COVID-19Demandan a Canadá por cuarentenas forzosas en lugares secretos.

ACNfebrero 19, 2021

Un grupo jurídico de Canadá tiene previsto demandar al gobierno federal canadiense contra la norma de viaje COVID-19 que se está utilizando para poner en cuarentena a los ciudadanos por la fuerza en lugares secretos.

Desde el inicio de la pandemia de COVID-19, casi todos los países han modificado sus normas de viaje, especialmente para los inmigrantes. El gobierno federal de Canadá aplicó normas de viaje similares a las de COVID-19.

Sin embargo, uno de los principales grupos jurídicos, el Centro de Justicia para las Libertades Constitucionales (JCCF), no está a favor de la cuarentena forzosa impuesta como parte de las nuevas normas de viaje.

El presidente del JCCF, John Carpay, hizo una declaración en un comunicado de prensa enviado el pasado viernes.

Hace poco se publicó que la policía llevó a una mujer (que regresó de EEUU) en avión a Canadá, a un aislamiento obligatorio por COVID en Canadá y no dice a su familia dónde la tienen retenida

Según John Carpay:

“La cuarentena, en particular de las personas sanas o asintomáticas, es el equivalente funcional del arresto domiciliario y el Centro de Justicia no permitirá que continúe sin ser cuestionado”.

“Estos ciudadanos están siendo retenidos ilegalmente a pesar de no haber sido condenados por ningún delito, de no haber tenido acceso a un abogado y de no haber comparecido ante un juez”.

“Al parecer, los agentes de la ley se niegan a informar a los familiares de dónde están retenidos sus seres queridos”.

“Esta escandalosa política se alinea con los regímenes más represivos y antidemocráticos del mundo y es totalmente inaceptable”.

La JCCF confirmó que se emprenderá una acción legal contra el gobierno federal del primer ministro Justin Trudeau. La razón principal de esta acción legal es el hecho de que los viajeros canadienses están siendo puestos en cuarentena en los hoteles.

Nikki Mathis (imagen), una ciudadana canadiense fue puesta en cuarentena a la fuerza en Canadá cuando regresó de Estados Unidos.

A pesar de llevar consigo un informe COVID-19 negativo, Mathis fue enviada a un hotel en cuarentena cuya ubicación desconocía.

La razón que se le dio fue que el informe no cumplía los parámetros establecidos por las autoridades canadienses.

Sin embargo, la situación empeoró cuando las autoridades canadienses no informaron ni siquiera a su marido sobre su ubicación en cuarentena. Esta medida fue muy criticada en las plataformas online.

Muchos otros viajeros afirmaron que este aislamiento médico les hacía sentir como prisioneros.

Angelo Vanegas, otra víctima, dijo: “Me siento como un prisionero aquí dentro”.

Vanegas también añadió que no se le suministró comida suficiente y que fue obligado a permanecer en una pequeña habitación durante 14 días.

La JCCF ha anunciado que se emprenderán acciones legales contra este aislamiento de 14 días en lugares secretos.

Según las normas de viaje de COVID-19 promulgadas por el gobierno federal canadiense, cualquier viajero que llegue a Canadá por vía aérea debe tener un informe negativo de PCR o LAMP COVID-19.

Si los viajeros no tienen estos informes, se les envía a una cuarentena forzosa durante 3 días en un lugar secreto.

Durante estos 3 días se les hace la prueba de COVID-19. Si el informe es negativo, se pide a estos viajeros que se autoaíslen en sus casas.

Sólo cuatro aeropuertos pueden dar servicio a los vuelos internacionales y son Calgary, Vancouver, Toronto y Montreal.

Según las nuevas restricciones para quienes entren en Canadá por aire y tierra, es obligatorio realizar “la prueba molecular COVID-19 cuando lleguen a Canadá antes de salir del aeropuerto, y otra hacia el final de su periodo de cuarentena de 14 días”.

Sin embargo, los viajeros siguen estando obligados a “reservar, antes de la salida a Canadá, una estancia de 3 noches en un hotel autorizado por el gobierno”.

También se supone que los viajeros deben enviar su “información de viaje y de contacto, incluyendo un plan de cuarentena adecuado, por vía electrónica”, a través de la aplicación ArriveCAN “antes de cruzar la frontera o embarcar en un vuelo.”

La JCCF dice que su nueva acción legal incluirá una declaración jurada de un residente de Ontario llamado Steven Duesing

Duesing fue contratado por el Centro de Justicia “después de haber sido detenido por la fuerza durante tres días en un hotel Raddison de Toronto”.

Recientemente, el Tribunal de La Haya dictaminó que el encierro de COVID-19 impuesto por el Gobierno holandés no tenía base legal y que era ilegal. Sin embargo, el tribunal de apelación holandés revocó la sentencia a las pocas horas argumentando que querían evitar lo que llamaron un “efecto yo-yo”, refiriéndose a la confusión pública en torno a si el toque de queda seguía en vigor.

En una sentencia similar, un tribunal alemán declaró que los bloqueos de COVID19 impuestos por el gobierno son inconstitucionales.

Recientemente se ha revelado que el Ministerio del Interior alemán contrató a científicos para que desarrollaran un modelo falso de coronavirus con el fin de justificar el estricto bloqueo, según extensos intercambios de correos electrónicos obtenidos por un grupo de abogados en una disputa legal.

También se ha presentado una importante demanda contra el primer ministro de Dinamarca por las estrictas restricciones del COVID-19 y por haber matado a casi 17 millones de visones.

 

traducido para RELIGION LA VOZ LIBRE.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *