DESTACADOSEL MUNDOLos pobres, la santidad de vida y las libertades de religión y educativa, defendidas por Trump.

Los últimos tres actos de Trump recuerdan a los estadounidenses "que no habrá prosperidad hasta que termine el aborto y todos sean considerados hijos de Dios", que las familias pobres deben recibir ayudas para la educación de los niños, que sin libertad religiosa no hay democracia.
ACNenero 19, 2021

Promoción de la santidad de la vida, de la libertad religiosa y educativa. Estos son los últimos tres actos que el presidente saliente Donald Trump ha elegido para saludar al pueblo estadounidense. Con tres proclamas que demuestran cuánto ha correspondido políticamente el magnate protestante a lo que sostiene la Doctrina Social de la Iglesia. Él, “El Presidente del Pueblo”, como le gustaba que le llamaran, no solo defendió principios no negociables como primer factor de paz social, sino también a las clases más bajas (es el presidente republicano que más votos obtuvo de la población afroamericana e hispano).

Es así que, para decir que su elección no estuvo dictada por un interés puramente electoral, el 15 de enero eligió el día siguiente como día para celebrar la libertad religiosa, recordando que la defendió tanto en el mundo ( con fondos a iglesias que trabajan para proteger a las minorías religiosas) y en los Estados Unidos, después de la era de Obama, que vio a varios institutos religiosos, escuelas, hospitales y empresas de propietarios cristianos obligados a seguir reglas contrarias a su conciencia sobre el aborto y familia. Por ello, aclaró el mandatario, “también hemos protegido el derecho de los trabajadores de la salud a no ser obligados a realizar trámites que vulneren sus creencias más profundas”, asegurando también “que los lugares de culto y otras organizaciones religiosas puedan recibir préstamos. ..con los mismos parámetros que cualquier otra entidad “. Trump luego habló sobre el esfuerzo de su administración para que los gobernadores estatales protejan la libertad de culto como un derecho principal incluso durante la epidemia de coronavirus.

Te puede interesar: El ayuntamiento de un pueblo español derriba una cruz por ser “franquista”.

El mandatario agregó que “hemos puesto fin a las políticas equivocadas de negar el acceso a la financiación de la educación a los colegios y universidades a las que históricamente asistía la población negra debido a su carácter religioso y de negar préstamos a quienes realizan servicios públicos en organizaciones religiosas “. Una medida que también permitió a los pobres recibir becas para asistir a universidades religiosas de alto nivel. Esto está relacionado con la Proclamación de Trump del 17 de enero de la Semana Nacional de Libertad de Elección Educativa (24-30 de enero de 2021) a favor de la financiación para todas las personas pobres que se ven obligadas a elegir una educación mediocre debido a sus ingresos.

Finalmente, el 17 de enero también proclamó el Día Nacional de la Santidad de la Vida Humana (22 de enero) para apoyar lo que explicó la Madre Teresa de Calcuta, que hasta que cese el aborto, la paz nunca existirá entre los hombres. Trump dijo esto cuando dijo que solo “cuando cada persona sea tratada como un hijo amado de Dios, las personas podrán alcanzar su máximo potencial, las comunidades podrán florecer y Estados Unidos será un lugar de esperanza y libertad”. Además, como aseguró la hermana Dede Byrnedurante la Convención Republicana de 2020, “la fe (de Trump) en la santidad de la vida trasciende la política”. De hecho, en su declaración dominical el presidente reiteró: “Toda vida humana es un regalo para el mundo. Ya sea nacido o no nacido, joven o viejo, sano o enfermo, cada persona ha sido creada a la santa imagen de Dios ”. Sin embargo, Trump, como tantos de sus predecesores, no se conformó con hablar de apoyo a la vida, juzgando las leyes del aborto como intocables, tanto que, leemos, “estamos casi 50 años después del Roe v. Wade de la Corte Suprema “, un fallo” constitucionalmente defectuoso “que” anuló las leyes estatales que prohibían el aborto causando la pérdida de más de 50 millones de vidas inocentes”.

Trump, a pesar de un poder que ha tratado de aplastarlo en todos los sentidos  con irregularidades y una fuerte presión que duró más de cuatro años, expresó su esperanza porque “madres fuertes, estudiantes valientes, miembros maravillosos de la comunidad y personas de fe están liderando un poderoso movimiento para despertar el conciencia de América y restablecer la convicción de que toda vida es digna de respeto … la invitación a que toda persona reconozca la santidad de la vida resuena más fuerte que nunca en América “, tanto que” en la última década, el ritmo de los abortos ha disminuido constantemente y hoy más de tres de cada cuatro estadounidenses están a favor de las restricciones al aborto”.


 

PUBLICIDAD

El presidente enumeró sus acciones contra el aborto ( aquí una en línea con la otra). Cuando comenzaron los ataques contra las agencias religiosas de crianza que se niegan a dar niños a personas del mismo sexo, “mi administración ha protegido el papel vital de la adopción basada en la fe”. Los actos internacionales contra el aborto se enumeran entonces como un derecho (como en la ONU aquí  y aquí) Financiamiento para la investigación del síndrome de Down y la reciente orden ejecutiva que requiere la ayuda de los niños que sobrevivieron al aborto y nacieron vivos. ¿Qué pasa con los “más de 200 jueces federales” que no interpretan la Constitución pero la leen como es, es decir, una carta que sigue la ley natural y defiende la vida? Y esto, a pesar de que “algunos en Washington luchan por mantener a los Estados Unidos entre un pequeño puñado de naciones, incluidas Corea del Norte y China, que permiten abortos selectivos después de la vigésima semana ”.

Finalmente, pidió a los estadounidenses que “hablen en nombre de aquellos que no tienen voz … y apoyen a cada madre heroica que elige la vida … para defender la vida de cada niño inocente y no nacido, cada uno de los cuales puede traer amor , alegría, belleza y gracia increíbles para nuestra nación y el mundo entero … Le pido a cada ciudadano de esta gran nación que escuche el sonido del silencio causado por una generación perdida y luego levante la voz por todos aquellos que han sido afectados por el ‘aborto”.

Así se hizo eco el discurso de la Primera Dama Melania Trump  sobre su labor a favor de las víctimas inocentes de la trata de personas y el tráfico de internet.

Así sale Trump de la Casa Blanca, amado por la gente y opuesto por las élites. Incluso aquellos cuya fe debería hacerlos estar a su lado. Porque además de la vida, la familia, la libertad de educación, de Iglesia y de fe, Trump no se ha olvidado de los últimos. Proteger a su nación, como lo hizo, de la delincuencia y el terrorismo  que trae consigo la inmigración masiva, no le impidió hacer lo que admitía hasta la revista de izquierda Limes , cuyo análisis aquí retomó Antonio Socci.

Se habla de “élites liberales exigentes incapaces de escuchar a los deplorables (término con el que Clinton definió a los votantes de Trump, ed)” mientras que Trump, “el perdedor más votado en la historia de Estados Unidos” obtuvo más de 75 millones de votos (contados, recuerde que hay evidencia en video de fraude electoral) también porque “bajo él el salario básico de la franja salarial más baja ha crecido un 4,5%, el ingreso medio por familia ha pasado de $ 62.898 en 2016 a $ 68.703 en 2019 .. Trump financió universidades históricamente negras (HBcu). Y cerca de 4 mil negros fueron encarcelados por el impulso ultrarepresivo del Crime Bill redactado en 1994 por un tal Joe Biden ”, mientras que“ el pasado septiembre el 56% de los votantes dijo estar mejor que cuatro años antes ”. Decir que también son losencuestas a boca de urna que confirmaron que Trump recibió el 26% de los votos no blancos con el 11% de los afroamericanos, el 31% de los hispanos y el 30% de los asiáticoamericanos, 3 puntos porcentuales más que en 2016 entre los tres grupos.

Pero quizás esto no sea lo que interesa a quienes continuamente hablan de los pobres, olvidando que sin la defensa de los más pequeños, los niños asesinados y sin voz, hasta la lucha por los pobres parece instrumental. Si bien es difícil para quienes se hacen la cara por quienes no tienen derechos, no respetan realmente la dignidad de todos los demás seres humanos. Tanto es así que los dem ahora son considerados el partido de la élite.

Articulo publicado en La Nuova Bussola Quotidiana/Benedetta Frigerio

Traducido con Google Traductor

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *