CULTURA RELIGIOSAEL MUNDOFORMACIÓN RELIGIOSA“El mundo que me gustaría”. Sobre Tg5 Fabio Marchese Ragona en conversación con el Papa Francisco.

ACNenero 11, 2021

La entrevista mundial exclusiva con Tg5 del Papa Francisco se emitió ayer domingo 10 de enero de 2021 a las 20.40 horas del Canal 5. En la entrevista titulada “El mundo que me gustaría. Parla Papa Francesco “con su amigo y colega vaticano Mediaset Fabio Marchese Ragona, que tuvo lugar en la Domus Sanctae Marthae de la Ciudad del Vaticano, el Santo Padre abordó diversos temas, entre ellos la pandemia del SARS-CoV-2, la vacuna contra la enfermedad que provoca el Covid-19, los disturbios en Estados Unidos, el aborto, la cultura del descarte, la política y cómo ha cambiado su vida debido al coronavirus. Por la noche, dedicada íntegramente al Papa Francisco, después de la entrevista siguió la proyección de la película de Mediaset “Llámame Francisco – El Papa del pueblo”, que cuenta la historia personal y espiritual de Jorge Mario Bergoglio, nacido de inmigrantes italianos en Argentina. El viaje cuenta su juventud, su vocación y su formación, hasta su elección como Obispo de Roma y 266 ° Papa de la Iglesia Católica Romana, 8 ° Soberano del Estado de la Ciudad del Vaticano el 13 de marzo de 2013. Al final de la proyección de la película, hubo un comentario especial editado por Tg5, sobre las palabras del Papa dirigido por Cesare Buonamici con invitados y expertos en el estudio.

“Para salir de esta crisis con la cabeza en alto y de una mejor manera, debemos ser realistas”, dijo el Papa Francisco al experto vaticano de Mediaset Fabio Marchese Ragona. “La clase ejecutiva tiene derecho a tener diferentes puntos de vista ya imponer su propia política. Pero en este tiempo debemos jugar por la unidad, siempre. En este tiempo -agregó- no hay derecho a alejarse de la unidad. La lucha política es algo noble, pero si los políticos enfatizan más el interés personal en el interés común, estropean las cosas ”. “Ahora mismo toda la clase ejecutiva no tiene derecho a decir ‘yo’. Hay que decir ‘nosotros’ y buscar la unidad ante la crisis – reiteró el Santo Padre al responder a las preguntas de Fabio Marchese Ragona -. Después de la crisis todo el mundo vuelve a decir ‘yo’, pero en este momento, un político, incluso un directivo, un obispo, un sacerdote, que no tiene la capacidad de decir “nosotros” no está a la altura. ‘Nosotros’, el bien común de todos, debe prevalecer. La unidad es más grande que el conflicto ”.

Según Francis, “los conflictos son necesarios, pero ahora mismo tienen que tomar vacaciones. Debe enfatizarse la unidad del país, de la iglesia y de la sociedad. Quienes dicen que ‘de esta manera se pueden perder las elecciones’ dicen que no es el momento, este es el momento de la recolección. ‘La uva se cosecha en otoño’, este es el momento de paz y no de crisis, hay que sembrar el bien común ”. “Les digo a todos los líderes – pastorales, políticos, emprendedores – que borren la palabra ‘yo’ por un tiempo y digan la palabra ‘nosotros’. Pierdes una oportunidad: la historia te dará otra. Pero no hagas tu negociación, tu tienda en la piel de los hermanos y hermanas que están sufriendo la crisis. Ante la crisis, todos juntos, ‘nosotros’, cancelamos el ‘yo’, por el momento “, añadió el Papa.” ¿Por dónde empezar de nuevo? Empiezo de una certeza. La pandemia fue una crisis de un año que continúa en la actualidad. Pero una crisis nunca sale como antes, ni sale mejor ni peor. Este es el problema: ¿cómo salir mejor y no peor? ¿Qué nos espera en el futuro? Es nuestra decisión ”, dijo nuevamente el Papa Francisco. “Si queremos salir mejor tendremos que tomar un camino, si queremos retomar las mismas cosas que antes el camino será otro camino, y será negativo. Y además de la pandemia, habrá una derrota más: la de no haber salido mejor ”, explicó el Pontífice. “Para salir de esta crisis de frente y de una mejor manera, debemos ser realistas. Se necesita realismo ”, continuó Francis. Este es el problema: ¿cómo salir mejor y no peor? ¿Qué nos espera en el futuro? Es nuestra decisión ”, dijo nuevamente el Papa Francisco. “Si queremos salir mejor tendremos que tomar un camino, si queremos retomar las mismas cosas que antes el camino será otro camino, y será negativo. Y además de la pandemia, habrá una derrota más: la de no haber salido mejor ”, explicó el Pontífice. “Para salir de esta crisis de frente y de una mejor manera, debemos ser realistas. Se necesita realismo ”, continuó Francis. Este es el problema: ¿cómo salir mejor y no peor? ¿Qué nos espera en el futuro? Es nuestra decisión ”, dijo nuevamente el Papa Francisco. “Si queremos salir mejor tendremos que tomar un camino, si queremos retomar las mismas cosas que antes el camino será otro camino, y será negativo. Y además de la pandemia, habrá una derrota más: la de no haber salido mejor ”, explicó el Pontífice. “Para salir de esta crisis de frente y de una mejor manera, debemos ser realistas. Se necesita realismo ”, continuó Francis. y será negativo. Y además de la pandemia, habrá una derrota más: la de no haber salido mejor ”, explicó el Pontífice. “Para salir de esta crisis de frente y de una mejor manera, debemos ser realistas. Se necesita realismo ”, continuó Francis. y será negativo. Y además de la pandemia, habrá una derrota más: la de no haber salido mejor ”, explicó el Pontífice. “Para salir de esta crisis de frente y de una mejor manera, debemos ser realistas. Se necesita realismo ”, continuó Francis.

Entonces Francis habló del aborto. “Alguien dice que si hay algo que podamos hacer, la religión nos entenderá. Pero el problema de la muerte no es un problema religioso, ojo: es un problema humano, prerreligioso, es un problema de ética humana. Entonces las religiones lo siguen, pero es un problema que hasta un ateo debe resolver en su conciencia. Le hago dos preguntas a una persona que me hace pensar en este problema. ¿Tengo derecho a hacer esto? ”. “La respuesta científica: la tercera semana, casi la cuarta, están todos los órganos del nuevo ser humano en el vientre de la madre, es una vida humana. Hago esta pregunta: ¿es correcto cancelar una vida humana para resolver un problema, cualquier problema? No, eso no es justo. ¿Es correcto contratar a un sicario para resolver un problema? ¿Uno que mata la vida humana? Este es el problema del aborto. Científica y humanamente. No interfieras en las religiones que vienen después, pero la conciencia humana no se pierde ”.

“Incluso descartar a los niños sin educación se descarta para luego explotarlos: sin privarlos del hambre, crecen enfermos y mueren. Los niños no producen y se desechan. Desechar los ancianos: los ancianos no producen y se desechan. Descartar al enfermo o acelerar la muerte cuando sea terminal. Desechar para que nos sea más cómodo y no nos traiga tantos problemas. Esta es la cultura del desperdicio ”. “Descartar a los migrantes: las personas que se ahogaron en el Mediterráneo porque no les permitieron venir pesan sobre nuestra conciencia. Cómo abordarlo más tarde, ese es otro problema que los estados deben abordar con cautela y sabiduría, pero dejar que se ahoguen para resolver un problema más tarde es incorrecto. Nadie lo hace con intención, es cierto, pero si no pones los medios de ayuda es un problema. No hay intención pero hay intención. En esta cultura de usar y tirar necesitamos una cultura de acogida: en lugar de descartar la acogida. La cultura de la indiferencia no es válida. Esta es la manera de salvarnos, cercanía, hermandad, haciendo todo juntos ”.

Quién es Fabio Marchese Ragona

Fabio Marchese Ragona nació en Milán el 23 de diciembre de 1982 pero creció en Canicattì (provincia de Agrigento). Un pedazo de su corazón también pertenece a Casteltermini, la ciudad de origen de su madre Pina Badalamenti. Es un experto vaticano del Grupo Mediaset.
Comenzó su carrera como colaborador de alguna televisión local siciliana. Se licenció en Ciencias de la Comunicación en Roma primero en diciembre de 2004 (título de tres años) y luego en diciembre de 2006 (título de especialista). Posteriormente, en Milán, cursó el Máster de Periodismo de dos años en el Campus Multimedia IULM – Mediaset de Milán.
Tras unas prácticas en Rai y SkyTg24, llegó a Mediaset en diciembre de 2008. Trabajó en “Studio Aperto”, “News Mediaset”, “Tgcom24”, “Tg4” y “Videonews”, el diario de Mediaset que produce los programas de información sobre Canale 5, Italia Uno y Retequattro. En abril de 2019 fue nombrado Jefe de Servicio y regresó a News Mediaset, donde ocupa el puesto de experto en el Vaticano, produciendo servicios para Tg5, Tg4, Studio Aperto y Tgcom24, el canal de noticias dentro del cual dirige y cura todos los domingos en 17 la sección “Salas del Vaticano”.
También colabora, como vaticanista, con el periódico Il Giornale y en el pasado ha escrito (del Vaticano y otros) para Panorama, L’Espresso, Il Foglio, Corriere della Sera Magazine, Wired.it, Repubblica.it y Vatican Insider-La Stampa. .

Es autor de “Il Sorriso di Karol”, documental de Tgcom24 sobre San Juan Pablo II. En mayo de 2016 escribió “Vatican Power”, un folleto sobre la diplomacia del Papa Francisco publicado por Il Giornale. En 2015 también colaboró ​​en el “Vocabulario del Papa Francisco” publicado por Elledici. Es autor de “Todos los hombres de Francisco” (Edizioni San Paolo 2018), “El caso Marcinkus – El banquero de Dios y la lucha del Papa Francisco contra las finanzas malditas” (Chiarelettere 2018), “Los nuevos cardenales de Francisco” (Edizioni San Paolo 2019), “Mi nombre es Satanás – Historias de exorcismos del Vaticano a Medjugorje” (Edizioni San Paolo 2020).

TG5 Special: “El mundo que me gustaría”. Fabio Marchese Ragona entrevista al Papa Bergoglio en exclusiva mundial. Emitido el domingo 10 de enero, a las 20.40 horas, en Canale 5.

Seguí en el perfil de Facebook de mi amigo AC un intercambio de puntos de vista sobre la conversación de Fabio Marchese Ragona con el Papa Francisco y, como he hecho en ocasiones en el pasado, relato a continuación algunas observaciones que me parecen útiles, en el camino de la metacognición, para comprender Jorge Maria Bergoglio / Papa Francisco. AC formuló el significado en un comentario, refiriéndose al Santo Padre: «Ha expresado varias veces un núcleo filosófico de ideas que también ha confirmado en esta entrevista. En mi opinión, es útil abordar estas ideas sin una demonización o personalización excesiva, para que otros también puedan reflexionar y razonar, sin estar demasiado absortos en luchas de “despliegue” ».
Feliz lectura y buena reflexión.
VvB

AC: “La unidad es superior al conflicto, nosotros es superior al ego, el interés general es superior al interés partidista”. Este Papa es culturalmente ajeno a los principios liberal-democráticos. Su amistad con dictadores de izquierda, que se expresa con gestos y actos de gobierno muy precisos, tiene un fundamento teórico claro y explícito.
IR a AC: Según esto, la salvación es una cuestión de afiliación política, absurdo.
MS a AC: Nos han trasladado a la fuerza a este reino que no nos pertenece y cuyos principios no podemos reconocer, pero nos dicen que son “éticamente correctos” y nosotros como perfectos idiotas les creemos.
AC a RI y MS: Seguí la entrevista en Canale 5. En mi opinión, debemos tener cuidado de no demonizar al Papa o personalizar excesivamente la pregunta. Quizás alguien se sorprenda de que sea yo quien haga tal invitación, que no pierda la oportunidad de criticar duramente al Papa y, a veces, incluso burlarse de él (¡pero siempre con amabilidad y fraternidad!). De la entrevista nos damos cuenta de que estamos ante un hombre de 84 años que cree firmemente en la bondad de sus creencias. Permítanme ser claro: esto no les impide equivocarse y ser criticados. Pero hay que reconocer la buena fe. En segundo lugar: Bergoglio es el representante más visible de una mentalidad política y una cultura absolutamente dominante en el clero, quizás con diferentes matices.
MV a AC: Estoy de acuerdo, pero este es precisamente el problema (tanto en religión como en política):
– el villano, una vez que ha logrado su objetivo, también puede actuar en beneficio de la comunidad. Quien está enamorado de sí mismo no lo está, porque se considera portador de luz y no se da cuenta de que está haciendo la obra de Lucifer;
– el villano tiene una visión concreta del mundo: le interesa el objetivo más que la narrativa. Los enamorados de sí mismos pondrán aduladores en todos los “lugares clave” que, para hacerse notar, intentarán ser aún más radicales que su amo;
– El villano da por sentado que hay quienes desaprueban sus acciones y no golpean excepto aquellos que constituyen un obstáculo para tales acciones (y en la medida del obstáculo). Quien está enamorado de sí mismo ve en quien lo contradice un enemigo de la verdad y, sin vacilación moral y sin piedad, pega y condena al ostracismo a quien intenta desviarse de su pensamiento;
– el bribón está interesado en sus propios fines. Quien se ama a sí mismo cambia sus estados de ánimo por la justicia divina.
AC to MV: ¡Gracias por la consideración! Yo diría que hay dos niveles de consideración: el de la discusión de ideas; el de las acciones y elecciones prácticas que se inspiran en esas ideas. Son dos pisos distintos pero no separados. En aras de la verdad y la justicia, no se puede apartar a las víctimas de la falta de escrúpulos de este Papa, envuelto en buenas intenciones e “interés general”. Un moralismo para uso y consumo de los responsables. No sé si el Papa está enamorado de sí mismo ni cuánto. Cualquiera puede, si quiere, ver los frutos de quienes promueven una fraternidad barata. En la Compañía de Jesús, ambiente en el que se formó este Papa, la fraternidad entre los mismos jesuitas no es, notoriamente, un punto fuerte. Para mí es un efecto inevitable de sus premisas ideológicas y políticas.
MV to AC: Muchas veces la solución está en lo banal y yo -sin excluir que alguien más astuto y oculto haya hecho de esta banalidad su instrumento de control- me empecé a explicar muchas cosas con simple vanidad, desde las primeras cortinas. la ráfaga de viento que hizo volar el casquete en beneficio de los adoradores corifos y sus admirados gritos.
MB a AC: Da lecturas demasiado políticas y refinadas. Bergoglio quiere hasta ahora dos cosas: preservar su autoridad y menospreciar el papado en el que dudo que crea, en la idea del sacerdocio universal. Pasó ileso bajo dictaduras negras y rojas. No creo que le importe el marxismo.
IR a AC: ¿Nos ve de buena fe?
AC to IR: Mi reconocimiento de buena fe no es una justificación ética.
MB a AC: Lo siento, pero ¿desde cuándo el ministerio petrino se basa en la buena fe y la conciencia?
AC a MB: Está convencido de buena fe de la bondad de sus convicciones. Intente afirmarlos y promoverlos de una manera éticamente sin escrúpulos. Porque “el fin justifica los medios”. Con una persona como el Papa Francisco no tendría relación personal o profesional
MB a AC: Pero la ética aplicada sin ética es Robespierre, no la ética.
IR a AC: Si es así es muy ignorante.
AC: Ciertamente no está equipado intelectualmente como sus predecesores. Pero eso no es estúpido en absoluto. Es ideológico. Y las ideologías seleccionan mal la realidad en sus diversos aspectos y relaciones. Pero es hábil, intuitivo, “rápido”. Por supuesto, carece de profundidad. Más inteligente que inteligente.
IR a AC: Sí, para nada previsora ​​y alguien que debería tener una relación directa con el Eterno no debería serlo.
AC a IR: Desde el punto de vista espiritual carece de profundidad. Lo cual, dadas las premisas, es más que predecible, inevitable.
IR a AC: El hecho de que sea jesuita y de que se haya puesto el nombre de Francisco me hace pensar que no tiene buena fe.
AC a IR: Pero he limitado el reconocimiento de la buena fe. En repetidas ocasiones ha expresado un núcleo filosófico de ideas que también ha reiterado en esta entrevista. En mi opinión, es útil abordar estas ideas sin una demonización o personalización excesiva, para que otros puedan reflexionar y razonar, sin estar demasiado absortos en las luchas de “despliegue”.
IR a AC: No estás del todo equivocado.
RZ a AC: En mi opinión, Bergoglio tiene pocas y confusas ideas, poco más que consignas de las que no capta el significado y lo que implican. Todo para él está al servicio de su poder personal, la realidad no importa: la realidad es Bergoglio y nada más.
TI a AC: ¿Teología de la liberación?
RM a TI: ¡Claro! Lleno.
AC a TI: Yo diría más bien: liberación de la teología.

Con información de Korazym/Vik van Brantegem

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *