COVID-19DESTACADOSEN MÉXICOVIDA Y FAMILIA¡Muere enfermo de COVID frente a médicos por falta de un “ventilador” en Hospital de la CDMX!

ACNdiciembre 19, 2020

Se sigue repitiendo la historia. Ahora una vez más en la Ciudad de México dejan morir a pacientes por COVID-19 por no tener VENTILADORES; no hay camas disponibles y sin más son echados a la calle.

El derecho humano a la salud y la seguridad de la Vida en México es solo discurso político por parte del gobierno que se autodenomina de la 4ª Transformación.

En video, familiares del fallecido exhiben la negligencia del gobierno a proporcionar atención de salud y protección de la vida a ciudadanos que acuden a ese derecho público.

MÉDICOS: 

-…Si, pero no tenemos la capacidad ahorita para atenderlo.
-…No lo podemos atender señor. No tenemos camas, no tenemos dónde subirlo.
– …Les pido que se me retiren, por favor.
-…Ya se les dijo que no contamos con camas, no contamos con el servicio para poderlos atender.
-…SI TRAEN UN VENTILADOR, SIN PROBLEMAS.

LOS HIJOS: 

-…Por favor, doctor… …
-Ya no hay nada qué hacer.
-¿Ya?
-Ya falleció.
-Tu, descansa papi, no te preocupes por nosotros, vamos a estar bien.
-Hicimos todo lo que pudimos pa, te lo juro.


Una escena triste y de impotencia.

Fue un paciente de 62 años que había sido trasladado por sus hijos desde un hospital privado al Hospital General de México. Los hijos habían marcado a Locatel y el Hospital General de la CDMX les habría confirmado que habían camas disponibles. Así lo mostró en una publicación Twiter el periodista Ciro Gómez Leyva.

Por un lado se entiende la desesperación de los servidores de la salud al no contar con los “ventiladores” que requieren para los pacientes. Al no tenerlos, los esfuerzos se vuelven nulos y los pacientes quedan abandonados a su suerte. Por otro lado se sufre la anugustia de los familiares que suplican por el servicio médico, y que impotentes y desesperados ven que su familiar se les muere.

Es obvio que el gobierno ha sido rrebasado por su irresponsabilidad. En días pasados José Narro, exsecretario de Salud señaló que “la autoridad sanitaria debió haberse ejercido con capacidad y liderazgo”. Pero no, no fue así. EL mensaje que se ha dejado escuchar, desde el principio, por el ejecutivo es: “detente enemigo” o el del 4 de marzo “…hay que abrazarse, no pasa nada”.

Por otro lado la misma actitud del presidente de la República le habría entrampado para la obtención de los “ventiladores” con los que no cuentan, de manera suficiente, los hospitales públicos. Estos, son máquinas que dan soporte respiratorio a pacientes cuando no son capaces de hacerlo por su cuenta o tienen dificultad para esto, pueden llegar a suplantar las funciones de un pulmón; es decir, un “un ventilador” actúa como bomba de presión para inhalar oxígeno.

En junio pasado “La Alianza Centinela”, un proyecto colaborativo de investigación de 15 medios de  12 países de América Latina y Univisión Noticias de Estados Unidos  para cubrir la Pandemia, reveló que los países que fueron precavidos en comprar tempranamente los “ventiladores” obtuvieron ventajas en precios y existencia. Casos en los que no cuenta México porque mientras otros países adquirían estos equipos, el subsecreatrio de Salud López-Gatell y el Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguraban que, a la Pandemia, ya la tenían controlada.

La investigación, de acuerdo con la revisión de 129 contratos gubernamentales en Latinoamérica, señala que México comenzó a concretar sus primeras adquisiciones de los “ventiladores” en los últimos días de marzo para ejecutar las compras en abril y mayo, a diferencia de Argentina, Uruguay, Perú, Costa Rica, y Paraguay, quienes iniciaron desde febrero.  A eso se debió, en gran parte, que el gobierno de México comprara menor volumen de ventiladores a un mayor costo, al de otros países.

Otro problema que ha complicado la adquisición de “ventiladores” es el desorden administrativo y los actos de corrupción que destaca este gobierno.

Contratos que estuvieron envueltos en irregularidades y fueron acusados de favoritismo, a la postre fueron rescindidos. Es el caso de León Manuel Bartlett Álvarez, hijo del presidente de la Comisión Federal de Electricidad de México y amigo del presidente, Manuel Bartlett Díaz, a quien el IMSS el 8 de mayo pasado le hiciera la devolución de respiradores mecánicos, a la compañía de su propiedad Cyber Robotics Solutions. Esto, no por “conflictos de intereses” sino porque los equipos “no cumplían los requerimientos y características técnicas funcionales contratadas”.

En cualquiera de los casos, miles de mexicanos han muerto y siguen muriendo por la irresponsabilidad de un gobierno que ha sido rebasado en el manejo del Covid-19. Responsabilidad pública que tiene que ver con la frivolidad, mala administración, corrupción, manipulación en el discurso y la información.

El pasado 22 de noviembre, cuando el presidente acudió a la inauguración del Hospital Materno Infantil de Texcoco aseguró en su discurso: “ningún enfermo de covid se ha quedado sin atención, cama o médico que lo atienda, pues durante la pandemia, no fuimos rebasados”; “aun con el incremento de contagios en los últimos días, todavía se tiene un 50 % de camas disponibles en los cerca de mil hospitales destinados a atender pacientes afectados por el covid-19”. Reiteró además que había suscrito convenios con hospitales privados para contar con 150 camas adicionales para enfermos con necesidad de terapia intensiva.

Sin embargo la realidad dice otra cosa. Las camas de las que tanto hace alarde el ejecutivo no son tal. “El número es indeterminado porque no son cifras auditadas. Un hospital puede decir que tiene mil camas, ¿pero qué significan mil camas? Los propios técnicos te dicen que una cama no es literalmente una cama, sino que es el conjunto de conexiones, recursos médicos y técnicos que hay alrededor de una cama” manifestaría Eduardo Bohórquez, director ejecutivo de Transparencia Mexicana.

Hoy en conferencia, el presidente dijo: “No salgan de casa; personal médico está fatigado”.

Queda para el análisis y la reflexión la respuesta que el médico diera a los hijos del paciente por Covid-19 que ha fallecido ante la mirada de todos: “si traen ventilador, sin problemas”.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *