COVID-19CULTURA RELIGIOSAEN MÉXICORector de Basílica de Guadalupe, en confinamiento por covid-19.

La INBG ha sido uno de los santuarios más impactados por las medidas sanitarias preventivas mermando igualmente sus ingresos económicos como en miles de parroquias en México.
ACNenero 14, 2021

Tras notorias ausencias del rector de Basílica de Guadalupe, Mons. Salvador Martínez Ávila, se ha conocido el confinamiento del sacerdote quien estaría infectado por el virus del covid-19, según ha trascendido en el presbiterio arquidiocesano, y sin complicaciones mayores.

La situación podría ser más aguda al saberse que otros dos canónigos también padecerían la enfermedad, uno más estaría ya recuperado; los trabajadores del santuario, en semanas recientes, no pasarían mejor situación, al menos un guardia de seguridad murió en los últimos días, víctima de la pandemia.

Te puede interesar: Fallece otro sacerdote mexicano; era vocero de la diócesis de Veracruz.

Basílica de Guadalupe ha sido uno de los santuarios más impactados por las medidas sanitarias preventivas mermando igualmente sus ingresos económicos como en miles de parroquias en México. A lo largo del año, ha debido aplicar protocolos para regular el flujo de visitantes, la cancelación de miles de peregrinaciones y, el 12 de diciembre, cerró sus puertas tras la decisión de las autoridades de Ciudad de México y del gobierno de la República para llamar a millones de peregrinos a no asistir a las tradicionales mañanitas, mientras estamos en la cuesta más dura de la pandemia en la capital del país.

En junio, a través de este blog, se dio cuenta de la dura situación ocurrida en el cabildo cuando un canónigo emérito fue internado por la urgente condición de su salud; lamentablemente en ese tiempo, el padre Francisco Javier Arteaga Gutiérrez, capellán de coro del santuario, murió después de dos semanas de lucha contra el covid-19.

Todo esto tuvo notable relevancia por darse al seno de Basílica de Guadalupe, santuario al cual se han invertido quizá millones de pesos en la sanitización, cuidado e insumos, no sólo para la reapertura, también porque es el aséptico lugar escogido por el arzobispo Aguiar Retes. Y aunque se han dicho que hay “protocolos extraordinarios” para garantizar la seguridad de los fieles durante el semáforo rojo, ya que, al contrario de otros sitios de culto, el santuario mantiene una apertura parcial de servicios litúrgicos, este sábado 16 de enero, después de dos semanas por haberse tomado “unos días de descanso, el arzobispo Aguiar Retes retomará la virtualidad de sus actividades presidiendo la misa en ocasión de la peregrinación arquidiocesana supuestamente en vivo. A esto se suma el brote de covid-19 surgido al seno del Consejo episcopal, al haber confinado a cuatro auxiliares debido a la condición delicada del obispo Francisco Daniel Rivera Sánchez, de cual no se sabe con certidumbre cómo ha sido la evolución de su salud.

Así, en medio de esta ‘dura prueba’, Basílica de Guadalupe abre este 2021 difícil, no sólo por el reto de preservar condiciones para garantizar la salud de los integrantes del cabildo, trabajadores, colaboradores y fieles. A la fecha, además de Salvador Martínez, dos exrectores y canónigos del cabildo, Enrique Glennie Graue y Diego Monroy Ponce, ya tuvieron la afección la cual superaron satisfactoriamente.

Con información de Religión Digital/Guillermo Gazanini Espinoza

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *