CULTURA RELIGIOSAEN MÉXICOLIBERTAD CATÓLICALa navidad y la persecución religiosa.

ACNdiciembre 21, 2020

La Navidad, a pesar de ser una fiesta cristiana, se ha popularizado en todo el mundo. Efectivamente, hasta los no creyentes celebran “las fiestas de diciembre”, como se les dicen. Los regalos, los pinos adornados y los Santa Claus abundan en esta época y el gasto familiar se eleva. Por desgracia, el verdadero sentido de celebrar el nacimiento de Cristo se ha transformado en un mero intercambio de regalos, tal como lo hacían los paganos griegos y romanos para las fiestas de la Saturaría, es decir, el inicio del invierno.

Este nacimiento se efectúo a partir de un germen de vida que determino la naturaleza del ser engendrado, para haber nacido sobrenaturalmente debió, pues la mujer recibir en si un principio de vida venido de “arriba”. En una perspectiva natural el parto en cuestión se refiere a la constitución de un nacimiento, pero este nacimiento no es tan solo natural sino sobrenatural de ahí que la semilla depositada en María fue por obra del creador puesto que la palabra y el Espíritu son inseparables, el anuncio del ángel Gabriel, la sombra con la que fue cubierta dan prueba fehaciente de que fue obra de Dios.

Sin la seguridad de una casa, como la cantidad de mujeres en condiciones desfavorecidas, María dio a luz en un pesebre, comedero de los animales domésticos, colocó al recién nacido. Como pobre, dio a luz entre los pobres. No se da detalle sobre el parto de María, Podemos preguntarnos por todos los detalles del mismo, por las contracciones, el dolor y cada aspecto y dificultad del parto de una mujer, lo difícil de dar a luz sin la ayuda de una partera y sin un lugar e higiene apropiados. La experiencia del alumbramiento en circunstancias plenamente inhumanas, viviendo incluso el riesgo de morir.

Los ángeles anunciaron su nacimiento a los pastorcillos estos a su vez a los demás. Pese a todos los obstáculos a lo largo de la historia y hasta el día de hoy se ha extendido este buen anuncio de que ha nacido el salvador Jesús el hijo de Dios que sigue encontrando corazones que están en armonía con Él, deseosos de celebrarlo en esta navidad del 2020 ávidos de saber lo que hay que hacer para vivir intensamente este día tan especial que, junto con la alegría de los regalos, Él se hace regalo para nosotros.

Lamentablemente hoy en la actualidad en pleno siglo XXI los cristianos católicos son perseguidos en muchas partes del mundo. Sin embargo, siguen adelante, pero en Asia y África destacan por la cantidad de países que se incluyen en la Lista Mundial de la Persecución. De hecho, 1 de cada 3 cristianos en Asia sufre persecución a nivel alto, muy alto o extremo, mientras que en África se trata de 1 de cada 6.

Las persecuciones de cualquier tipo son actos deplorables especialmente aquellas que son de tipo religioso porque limitan la libertad del ser humano en su relación con Dios. Lamentablemente la historia universal nos muestra que las persecuciones religiosas se han originado desde la edad antigua. Ante esto poco o mucho se ha podido hacer para evitarlas. En la Declaración Universal sobre la Diversidad Cultural de la UNESCO del 2 de noviembre de 2001, aprobada por 185 Estados Miembros, documento que consta de 12 artículos y dividida en 4 secciones donde principalmente trata de interrelacionar la diversidad cultural con algunas variables como pluralidad, derechos humanos, creatividad, solidaridad internacional; redefine la palabra cultura como: «El conjunto de los rasgos distintivos espirituales y materiales, intelectuales y afectivos que caracterizan a una sociedad o a un grupo social y que abarca, además de las artes y las letras, los modos de vida, las maneras de vivir juntos, los sistemas de valores, las tradiciones y las creencias» (UNESCO, 2001). Este documento fue preparado para la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible, celebrada en Johannesburgo del 26 de agosto al 4 de La persecución religiosa en el siglo XXI | v. 6 (2017), p. 65 setiembre de 2002, apunta a garantizar la existencia de la diversidad cultural, frenando toda tentativa segregacionista y fundamentalista que a partir de finales del siglo XX y comienzos del siglo XXI, en particular después del 11 de setiembre de 2001 se ha convertido en una amenaza contra la convivencia pacífica de las civilizaciones y atentando contra la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948 así como a los pactos internacionales sobre los derechos civiles y políticos; y el otro de los derechos económicos y culturales, ambos suscritos en 1966 (UNESCO, 2004).

Por tanto, estoy en la libertad de decir: Emmanuel significa Dios con nosotros. La celebración de la Navidad nos recuerda que Dios no está lejos, sino muy cerca de nosotros. En Navidad, celebramos al Niño Jesús que es Hijo de Dios. En Él, Dios nos mostró su rostro humano, para salvarnos y amarnos desde la tierra. Jesús es el Hijo unigénito de Dios, imagen perfecta del Padre, lleno de gracia y de verdad que te está esperando en esta Navidad para que la celebres con Él.

Por Ruan Angel Badillo Lagos

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *