CULTURA RELIGIOSAEL MUNDOVIDA Y FAMILIALa cultura de los pueblos está amenazada.

ACNenero 21, 2021

La cultura se refiere al conjunto de bienes materiales y valores de un grupo social transmitido de generación en generación a fin de orientar las prácticas individuales y colectivas. En ella se Incluye lengua, procesos, modos de vida, costumbres, tradiciones, hábitos, patrones, herramientas y conocimiento.

Desde hace más de 50 años un grupo de intelectuales y filósofos propagan pensamientos que tienen como foco esencial la “Revolución de la cultura de los pueblos” y las creencias de los mismos por medio de la emancipación. Su principal objetivo es crear una plataforma teórica e ideológica para una revolución cultural. Dicen: “Es la cultura lo que forma los fundamentos que modelan la mentalidad y la visión política de las personas”. Alterándose la cultura, se transforma la mentalidad y la visión política y para alterar la cultura es imprescindible controlar el lenguaje y las ideas.

Te puede interesar: La reconstrucción del tejido social.

Para hacer esa revolución cultural, la estrategia ha sido infiltrarse en los canales institucionales, particularmente en la educación, los medios de comunicación y desde ahí realizar un adoctrinamiento. Propician que los pueblos se enajenen y hacen que las personas pierdan los sentidos, su tradición, y vayan cambiando sus usos y costumbres e imiten la novedad de las demás culturas y violenten lo positivo de ellas, engañados con el afán de modernizarse, imposibilitando la manera de heredar las raíces de lo esencial de su cultura a sus hijos. Las personas toleran que se les arrebate el alma, sus tradiciones se pierden, junto con su fisonomía y su consistencia moral.

La idea central sutil de esta nueva forma es acabar con la cultura, para que vacíen su historia y las nuevas generaciones vayan olvidándose de ellas, de su sentido, de sus orígenes y así se pueda manipular el sentido de su ser. Las corrientes ideológicas, el significado de las palabras, han sido manoseadas y desfiguradas para utilizarlas como instrumento de dominación, como títulos vacíos de contenido que pueden servir para justificar cualquier acción, por ejemplo: libertad, democracia, verdad, entre muchas más.

Entre las cuestiones que debilitan y menoscaban la vida de las familias de los pueblos, encontramos la ideología de género, según la cual cada uno puede escoger su orientación sexual, sin tomar en cuenta las diferencias dadas por la naturaleza humana. Esto ha provocado modificaciones legales que hieren gravemente la dignidad del matrimonio y el respeto al derecho a la vida. La identidad como familia se pone en riesgo.


 

PUBLICIDAD

 

Urge tomar conciencia de la situación de estas ideologías porque somos testigos que a nivel masivo se pretende una Revolución cultural, por la imposición de “culturas artificiales” despreciando las culturas locales y en el peor de los casos, tendiendo a imponer una “cultura homogeneizada” en cada uno de los sectores de la población. A lo que puedo decir que se pretende imponer que se viva día a día, sin programas a largo plazo, ni apegos personales y comunitarios, considerando las relaciones humanas objeto de consumo o intercambio, trayendo consigo relaciones afectivas sin compromiso responsables y definitivas.

Por Ruan Angel Badillo Lagos

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *