DESTACADOSEL MUNDOEscandalosa declaración pro aborto del ‘Pontificio Instituto Teológico Juan Pablo ll’, del Vaticano.

ACNenero 22, 20211
  • En la página de Facebook del Pontificio Instituto Teológico Juan Pablo II, apareció una publicación escandalosa en Facebook que, en apoyo de Joe Biden, afirma que “defender el derecho al aborto no significa defender el aborto”.

 

  • Un juicio diametralmente opuesto al que fue el Magisterio del Papa polaco, que no merece ser enlodado continuamente. Más bien, deberìan llamarlo Instituto Amoris Laetitia.

por RICCARDO CASCIOLI.

“Defender el derecho al aborto no significa defender el aborto”. ¿Quién ha dicho tal idiotez? Nada menos que el Pontificio Instituto Teológico Juan Pablo II lo plasmó en blanco y negro y lo publicó en Facebook para defender la “catolicidad” del nuevo presidente estadounidense Joe Biden. Con razón, la publicación ha despertado una serie de reacciones de indignación en la red, e incluso fuera, lo que obligó al Instituto a eliminar la publicación después de unas horas (de las que obviamente quedan las capturas de pantalla).

Además, todo surge de una publicación que relanza el artículo que apareció originalmente en el Huffington Post con el título inequívoco: “Joe Biden, un católico en la Casa Blanca entre los venenos de la Iglesia estadounidense” (la “c” deliberadamente pequeña de la Iglesia). La tesis del artículo es fácil de entender: Biden representa el verdadero catolicismo, el “Evangelio social”, la tradición conciliar, la plena sintonía con el Papa Francisco; mientras que los obispos que lo critican son el remanente de un pasado fundado en la “retórica de principios no negociables”. Nada mal como artículo del día elegido por los dirigentes de ese Instituto querido por Juan Pablo II para fortalecer la familia, en el marco de una acción más amplia para promover principios innegociables.

Y de hecho las reacciones negativas comenzaron a inundar, por lo que el editor anónimo de la página que firma en nombre del Instituto comenzó a replicar golpe por golpe, tratando de defender precisamente el contenido del artículo y la consistencia de Biden como católico, y es al final de un largo ida y vuelta que se le ocurrió la desconcertante respuesta anterior: “Defender el derecho al aborto no significa defender el aborto. Pero sobre todo si tuviéramos que ceder patentes de catolicidad sobre la base de posiciones políticas, muy pocos políticos podrían definirse como católicos ”. Entonces defender el derecho al aborto es una opinión política como muchas otras, para los responsables de la institución.

Por supuesto, el golpe de Estado del verano de 2019 liderado por el nuevo canciller buscado por el Papa Francisco, Monseñor Vincenzo Paglia, subvirtió la misión y la identidad del Instituto ( haga clic aquí para saber más), pero las declaraciones públicas contradicen claramente la Faltaba todavía el magisterio de la Iglesia. Fue necesario iniciar una discusión en las redes sociales para sacar a relucir el verdadero pensamiento de estas nuevas élites. Una verdadera blasfemia contra Juan Pablo II, que a lo largo de su pontificado se dedicó a explicar la inhumanidad de la posición expresada por esa frase, que es irreconciliable con la fe católica.

Bastaría con volver a leer la encíclica Evangelium Vitae (1995),con su denuncia y condena del relativismo ético del que surgen posiciones que justifican el apoyo a las leyes sobre aborto y eutanasia: “Reclamar el derecho al aborto, infanticidio, eutanasia y reconocerlo legalmente – escribió Juan Pablo II in Evangelium Vitae (n. 20) – equivale a atribuir a la libertad humana un sentido  perverso e inicuo:  el de  poder absoluto sobre los demás y contra los demás. Pero esta es la muerte de la verdadera libertad ».

Irónicamente, la escandalosa afirmación del Instituto Juan Pablo II,precedida por unas horas de una esclarecedora declaración de Joe Biden: ayer celebramos por un lado el Día de la Santidad de la Vida, instituido por Donald Trump, y por el otro recordamos el 48 aniversario del fallo Roe vs Wade que legalizó el aborto en los Estados Unidos. Pues Biden, con su diputada Kamala Harris, ha elegido el segundo aniversario con una declaración en la que se compromete a promover el acceso universal al aborto. Un derecho que, dice Biden, ha sido severamente atacado durante los últimos 4 años. Parte de esto es también el compromiso de nombrar jueces de la Corte Suprema para evitar que los nombramientos de Trump bloqueen el aborto. Es una confirmación indirecta del plan de aumentar el número de jueces de la Corte Suprema para que los liberales recuperen la mayoría.

Está claro que los vítores apasionados que los líderes de la Santa Sede han hecho por Biden, y que el Instituto Juan Pablo II expresó con tanta crudeza en Facebook, era muy consciente de que el impulso por la difusión del aborto estaba entre las principales prioridades de la nueva presidente. Así como la promoción de la agenda LGBT dirigida a la destrucción de la familia natural. Cuánto más se puede pensar en la sensibilidad y comprensión de la sociedad occidental de Juan Pablo II.

Por tanto, sería un acto de dignidad y honestidad intelectual que los “nuevos maestros” del Pontificio Instituto Teológico para las Ciencias del Matrimonio y de la Familia quitaran del título el nombre de Juan Pablo II. Basta haber traicionado al Magisterio, no es necesario empañar continuamente su memoria. Y dado que la Estrella del Norte del actual Instituto se considera expresamente la Exhortación Apostólica Amoris Laetitia , conviene rebautizarla como Pontificio Instituto Amoris Laetitia. Al menos sería una contribución a la claridad.

fuente: la nuova bussola quotidiana.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Comentario

  • José

    enero 25, 2021 at 3:03 pm

    La posición del Papa y por lo tanto del Vaticano en contra del aborto es muy clara y reiterada. No traten de confundir a los católicos. Solo un ignorante puede creer las medias mentiras que dice este artículo.

    Responder

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *