CULTURA RELIGIOSADESTACADOSEL MUNDO“Espantosa” mortandad de niños, en casas para madres solteras atendidas por la Iglesia en Irlanda.

Después de que se conociera un informe sobre la tasa de mortalidad «espantosa» que hubo entre los bebés de hogares para madres solteras irlandesas entre 1922 y 1998 en esos centros gestionados por la Iglesia católica, la institución presentó «sus excusas sin reserva».
ACNenero 14, 2021

Tras la publicación del demoledor informe, el arzobispo de Dublín, Mons. Eamon Martin, calificó el hecho como «un capítulo oscuro de la vida de la Iglesia y de la sociedad».

Este informe fue encomendado por el Gobierno en el 2015 a una comisión de investigación y sus resultados dejan en evidencia cómo jóvenes mujeres solteras embarazadas (56.000 en el período estudiado) fueron escondidas durante años de la sociedad.

Te puede interesar: Millones de niños se enfrentan a enfermedades mentales por la cuarentena, asegura nuevo informe.

El texto denuncia también la alta tasa de mortalidad infantil antes del año de vida, en los 18 centros estudiados, una cifra que el mismo informe califica de «espantosa». El documento resalta que «cerca de 9.000 niños de estas instituciones murieron», es decir, cerca de «un 15 % de todos los niños que estaban en esos hogares».

La misión de estas instituciones era acoger a las niñas y jovencitas que eran rechazadas por sus familias que no tenían otra «alternativa». Los niños que nacían eran considerados ilegítimos y eran normalmente separados de sus madres para darlos en adopción, rompiendo todo vínculo con sus familias biológicas.

El informe asegura que antes de 1960, estos hogares no «salvaban la vida de los niños ilegítimos» y que al contrario «parecían reducir las perspectivas de supervivencia de esos menores».

«Lamentamos que tantos bebés hayan muerto»

«Reconozco que la Iglesia formó parte de esta cultura donde la gente era frecuentemente estigmatizada, juzgada o rechazada», dijo en su declaración Eamon Martin.

«Por eso, y por el dolor duradero y la angustia emocional que resultó, pido disculpas de todo corazón a los sobrevivientes y a todos aquellos que han sido personalmente tocados por las realidades que el informe revela».

Las hermanas del Sagrado Corazón de Jesús y de la María, una congregación de monjas que poseía y dirigía tres de los más grandes hogares de menores en Irlanda en el período analizado, reaccionó también a estas revelaciones.

«Nos causa mucho dolor la muerte de bebés mientras estaban a nuestro cuidado», escribió la congregación religiosa en un comunicado.

«Lamentamos sinceramente que tantos bebés hayan muerto, en particular en el hogar de Bessborough en los años 40 ( en 1943 falleció un 75% de los bebés de este hogar, según el informe). Y queremos también reconocer el terrible sufrimiento y las pérdidas que sufrieron las madres.»

Un «capítulo oscuro, difícil y vergonzoso de la historia de Irlanda»

El primer ministro irlandés, Micheál Martin, dijo el martes que el país debe «hacer frente a la verdad de (su) pasado» y reconoció que las jovencitas y sus hijos que pasaron por estos hogares habían pagado un alto tributo a la «moral religiosa perversa» de Irlanda en las décadas pasadas.

«Teníamos una actitud completamente deformada en lo que respecta a la sexualidad y la intimidad. Estas jóvenes madres y sus hijos e hijas pagaron un precio terrible por este disfuncionamiento», continuó.

El jefe de Gobierno irlandés presentó en el Parlamento este miércoles 13 de enero una disculpa formal a los afectados por el escándalo que ha calificado de «capítulo oscuro, difícil y vergonzoso de la historia irlandesa reciente».

«El informe deja en claro que durante décadas Irlanda ha tenido una cultura asfixiante, opresiva y brutalmente misógina (con) un estigma generalizado contra las madres solteras y sus hijos», dijo por su lado el ministro de la Infancia, Roderic O’Gorman.

Una asociación que agrupa a los sobrevivientes, calificó el informe como «realmente impactante», aunque lamentó que el texto no refleja plenamente el papel desempeñado por el Estado en el manejo de estas instituciones.

«Lo que sucedió fue solo una faceta del Estado recién establecido que era profundamente anti-mujeres tanto en sus leyes como en su cultura», enfatizó el grupo, que considera que la declaración de Micheál Martin, afirmando que la sociedad irlandesa tuvo la culpa, es una manera de «liberarse de responsabilidades.

Este informe debería tener consecuencias rápidamente. Según ‘The Irish Times’, se espera que el Gobierno irlandés presente propuestas para un plan de reparación antes del 30 de abril, con compensación financiera pagada a los sobrevivientes. También se pedirá a las órdenes religiosas que administraban estos hogares que contribuyan a la compensación económica.

También se introducirán cambios legales para dar a los sobrevivientes el derecho a acceder a los sumarios, incluidos los registros de adopción.

Con información de InfoCatólica 

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *