicamente de los valores culturales de la sociedad. Así, ya adultas, ELLAS TIENEN EL DEBER DE SATISFACER LOS DESEOS, ENTRE ELLOS, LOS SEXUALES, DE SUS PAREJAS, SERLES FIELES, SER BELLAS Y DELICADAS (SEGÚN LOS MODELOS IMPUESTOS POR LA CULTURA PATRIARCAL), QUE DEBEN PERMANECER EN EL ESPACIO PRIVADO Y POR TANTO SER RESPONSABLES DE LA CRIANZA Y EDUCACIÓN DE LOS HIJOS (AS) Y DEL HOGAR”.

“Es por lo anterior que la violencia simbólica se instaura como un mecanismo invisible, haciendo que en el colectivo se crea que no traerá consecuencias reales. Las estructuras de dominación masculina son producto del continuo trabajo de reproducción donde confluyen diversos agentes, ya sea hombres y mujeres como generadores de violencia, como también instituciones, entre las cuales sobresalen los medios de comunicación.

 Por estas razones, concluyeron las diputadas dictaminadoras:

“SE CONSIDERA PERTINENTE INCLUIR LA VIOLENCIA SIMBÓLICA COMO UN TIPO DE VIOLENCIA”.

Así las cosas…

Pero, el problema no es si los tiranos hacen leyes contra padres de familia, Iglesia y Educación. No es si defienden o tratan de imponer teorías marxistas, imanentistas y anticristianas. El problema no radica ahí, no señores; el problema es que los diputados que fueron elegidos por sus electores con una posición de familia, cristiana, de libertades y de la Vida, “se alíen a ellos”, “redacten” y “firmen esos dictámenes perversos” y luego “voten en bloque a favor de estas leyes anti familia y anti cristianas”.

Pregúntese usted:

¿Qué razón tuvieron los diputados para aprobar una ley que va contra los valores de familia, vida y libertad?

¿Cómo confiar en candidatos que en su plataforma política y doctrina del partido asumen la libertad, la familia y la vida, pero que ya en el ejercicio del poder público votan en contra, como lo hizo Carlos Romero Hicks, quien dio instrucciones a su bancada para que votaran en bloque a favor de esta ley anticristiana? 

¿Son hoy los partidos políticos, los que se dicen de derecha, garantía para los ciudadanos, con estas traiciones?

¿Han sido caballos de troya?

¿Por qué entregaron estas plazas?

¿Por qué votaron a favor, en bloque, los 60 diputados federales del PAN, la nueva Ley General de Población que inicia la persecución de la Iglesia en México como lo refiere el sacerdote Ernesto María Caro, en la entrega anterior de esta investigación?

¿Por qué ahora aumentaron a 70 votos, (todos los presentes del PAN, sin ninguna abstención o voto en contra) a favor de esta Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia que condena equivocadamente a la FAMILIA, LA ESCUELA, LA IGLESIA Y LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN y amenaza COMBATIRLAS, ABOLIRLAS, SANCIONARLAS y ELIMINARLAS?

Pero no son las únicas; existen más. Esos representantes populares “católicos camuflados” han ido “centímetro a centímetro” y “pulgada a pulgada” entregando el territorio.

Tenemos sobre la mesa fría un cuerpo inerte que en la AGENCIA CATÓLICA DE NOTICIAS hemos abierto, para identificar las causas de su muerte. Ahí se encuentran la Ley de Niños, niñas y adolescentes que, propusieron y dictaminaron en el Senado (los mismos, cuando eran senadores); la Ley del “Chanclazo”, la Ley de Educación en Puebla, etcétera. En todas han votado contra los principios y valores de la familia. Y lo que continúa…

Hoy vemos, en la Cámara de Diputados Federales, a la Comisión de Puntos Constitucionales, de la que hacen parte como secretarios los diputados del PAN, de Yucatán José Elías Lixa Abimerhi y del Estado de México Mario Manuel Sánchez Villafuerte, además de los diputados integrantes  Marcos Aguilar Vega de Querétaro, Raúl Gracia Guzmán de Nuevo León, Ricardo Villarreal García de Guanajuato; estableciendo el parlamento abierto virtual para la reforma a diversos artículos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia de Igualdad Sustantiva. ¿Cuáles son los temas? Entre muchos similares, destacan “El Lenguaje Incluyente”, “La eficacia de la metodología de la perspectiva de género” y “El Matrimonio Igualitario”.

DIPUTADOS DE DERECHA APROBANDO TESIS MARXISTAS DE LA IZQUIERDA, en bloque, sin oposición; ni siquiera respiran para no molestar a sus aliados. Con qué razón desde SÍ POR MÉXICO insistieron a los grupos pro vida y familia acallar su agenda, bajar sus banderas y cederles los micrófonos a los representantes del LGBT y los grupos de aborteras. ¡Y así lo hicieron! El pago ya estaba prometido a quien presidía la Unión de Padres de Familia  y quien es vicepresidente del Frente Nacional por la Familia Leonardo García Camarena: Una candidatura a Diputado Federal por esta coalición social demócrata y marxista. ¿No es evidente? Ahí están las pruebas, el silencio sepulcral, el disimulo, la justificante y los acuerdos a cambio de una candidatura. Una puñalada trapera, y sanguinaria contra la familia, la Iglesia, la Educación y los valores que acuñamos. Como la misma historia lo marca: “trapera”, “entró en la iglesia y asestó la puñalada definitiva”.

En otros tiempos, por menos, por honor y decoro, renunciaban a los puestos o cargos; hoy el cinismo rebasa toda proporción.

¿Pero quiénes son esos 70 diputados que se dicen de derecha y han aprobado estas leyes contra la familia y la Iglesia? Entre ellos están las 5 diputadas que conocieron y redactaron este dictamen. Y del resto, aquí tienen la lista:

1:Adame Castillo Marco Antonio

2:Aguilar Vega Marcos

3:Arriaga Rojas Justino Eugenio

4:Ascencio Barba Sergio Fernando

5:Ayala Díaz Ma. de los Ángeles

6:Azuara Zúñiga Xavier

7:Bonnafoux Alcaraz Madeleine

8:Cambero Pérez José Ramón

9:Castaños Valenzuela Carlos Humberto

10:Cinta Rodriguez Carlos Elhier

11:Dávila Fernández Adriana

12:Díaz Jiménez Antonia Natividad

13:Espadas Galván Jorge Arturo

14:Espinosa Rivas Ma. Eugenia Leticia

15:Flores Suárez Ricardo

16:García Morlan Dulce Alejandra

17:García Ochoa Absalón

18:García Rojas Mariana Dunyaska

19:Garfias Cedillo Sylvia Violeta

20:Garza Galván Silvia Guadalupe

21:Gómez Cárdenas Annia Sarahí

22:Gómez Quej José del Carmen

23:González Estrada Martha Elisa

24:González Márquez Karen Michel

25:Gracia Guzmán Raúl

26:Guerra Villarreal Isabel Margarita

27:Gutiérrez Valdez María de los Angeles

28:Guzmán Avilés María del Rosario

29:Lixa Abimerhi José Elías

30:López Birlain Ana Paola

31:López Cisneros José Martín

32:Luévano Núñez Francisco Javier

33:Macías Olvera Felipe Fernando

34:Mares Aguilar José Rigoberto

35:Martínez Juárez Jacquelina

36:Martínez Terrazas Oscar Daniel

37:Mata Lozano Lizbeth

38:Mendoza Acevedo Luis Alberto

39:Murillo Chávez Janet Melanie

40:Núñez Cerón Sarai

41:Ortega Martínez Ma. del Pilar

42:Patrón Laviada Cecilia Anunciación

43:Pérez Díaz Víctor Manuel

44:Preciado Rodríguez Jorge Luis

45:Ramírez Barba Éctor Jaime

46:Ramos Tamez Mario Alberto

47:Rivera Hernández Marcelino

48:Robledo Leal Ernesto Alfonso

49:Rocha Acosta Sonia

50:Rodríguez Rivera Iván Arturo

51:Rojas Hernández Laura Angélica

52:Romero Herrera Jorge

53:Romero Hicks Juan Carlos

54:Romero León Gloria

55:Romo Cuéllar Martha Estela

56:Romo Romo Guadalupe

57:Rosas Quintanilla José Salvador

58:Ruffo Appel Ernesto

59:Salazar Báez Josefina

60:Sandoval Mendoza María Liduvina

61:Sobrado Rodríguez Verónica María

62:Tejeda Cid Armando

63:Terrazas Baca Patricia

64:Torres Graciano Fernando

65:Torres Peimbert María Marcela

66:Torres Ramírez Adolfo

67:Trejo Reyes José Isabel

68:Valenzuela González Carlos Alberto

69:Verastegui Ostos Vicente Javier

70:Villarreal García Ricar

Un grupo “capitaneado” por su coordinador de bancada, el guanajuatense Juan Carlos Romero Hicks quien nuevamente se anotó en la lista plurinominal y volverá a ser diputado federal en la legislatura que viene. ¡Ese es el premio!

Pues bien, en la entrega pasada con la nueva Ley General de Población, el Pbro. Ernesto María Caro, advertía “Esta Ley “De ser aprobada, DECLARA OFICIALMENTE LA PERSECUCIÓN DE LA IGLESIA CATÓLICA. Y de todos aquellos que se opongan”.

Ahora con las reformas aprobadas en la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia las Homilías en el púlpito, la comunicación electrónica y digital o impresa de los pro vida y familia, sacerdotes o laicos, las clases en las escuelas, los artículos periodísticos no alineados, las enseñanzas de los padres en la hogar, etcétera; serán castigados por ser consideradas VIOLENCIA SIMBÓLICA.

Ahí está el fondo marxista del asunto, claro, preciso, consignador; tirar de un tajo la educación, los valores en la familia, la Fe, la Religión y la libertad, que le dieron origen a nuestra civilización cristiana y que hoy juzgan estos diputados, ha condenado a la mujer a la maternidad y a la crianza de sus hijos.

¡Hay que sancionar la VIOLENCIA SIMBÓLICA y erradicarla!, sentenciaron e instituyeron en esta Ley los diputados que se asumen católicos de la bancada del PAN y demás partidos políticos. Toda la crema partidocrática así lo resolvió, así lo votó.

LA FAMILIA, LA ESCUELA, LA IGLESIA, LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y A LOS CIUDADANOS EN GENERAL que promuevan valores, hay que eliminarlos; así lo establecieron legalmente los diputados.

Con esta Ley lo bueno que se procuraba en el seno familiar, la escuela y la Iglesia “ES CONDENADO COMO MALO”. Lo malo, que rompe, divide y confronta en la unidad familiar y los valores es LEGALIZADO COMO BUENO.

Es evidente que se trata de “un tremendo paso más” dentro del proceso de Revolución Cultural puesto en marcha en México, para “eliminar” (sic) las “barreras socio culturales e institucionales” que estorban a sus impulsores.

Lamentablemente, la excesiva desesperación del poder y de seguir viviendo del erario público, les llevó a esta clase partidista a “poner en jaque a la familia natural, los valores, la educación y la fe”, a apresurar los tiempos y a fijar posiciones para quienes se definan por el martirio.

Estos diputados que han traicionado la causa quedarán en la historia como “los enterradores de la partidocracia” en México. Con su comportamiento la han declarado absurda, destructiva y anti patriótica.

Por lo tanto, en vista de todas las consideraciones contenidas en la nueva Ley, surge de forma reiterable e inevitable la pregunta: ¿Ahora, por qué votaron afirmativamente los diputados que se dicen “católicos”? ¿Ahora, con qué argumentos se volverán a justificar ante los electores, los militantes de sus partidos y la Iglesia?

Todos los partidos políticos sin excepción, ninguno, y sus diputados federales, con las aprobaciones de la perversa Ley General de Población y la LEY GENERAL DE ACCESO DE LAS MUJERES A UNA VIDA LIBRE DE VIOLENCIA, han dejado al desnudo, que su único objetivo es el poder por el poder mismo, o sea, el botín de nuestros recursos públicos.

Han inaugurado la muerte  de la misma partidocracia, su entierro, sólo es cuestión de tiempo porque la falsa confrontación mediática entre partidos de signo aparentemente opuesto, como mascarada del acuerdo entre todos ellos favoreciendo la Revolución Cultural, el aborto, al LGBT y a un sistema represivo antilibertario… EVIDENCIA LA FALSEDAD DE TODOS LOS PARTIDOS, y no sólo del bloque electoral opositor “VA POR MÉXICO”. Hoy es claro, que no hay excepción alguna. Ha quedado demostrado que la partidocracia en México está agotada y está en sus últimos suspiros.

Una condición que llama al pase de lista, a la congruencia, a la exigencia  de los ciudadanos a que asuman el poder de decisión que les otorga, todavía, la Constitución y hagan nacer al México verdadero.

Comentarios

  • Leticia Gonzalez Luna

    febrero 21, 2021 at 6:28 pm

    Excelente análisis y denuncia.
    Solo veo un error grave .
    El fondo de estas leyes entre otras, no es solo q tienen un fondo marxista. El fondo real es q es liberal. El liberalismo económico y social , estas leyes caben en el liberalismo social, son tanto de izquierdas como de derechas. No nos debe extrañar q el Pan desde hace décadas dejó de ser católico al convertirse en otro más de los partidos promotores del liberalismo anticatolico.

    Responder

    • Leticia Gonzalez Luna

      febrero 21, 2021 at 6:31 pm

      Morena es igualmente liberal. Todos los liberalismos buscan la tiranía, al modo del líder en turno

      Responder

  • Leticia Gonzalez Luna

    febrero 22, 2021 at 12:46 pm

    Ya se aprobó en Senado x unanimidad!!

    Responder

  • Leticia Gonzalez Luna

    febrero 22, 2021 at 1:07 pm

    El dictamen de la Ley General de Población aptobada x Diputados está en comisiones en Senado!! Podemos detener su avance.

    Responder

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *