AméricaLa católica Universidad de Dallas se niega a plegarse a la ideología transgénero.

ACNfebrero 2, 2021

Rod Dreher, en The American Conservative, informa sobre un reciente episodio en la Universidad de Dallas del conflicto, cada vez más frecuente, entre la ideología transgénero y la libertad académica. En este caso, de modo poco usual en este tipo de historias, se ha impuesto la sensatez y la libertad.

La polémica partió de un ex alumno transgénero descontento que escribió una carta abierta al consejo de administración de la universidad, al obispo canciller, al claustro de profesores, al presidente y al rector en respuesta a unas supuestas “publicaciones de odio contra las personas trans en las redes sociales por parte del director del departamento de filosofía política, el profesor David Upham”.

El profesor Upham había publicado un mensaje en Facebook en el que se mostraba crítico con el nombramiento por parte de Biden de la doctora Rachel Levine (antes Richard Levine) como secretaria adjunta del Departamento de Salud y Servicios Humanos. Upham expresó su desaprobación de lo que percibía como una opción de estilo de vida inmoral al abandonar su vocación de marido y padre para “ponerse un disfraz hormonal un tanto convincente para acompañar su vestimenta convencionalmente femenina”. También expresó su preocupación por el hecho de que “el Dr. Levine, junto con toda la administración Biden, intentará utilizar los poderes del gobierno federal para OBLIGAR a otros, con sus palabras y sus hechos, incluyendo su experiencia y conocimientos médicos, a participar en estas falsedades, estos daños hormonales y quirúrgicos, estos errores”.

Hasta ahora ha resultado habitual que, ante acusaciones de este tipo, las instituciones, atemorizadas por las consecuencias que el hostigamiento del lobby LGBTIQ, cedan a las pretensiones de los denunciantes. En esta ocasión, la Universidad de Dallas, reputada por su compromiso con la enseñanza fiel del Magisterio de la Iglesia Católica, ha respondido así en una declaración conjunta firmada por el presidente y el rector tras una campaña de recogida de firmas a favor del profesor Upham:

“La universidad está siguiendo sus políticas y protocolos existentes en este asunto y no cederá a las demandas internas o externas para desviarse de ellos. No es nuestra labor el limitar lo que expresan nuestros profesores y personal cuando hablan en sus cuentas personales en las redes sociales. Si alguien se pregunta si defendemos la enseñanza católica, sí, lo hacemos. Nuestra identidad católica y la fidelidad a sus enseñanzas están en el centro de nuestra misión. La universidad abraza sin reservas la articulación de la ley moral de la Iglesia, incluyendo su articulación de aquellas verdades que tratan sobre la naturaleza encarnada de la persona humana y la sexualidad humana. Si alguien se pregunta si protegeremos los derechos civiles de todos los miembros de nuestra comunidad, podemos decir inequívocamente que lo haremos. La Universidad de Dallas se esfuerza por respetar la dignidad intrínseca de todas y cada una de las personas en un espíritu de verdad y caridad”.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *